Beneficios de la inteligencia emocional en el liderazgo

Beneficios de la inteligencia emocional en el liderazgo
Foto: Pixabay

La inteligencia emocional es vital para el éxito de un profesional en un puesto de liderazgo, y puede definir el desempeño de una compañía.

En el pasado, era común pensar que la inteligencia solo se medía en los conocimientos matemáticos o lingüísticos. No obstante, hoy se sabe que existen diversos tipos de inteligencias, como la espacial, artística y musical.

LEE: Liderazgo: estrategias para una mejor conexión con los integrantes del equipo

En el mundo laboral, existe una que cobra gran relevancia por el contexto de incertidumbre en el que vivimos: la inteligencia emocional.

Según el psicólogo Daniel Goleman, quien la dio a conocer en la década de los noventa, la inteligencia emocional es vital para el éxito de un profesional en un puesto de liderazgo, y puede definir el desempeño general de una compañía.

Juan Pablo Marimón, profesor de ESAN Graduate School of Business, nos brinda las claves de por qué es tan importante la inteligencia emocional.

1. Permite desarrollar habilidades blandas 

Cuando uno ingresa por primera vez al mundo laboral, suelen contratarlo por sus habilidades duras, o conocimientos y conceptos adquiridos por los estudios.

Sin embargo, con el desarrollo profesional, se vuelve vital adquirir otro tipo de habilidades para poder estar a cargo de un grupo y llegar a objetivos comunes.

Las habilidades más comunes son el trabajo en equipo, la comunicación asertiva o efectiva y liderazgo -que tiene varios tipos como el situacional o transformacional.

La inteligencia emocional es transversal a todas ellas y permitirá gestionar las situaciones complejas en la oficina.

LEE: Liderazgo: ¿Cómo gestionar equipos en tiempos de teletrabajo?

2. Pondrás énfasis en la comunicación interpersonal e intrapersonal

La comunicación efectiva para evitar malentendidos o herir la sensibilidad de alguien de nuestro equipo será vital al momento de liderar a un grupo de trabajadores. 

Un aspecto clave para desarrollar nuestra inteligencia emocional es el desarrollo de nuestra autenticidad, ya que esto traerá en consecuencia también el desarrollo de nuestro carisma y definirá cómo nos comunicamos.

Esto implica ser nosotros mismos, y no quien creemos que los demás quieren que seamos.Otra clave es reconocer nuestros tres niveles de comunicación:

  • De nosotros hacia los demás, qué y cómo lo decimos

  • Desde afuera hacia nosotros

  • Nuestra comunicación interna, aquello que nos dice nuestra voz interior. Sí, nuestra voz interior, porque todos tenemos una voz que nos habla, a veces nos juega en contra y otras veces nos empodera. Gestionarla desarrollará nuestra inteligencia emocional. 
3. Nos enseña cómo funciona nuestro cerebro 

La mente es la fuente de nuestras emociones y debemos conocerla si queremos tener relaciones laborales exitosas. Un principio es que el orden en el que presentamos nuestras ideas determinará el sentimiento que tenga el recepto de nuestro mensaje.

Por ejemplo, si decimos “Me encantó mucho tu trabajo de hoy, pero cometiste algunas faltas gramaticales”, nuestro personal a cargo se quedará con la parte negativa ubicada en la parte final del mensaje.

Por el contrario, si decimos: “Aunque cometiste algunas faltas gramaticales, me encantó mucho tu trabajo de hoy”, el estado emocional de nuestro colaborador será diferente, será positivo. Asimismo, en la mente no existe la negación.

Solemos decir cosas como “No quiero que llegues tarde” o “No trabajes de aquella manera”. Sin embargo, es más efectivo enfocarse en lo positivo, cambiando aquellas frases por “Quiero que llegues temprano” o “Trabaja de esta otra manera”. 

Necesitamos enfocarnos en lo que deseamos, en nuestros objetivos, y no tratar de evitar lo que no deseamos. Esto es un trabajo diario por hacer para cada uno de nosotros.

4. La inteligencia emocional se puede desarrollar y fortalecer aún en la virtualidad

El trabajo remoto y en línea ha cambiado la dinámica de trabajo, perdiendo el contacto personal entre trabajadores. Sin embargo, pese a esta situación podemos seguir desarrollando nuestra inteligencia emocional.

Si es que tenemos algún inconveniente con un miembro de nuestro equipo, resolverlo mediante un correo o mensaje de texto no es la mejor solución ya que todos los elementos de nuestra comunicación se ven restringidos.

Por el contrario, se recomienda hacer una llamada o videollamada, para que así ambas partes queden claras y la comunicación sea más completa.

Ver a la otra persona, incluso a través de una pantalla, permitirá recibir información no verbal como gestos y tonalidad.  

LEE: Seis claves para incrementar la inteligencia emocional

LEE: ¿Por qué es importante que los emprendedores tengan inteligencia emocional?


Total
1
Shares
Post previo
Sunat propone registro de ventas e ingresos a los contribuyentes

Sunat propone registro de ventas e ingresos a los contribuyentes

Post siguiente
Bodegas: ¿Cómo impulsar su reactivación en plena crisis sanitaria?

Bodegas: ¿Cómo impulsar su reactivación en plena crisis sanitaria?

Related Posts