Cinco lecciones que nos deja el 2020

Está por concluir el año y la ocasión es propicia para reflexionar sobre lo que hemos aprendido en estos 12 meses.

La vida siempre nos deja lecciones y debemos sacar provecho de ellas. Así, nos volveremos mejores personas y ayudaremos a construir una sociedad y, un mundo mejor. Esta reflexión es muy válida, especialmente porque está por concluir el año y la ocasión es propicia para reflexionar sobre lo que hemos aprendido en estos 12 meses.

A propósito de esto, Diariamente Ali, plataforma de consejos, recetas y bienestar, comparte 5 lecciones que nos deja el 2020.

1. La familia es lo más valioso

La emergencia sanitaria y la inmovilización social obligatoria, a consecuencia del Covid-19, provocó que la mayoría de personas se quedara en casa para trabajar desde allí. Esto nos ha hecho comprender que, en tiempos de incertidumbre, una familia cálida y unida frente a la incertidumbre, es un refugio seguro, no solo porque nos brinda un techo, sino también a nivel emocional.

A muchos, este 2020 los ha hecho pasar más tiempo con sus familias, lo cual les permitió redescubrirlas, pasando tiempo de calidad con sus integrantes y apoyándose unos a otros. La familia constituye la razón para seguir adelante, sin importar lo que ocurra.

>Lee también: Consejos para mejorar la convivencia familiar

2. Es imprescindible ser organizado

Este 2020, debido al trabajo remoto, hemos tenido la oportunidad de organizarnos, no solo para cumplir con nuestras obligaciones laborales a tiempo y bien, sino también para trabajar en equipo con nuestros compañeros de trabajo, pese a la distancia

Otro punto importante es que, siendo organizados con nuestro trabajo, podemos seguir siendo eficientes y también aprovechar el día para tener una mayor comunicación con la familia, ayudar con las tareas del hogar, compartir el tiempo de ocio, etcétera.

En síntesis, aprendimos que, siendo organizados, podemos compatibilizar nuestro trabajo con la familia.

3. La adaptación es crucial para hacer frente a lo que venga

Si algo nos ha enseñado este 2020, es aprender a vivir en la incertidumbre, a consecuencia del Covid-19 y a no darnos por vencidos. La denominada nueva normalidad nos trajo cambios en la manera de trabajar, en la enseñanza, en las formas de entretenimiento, etcétera. Además, ahora debemos permanecer en casa el mayor tiempo posible; esto nos deja como enseñanza que ante los cambios, debemos ser adaptativos, flexibles, empáticos y rápidos para actuar y responder a las contingencias.

4. La tecnología es nuestra aliada

La tecnología ha sido una gran aliada este 2020, ya sea para cumplir con nuestro trabajo de manera remota, hacer nuestras compras sin salir de casa y pagar los principales servicios como la luz, el agua y el Internet. 

Sin duda, la tecnología ha sido y es nuestra gran aliada este 2020. A muchas personas les permite seguir trabajando y a nuestros hijos, hermanos o primos, seguir aprendiendo. También ofrece entretenimiento, lo cual es muy importante para no estresarnos; además, nos ayuda a mantener el contacto con nuestros seres queridos que no están en casa.

5. Valorar lo hermoso de lo cotidiano y los pequeños detalles

Otra cosa que nos ha hecho valorar este 2020 es que, a veces, los pequeños detalles son los mejores, pues ahora que no podemos estar con todos nuestros seres queridos debido a la pandemia, apreciamos más y recordamos con cariño los momentos que vivimos juntos. Antes de 2020, nadie hubiera creído que no iba a ser posible dar ni un abrazo o un beso amoroso a quienes queremos. Tal vez antes, debido al vertiginoso ritmo de vida, no nos fue posible disfrutar a plenitud de esos momentos tan cotidianos, como especiales.

Tal vez en 2021 podamos apreciar con toda su intensidad el valor de una reunión familiar, una clase presencial en el colegio o la universidad, un trabajo con nuestros colegas, salir a la calle, un abrazo, una visita familiar, ir al parque o al cine.

>Lee también: Juegos de mesa para desarrollar habilidades en los niños

Patrocinado por DiariamenteAli

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Las empresas familiares ante el COVID-19: una mirada a experiencias peruanas y uruguayas

Post siguiente

Cómo planificar tu primer proyecto de emprendimiento

Related Posts