Ocho de cada diez peruanos sufre estrés, ansiedad y depresión por inseguridad ciudadana

Ocho de cada diez peruanos sufre estrés, ansiedad y depresión por inseguridad ciudadana
Foto: Andina

El alto grado de inseguridad ciudadana en el que viven las personas está incrementando los niveles de ansiedad, con sentimientos de miedo y zozobra.

Debido a que ocho de cada diez peruanos se sienten expuestos a la delincuencia e inseguridad en las calles, el Instituto Guestalt de Lima (IGL) alerta que cada vez se presentan más casos de estrés, ansiedad, angustia y depresión en consultas referentes a salud mental.

Así lo dio a conocer el psicólogo y psicoterapeuta, Manuel Saravia Oliver, director del IGL, quien explicó que actualmente “las personas viven en estado de alerta permanente por sensación de vulnerabilidad debido a que no sienten la protección y seguridad de las autoridades frente a robos o agresiones”.

El especialista explicó que el alto grado de inseguridad ciudadana en el que viven las personas está incrementando los niveles de ansiedad, con sentimientos de miedo y zozobra ante la posibilidad de ser víctimas de los delincuentes.

Algo que afecta severamente la salud mental al no poder salir y caminar libremente”, sostuvo Saravia Oliver.

A manera de ejemplo, el especialista dijo que hay personas que no pueden conciliar el sueño, se aíslan, tienen aumento o disminución del apetito, dolores de cabeza y sentimientos de culpa con actitudes y conductas defensivas y altos niveles de desconfianza. 

Es necesario que nuestras autoridades den acciones concretas frente a la violencia, la inseguridad y el bullying. El discurso político de priorizar la salud mental debe ser coherente a los hechos, ya que se pretende desaparecer los departamentos de psicología de los hospitales y no se aumenta el número de psicólogos en los colegios”, acotó.

Recomendaciones

Manuel Saravia recomienda no reprimir las emociones sino, por el contrario, expresarlas o conversarlas con la familia y decir sin vergüenza lo que siente realmente, a fin de que su entorno le de soporte emocional.

Una persona afectada por actos violencia o robo no debe reprimir sus emociones por temor sino conversar con la esposa, el esposo o los hijos. 

Es importante hablar de sus miedos, frustraciones, impotencia y dolor con los miembros de la familia para que también se involucren en su recuperación”, precisó.

El especialista recomienda a los padres trabajar la resiliencia desde la infancia porque ello permitirá afrontar mejor los problemas de la vida y recuperar el equilibrio emocional que se pierde ante circunstancias traumáticas como robos, accidentes, problemas de salud, etcétera, de manera asertiva.

Vía: Andina

Total
0
Shares
Post previo
Minem: Perú regresó al escenario global para consolidarse como potencia minera

Minem: Perú regresó al escenario global para consolidarse como potencia minera

Post siguiente
Emprendedores: lanzan fondos para financiar a empresas con proyectos innovadores sobre agricultura sostenible

Emprendedores: lanzan fondos para financiar a empresas con proyectos innovadores sobre agricultura sostenible

Related Posts