¿Quiénes son los más afectados por la informalidad en el Perú?

¿Quiénes son los más afectados por la informalidad en el Perú?
Foto referencial: Andina

La informalidad en el área urbana afecta más a las mujeres que a los hombres, informó el INEI. La población ocupada urbana con empleo informal alcanzó los 9 millones 549 mil 600 personas en el año móvil abril 2021-marzo 2022.

Ser trabajador informal significa trabajar más de 8 horas, no tener vacaciones, que al final de todo no exista una pensión que te permita vivir dignamente durante la vejez, también quiere decir que no tendrás seguro de salud ni mucho menos accederás a programas sociales. Obviamente las gratificaciones y aguinaldos tampoco entran en la lista.

LEE: Desempleo cae a 6.0%, pero aumenta la informalidad entre las mujeres jóvenes, revela INEI

Recordemos que se denomina informalidad a aquellas actividades realizadas por trabajadores o empresas, que están al margen de los marcos legales que rigen la actividad económica de un país.  

Así, las personas que laboran en la informalidad por lo general trabajan más de 8 horas diarias para mantener a sus familias, sin descansos, periodo vacacional, ni seguro de salud, y lo que ganan difícilmente les alcanza para ahorrar. Son personas que viven del día a día arrastradas por la necesidad.

Por si fuera poco, la pandemia no solo le significó una crisis sanitaria en el Perú, sino también una crisis económica que, según diversos especialistas, tuvo severas consecuencias en la población como el desempleo, la baja productividad, la reducción de ingresos y la precarización del trabajo, indicó RPP.

Por su parte, el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL) estimó que en 2021 habrían operado un total de 8,7 millones de negocios, de los cuales alrededor de 6 millones son no agropecuarios. De este grupo, aproximadamente el 86 % son informales.

LEE: Informalidad en negocios retorna a niveles de hace 15 años en el Perú

INEI

Las cifras son preocupantes. Los peruanos que trabajan fuera del marco laboral formal, es decir, los trabajadores informales, representan el 76.1 % de la población ocupada del país, según informó recientemente el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Este resultado corresponde al año móvil abril 2021-marzo 2022 y fue revelado en junio de este año.

Detalles

El INEI indicó que en el año móvil de análisis, la población ocupada urbana con empleo informal, es decir los ocupados sin beneficios sociales o que trabajan en unidades de producción no registradas, alcanzaron los 9 millones 549 mil 600 personas, lo que representa el 70.6 % del total de ocupados del área urbana.

Las mujeres las más golpeadas por el empleo informal

En el área urbana el empleo informal aumentó (en el año móvil de análisis) en 16.8 % (739 mil 600 personas) en los hombres y en 31.7 %  (1 millón 60 mil 400 personas) en las mujeres.

La informalidad en el área urbana afecta más a las mujeres (73.6 %) que a los hombres (68.3 %).

Asimismo, incide más en la población joven menor de 25 años de edad, el 86.9 % de los ocupados de este grupo de edad tienen empleo informal.

Empresas

Las empresas de 1 a 10 trabajadores concentran la mayor cantidad de empleos informales. En el año móvil de análisis en el área urbana, en este tipo de establecimientos laboraban 8 millones 456 mil 200 personas, informó el INEI.

Comparado con similar año móvil anterior, aumentó la ocupación con empleo informal en las empresas de 11 a 50 trabajadores en 55.8 % (195 mil 700 personas), seguido de las de 51 y más trabajadores en 29.0 % (121 mil 800 personas) y de las pequeñas unidades económicas de 1 a 10 trabajadores en 21.3 % (1 millón 482 mil 900 personas).

Futuro incierto

Al verse excluidos del mercado laboral formal, las personas buscan una manera de mantener a sus familias, optando por la informalidad.

No obstante, limitarse a vivir del día a día puede traer consecuencias negativas a largo plazo que afectarán la calidad de vida de estos trabajadores. Y esa realidad la vemos constantemente en nuestro país.

Especialistas consultados por RPP coinciden en que, sin beneficios laborales ni acceso al sistema de pensiones, aseguramiento en salud o acceso a programas sociales, será complicado que el trabajador informal de hoy tenga un mañana digno.

LEE: Informalidad alcanza el 78.2 % en las mipymes, según SNI

¿Qué hacer?

Ante este panorama urge atacar a la informalidad desde los factores que la causan y anticiparse a sus consecuencias, explicó a RPP, Silvana Vargas, exministra de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS). Ello implica promover el empleo formal a través de una política de Estado integral que favorezca al crecimiento económico sostenido, a la vez que se pone al servicio de la población una red pública de protección social universal.

Reducir la informalidad en el Perú no es una tarea sencilla. Se necesitan propuestas claras, voluntad política y los recursos necesarios para implementar reformas integrales que revolucionen el mercado laboral, así como otros servicios indispensables que aseguren un mínimo de bienestar para todos los ciudadanos, indicó dicho medio de comunicación.

Por su parte, el Estado debe preparar una respuesta de protección social que cubra a todos los ciudadanos en situación de vulnerabilidad, especialmente a aquellos trabajadores informales que viven del día a día y que carecen de los beneficios que le aseguren una vejez digna.

Vía: RPP, INEI

LEE: Causas de la informalidad en el Perú: falta de oportunidad y evasión de costes

Total
5
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
INEI: población ocupada creció en el área urbana pero disminuyó a nivel rural  

INEI: población ocupada creció en el área urbana pero disminuyó a nivel rural  

Post siguiente
Día del Padre: cuatro consejos para ventas más seguras en ecommerce

Día del Padre: cuatro consejos para ventas más seguras en ecommerce

Related Posts