En 2d y 3D: ¿Cómo ha crecido la industria de la animación en el Perú?

En 2d y 3D: ¿Cómo ha crecido la industria de la animación en el Perú?
Foto: Pexels

La animación en el Perú es una industria en crecimiento. Detrás de series de Cartoon Network, HBO Max o Netflix hay animadores peruanos.

Durante el 2020 el sector animación facturó US$ 6.4 millones en el Perú y este año se espera recaudar US$ 10 millones, informó César Santiváñez, docente de la carrera de Animación Digital en Toulouse Lautrec. “Es sin duda una industria en crecimiento”, resaltó.

En un inicio, los animadores latinoamericanos tenían un perfil atractivo para estudios estadounidenses y europeos que buscaban tercerizar sus procesos, principalmente por la relación entre la calidad de su trabajo y el precio.    

Aunque este todavía es un punto importante, la coyuntura actual y la tendencia por mostrar historias con protagonistas cada vez más diversos también echa mano de más talento joven y latinoamericano, indicó Gestión.

Exportación de talento

La exportación de talento también es un arma de doble filo, pues provoca que las productoras peruanas deban elevar sus propuestas económicas para ponerse al mismo nivel de las casas extranjeras, al momento de buscar artistas de animación.

“Los animadores saben que pueden trabajar en cualquier parte del mundo y un estudio de Los Ángeles puede pagarle el doble que uno de Perú. Todos competimos por el mismo talento, lo que ha hecho a la industria más competitiva pero también más desafiante”, manifestó Gabriel Bonilla, CEO de Apus Estudios, en declaraciones citadas por Gestión.  

Apus Estudios es un estudio de animación 2D peruano que ha trabajado en proyectos como “Papelucho”, que fue adquirido por Cartoon Network y está disponible en streaming vía HBO Max; “Love, death and robots” de Netflix; animaciones de los Looney Tunes o videoclips para Sia, Juice WRLD, Backstreet Boys, J Balvin y Outkast.

“Ahora somos 70 personas y tenemos mucho interés por seguir sacando material propio, tenemos películas y series en el horno”, manifestó Bonilla.

Resaltó además de que se fortalecieron a partir que el Ministerio de Cultura y DAFO generara un fondo de desarrollo de largometrajes de animación.

Jugadores en la cancha

Apus no es el único estudio peruano en la cancha. Red Animation desarrolló “Tainá” para Nickelodeon Latinoamérica y Netflix, y también coprodujo la primera serie de animación peruana nominada al Emmy Internacional, “La Siesta 7”. Por otro lado, Maneki Studio estuvo a cargo de un corto de “The Mandalorian” para la empresa de artículos de cultura pop Funko.

“Hay más de una película en producción que han suscitado interés en plataformas como HBO o Netflix. Es un hecho que, de aquí en unos años, los gigantes del streaming van a tener en sus catálogos no solo a animadores peruanos sino también historia con motivos nuestros”, manifestó Santiváñez.

Vía: Gestión

Total
0
Shares
Post previo
Empowerment: Qué es y cómo beneficia a las empresas

Empowerment: Qué es y cómo beneficia a las empresas

Post siguiente
Indecopi realizará remate de inmuebles el 28 de octubre: conoce cómo participar

Indecopi realizará remate de inmuebles el 28 de octubre: conoce cómo participar

Related Posts