Día de la Salchipapa: cinco recomendaciones para comerla sin dañar tu salud

Cada tercer domingo de noviembre en Perú se celebra el Día de la Salchipapa, plato emblemático de la gastronomía nacional. El consumo debe ser responsable en proporciones adecuadas por cada comensal.

Cada tercer domingo de noviembre en Perú se celebra el Día de la Salchipapa, plato emblemático de la gastronomía nacional y uno de los más solicitados entre los peruanos.

>LEE: Negocios de comida: el 70% cierra al primer año por mala gestión

La empresa de consumo masivo San Fernando sostiene que sí es posible disfrutar de una salchipapa sin culpa, siendo responsable en sus proporciones, especialmente evitando sobrepasarse en la cantidad de papas, que deben ser como máximo un puño y medio, así como también, del ají y otras salsas.

No hay alimento malo, pero sí nos podría hacer daño una porción excesiva y la frecuencia con la que se consume. Por ello, para disfrutar adecuadamente de este emblemático plato peruano y ser parte de las celebraciones por su día, San Fernando recomienda tomar en cuenta estas cinco consideraciones si se antoja una salchipapa:

  1. Tomar un desayuno ligero por la mañana. Comienza el día con una bebida fresca, como un jugo de papaya y un pan con queso fresco light. Si se cuida el consumo de grasa durante la mañana, el balance nutricional durante este día de celebración no se alejará de lo recomendado.
     
  2. Consumir frutas a media mañana y tarde. Si se desayuna a las 8 a.m. y se almuerza a la 1 p.m., la fruta de media mañana debe ser a las 11 am. La diferencia siempre será de dos o tres horas dentro de los horarios de las comidas. El consumo de frutas ayudará a acelerar el metabolismo del cuerpo y que responda de la mejor manera aprovechando los alimentos.
     
  3. Tener un almuerzo balanceado. En caso se desee cenar una salchipapa, se recomienda que en el almuerzo se disminuya la cantidad de arroz y/o papa, y se aseguren las verduras. Al final del día, de consumir la misma cantidad de carbohidratos, se reflejará en el incremento de masa corporal o de peso.
     
  4. Evitar las aguas o bebidas azucaradas. Si se tiene planeado comer una salchipapa durante el almuerzo o la cena, es recomendable evitar las bebidas azucaradas durante la mañana. Hay que recordar que se puede acompañar la salchipapa con un refresco de maracuyá, chicha morada o una limonada en cualquiera de sus variedades (hierba luisa, hierba buena, kion, entre otros).
     
  5. Ejercitarse o tener actividad física. Caminar después del almuerzo o de la cena será beneficioso para la salud. Es mejor caminar hacia al restaurante y así se favorece el gasto de esas calorías extras. Asimismo, no se recomienda dormir inmediatamente después del consumo de la salchipapa.

De acuerdo con San Fernando, para consumir de manera adecuada la salchipapa, se sugiere acompañar con una ensalada de verduras de tres colores diferentes, ya sea cocidas, frescas o mixtas, como: lechuga, rabanito y pimiento, o lechuga, tomate y zanahoria, entre otros, para facilitar la digestión. También es esencial reducir el consumo de cremas, sobre todo, de los ajíes, ya que muchos tienen como base en su preparación a la mayonesa. Si se prepara en casa, para reducir el consumo de aceite, es mejor usar una sartén de teflón.

>LEE: Veinte geniales ideas de negocio sobre gastronomía

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Post previo

Ventas en Navidad aumentarán hasta un 24%

Post siguiente

Cambio de divisas: ¿por qué es recomendable comprar dólares antes de Navidad?

Related Posts

Mis días con Covid, un examen de esperanza -por: Rafael Zavala

En este artículo, Rafael Zavala Batlle, director de relaciones institucionales del PAD- Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, nos comparte su experiencia personal al enterarse que tenía Covid-19 y después de unos días, sus padres también. En el periodo de aislamiento vivió un proceso de asimilar, aceptar y sobrellevar la situación abrazando el presente, con esperanza y fe.
Leer más