Desafíos de la comunicación interna en tiempos de pandemia

Desafíos de la comunicación interna en tiempos de pandemia
Foto: pexels.com

En la actual coyuntura la comunicación interna ha tomado mayor relevancia en las organizaciones para suplir la falta de presencialidad en el trabajo. 

La pandemia causada por el Covid-19 generó que las empresas tuvieran que adaptarse a una nueva modalidad de trabajo: la virtual.

De acuerdo con la última encuesta realizada por EY Perú, el 95% de las empresas peruanas cuentan con colaboradores trabajando mediante el home office.

LEE: Congreso elimina disposición que obligaba a empresas a asumir costos del trabajo remoto

Importancia de la comunicación interna

En este contexto, la comunicación interna ha tomado mayor relevancia a través de nuevas formas de relacionamiento, canales y mensajes adecuados para suplir la falta de presencialidad en el trabajo. 

Además, viene cumpliendo un rol fundamental en la gestión de riesgos, desarrollando estrategias que permitan a los colaboradores conocer correctamente la amenaza para que se tomen las medidas de protección necesarias en este contexto. 

LEE: Empyria Podcast – ¿Cómo el trabajo remoto cambió la productividad para siempre?

La docente Internacional de la Maestría en Comunicación Estratégica en las Organizaciones de la Universidad de Piura, Patricia Schroeder, detalló los desafíos a los que se enfrenta la comunicación interna en tiempos de pandemia.

1. El mensaje es la clave

En materia de comunicación interna, las organizaciones deberán desarrollar mensajes acordes al contexto de pandemia en el que nos encontramos.

Esto les exige un monitoreo permanente de la situación epidemiológica actual, pero siempre adaptándose a los intereses y necesidades de cada uno de los públicos internos. 

Por ello, ante esta situación de crisis, es fundamental promover el diálogo y la capacidad de escucha, más allá de la modalidad presencial o virtual, buscando siempre el modo de comunicar más adecuado.

2. Adaptarse es fundamental

La pandemia puso a prueba nuestra capacidad de adaptación y, en ocasiones, nuestra capacidad de sobrevivir frente a una situación llena de retos. 

Muchos sectores empresariales buscaron hacerlo de forma rápida, otras reorganizaron sus estructuras para cumplir con las normas sanitarias, pero muchas de ellas continúan resistiéndose al cambio que esta situación amerita. 

3. Mantener el contacto

La falta de presencialidad implica hacer un mayor esfuerzo por estar en contacto permanente con todos los colaboradores.

Esa es la responsabilidad de cada jefe que, además, deberá tener condiciones para liderar un equipo de trabajo. 

Por ello, es necesario mantener los lazos entre las personas de la organización y entre los distintos sectores, a pesar de la falta de presencialidad, generando más y variados canales de comunicación.

4. Manejar el estrés

La pandemia trajo consigo incertidumbre y miedo. En ocasiones, parte del equipo se ausenta al enfermarse de Covid-19, ya sea de forma leve o grave, mientras que otros vienen enfrentando lo complicado que es tener a un familiar enfermo en casa o algún hospital. 

Por eso, contemplar y manejar situaciones de mayor estrés a los que están sometidos los equipos de trabajo es una gran responsabilidad no solo de los jefes sino de toda la organización (esto también lo debe contemplar la comunicación interna.

5. La credibilidad y la confianza

Estos son los valores que sostienen una comunicación de riesgo. Si bien siempre es importante mantener los niveles de confianza con los colaboradores, en situaciones de riesgo sanitario esto es realmente imperioso. 

Debe haber confianza en el vocero, en el mensaje y en los canales de comunicación. Esta confianza se consigue con una comunicación constante y transparente; hay que aprender a dar las buenas y malas noticias. 

Hoy más que nunca la comunicación interna es necesaria ya que responde a la creciente complejidad que enfrentan las organizaciones. 

¿Qué más se debe tener en cuenta?

Si bien en una primera etapa, la organización debe garantizar una comunicación en un nivel operativo, lo que significa que exista información suficiente para que cada uno cumpla adecuadamente su trabajo, esta no debería ser su única función.

Se debe apuntar a una segunda etapa donde la comunicación interna debe tener la capacidad de cumplir objetivos motivacionales en la que los colaboradores conozcan porqué hacen su trabajo. 

Finalmente, la comunicación interna se podrá instalar en un nivel estratégico donde cumplirá con informar cuál es el rumbo de la organización en el largo plazo.

En estos momentos que vivimos debemos generar esa motivación aspiracional: ganas de ir a más. 

Cabe precisar que la Universidad de Piura ha lanzado la séptima edición de su Maestría en Comunicación Estratégica en las Organizaciones.  Para mayor información puedes contactarte con posgrado2@udep.edu.pe.

LEE: Gobierno extiende vigencia del trabajo remoto hasta el 31 de diciembre de 2021

LEE: Trabajo remoto: claves para optimizar el tiempo y la productividad desde casa


Total
0
Shares
Post previo
Pobladores huancavelicanos desarrollan emprendimientos en horticultura

Pobladores huancavelicanos desarrollan emprendimientos en horticultura

Post siguiente
Cómo formalizar tu emprendimiento en minutos a través de internet

Cómo formalizar tu emprendimiento en minutos a través de internet

Related Posts