La importancia del tiempo de ocio para los más pequeños

Carlos Guzmán
Actividades sencillas, como armar un rompecabezas, cocinar, jugar, ir al cine o leer en familia, resultan positivas y necesarias.

Muchos padres de familia se muestran preocupados porque sus hijos estén en constante aprendizaje y aprovechen su tiempo al máximo en las vacaciones, ya sea practicando algún deporte o realizando alguna actividad que los mantenga ocupados la mayor parte del día; sin embargo, no caen en cuenta de la importancia de tener tiempos de ocio que, a largo plazo, potenciarán sus habilidades.

>LEE: Test virtual: ¿qué es la discalculia y cómo saber si nuestros hijos la padecen?

En su desesperación, buscan algo en lo que sus hijos puedan entretenerse ya que el “no hacer nada” puede llevarlos a pensar que estarían desaprovechando tiempo valioso, ello sin darse que tener un tiempo libre o de ocio, puede ser beneficioso y convertirlos en personas independientes, autónomas, reflexivas y creativas. Pero entonces, ¿qué deberían hacer los padres en esta situación? Edwin Laredo, psicólogo y director del programa Neurofeedback 2.0 de NeuroM, explica por qué es necesario que los niños disfruten de un tiempo de ocio de calidad. 

“Muchas personas desconocen los beneficios del ocio para sus hijos. A través de ese tiempo libre, podemos prevenir conductas relacionadas con la ansiedad, la depresión y el estrés. Vivimos en una sociedad acelerada que nos exige ser los mejores en todo, sin pensar que esto puede generar problemas a futuro”, señaló el especialista. 

Actividades sencillas, como armar un rompecabezas, cocinar, jugar, ir al cine o leer en familia, resultan positivas y necesarias ya que esto permite a sus neuronas trabajar estímulos relacionados al arte, la imaginación y la creatividad, lo que a largo plazo los convierte en adultos empáticos y resilientes. Lo que cobra mayor relevancia, si los niños presentan trastorno de déficit de atención o TDAH, el cual se puede tratar con la metodología Neurofeedback 2.0, que permite mejorar los niveles de atención y relajación en niños y adolescentes consiguiendo altos niveles de éxito.   

Es necesario tener que en cuenta que las actividades de ocio deben actuar como un estímulo que despierte el interés de los más pequeños, motivándolos a adoptar determinadas actitudes y que no necesariamente sean impuestas por los padres. Esto permitirá desarrollar la autonomía en ellos mismos y redundará en su vida adulta. 

>LEE: Trastorno de Déficit de Atención:  ¿Cómo detectarlo en la edad escolar?

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Consejos de seguridad para negocios durante la campaña escolar

Post siguiente

Coronavirus: OMS llama al mundo prepararse para una eventual pandemia

Related Posts
Total
0
Share