10 lecciones de liderazgo para emprendedores en The Crown

Isela Barranzuela
the crown liderazgo
Fuente: Tierra Adentro

El fallecimiento príncipe Felipe pone nuevamente la mirada de todo el mundo en la familia real británica, y con el auge de las plataformas de streaming, es imposible no mencionar a The Crown.

Este viernes, el Palacio de Buckingham anunció la muerte del príncipe Felipe a tan solo dos meses de cumplir 100 años. Recientemente había sido dado de alta del hospital luego de ser sometido con éxito a una intervención cardíaca.

“Con profundo dolor, su majestad la reina anuncia la muerte de su amado esposo, su alteza real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo”, afirmó un comunicado.

El fallecimiento del príncipe Felipe pone nuevamente la mirada de todo el mundo en la familia real británica, pues estuvo casado durante más de siete décadas con la reina Isabel II de Inglaterra.

Lee también: 5 series educativas para ver en familia

Y con el auge de las plataformas de streaming, es imposible no mencionar a The Crown, la serie de Netflix inspirada en el reinado de la reina Isabel II. Escrita y dirigida por Peter Morgan, en los Golden Globes 2021 ganó cuatro premios: Mejor serie dramática, Mejor actor principal (Josh O’Connor), Mejor actriz principal (Emma Corrin) y Mejor actriz de reparto (Gillian Anderson).

Además de su excelente reparto y producción, el drama histórico deja importantes lecciones de liderazgo para los emprendedores.

The Crown y sus lecciones de liderazgo

1.      Apostar por la estrategia

“No hacer nada es a menudo el mejor curso de acción, pero sé por experiencia personal lo frustrante que puede ser”, dice el entonces Primer Ministro, Anthony Eden, respecto a la crisis del canal de Suez. En las cuatro temporadas se ve a la reina Isabel II en un debate interno entre lo que desea hacer y lo que debe hacer. Con ella se comprueba que muchas veces es mejor apostar por el análisis, pues se obtienen mejores resultados que con los primeros impulsos.

2.      Aceptar consejos de personas con más experiencia

Cuando Isabel tomó el poder, era una mujer joven e inexperta, pues aunque toda su vida fue educada para ser reina, la práctica resultó muy diferente a la teoría. Por ello tuvo que apoyarse de otras personas como el entonces Winston Churchill, quien la ayudó a manejar su ego e inseguridades. Gracias a esta mentoría es que con el paso del tiempo demostró que tenía muchas habilidades para ser una excelente monarca.

3.      Confiar en el equipo

Liderar es también delegar, esta es una de las lecciones más importantes que brinda la serie a los emprendedores. A menudo Isabel II es la que realiza todas las funciones porque no confía en que los demás la ejecuten adecuadamente. Esto cambia en la tercera temporada, cuando su hermana Margarita debe representar los intereses de la corona en Estados Unidos. Contar el resultado de la visita al presidente Johnson sería spoiler.

Lee también: Siete series que todo emprendedor debe ver para inspirarse

4.      Escuchar a los rivales

Tanto en el libre mercado como en las contiendas electorales existen enfrentamientos de toda índole, desde los constructivos hasta los que solo buscan la derrota de la competencia. Es importante reconocer que no todo el mundo estará de acuerdo con tus ideales, sin embargo, siempre se puede aprender algo nuevo de las personas que piensan diferente o que cuentan con otra perspectiva del mundo.

5.      Adaptarse oportunamente a los cambios

El mundo cambia constantemente, podemos observar la transformación en el avance tecnológico, pero este no es un principio que se aplique solo a nuestros tiempos, sino que siempre ha estado vigente. La corona británica tuvo que hacer concesiones y dejar de aferrarse a la tradición.

En un artículo de agosto de 1957, John Grigg, periodista británico, dijo que la corte de la reina Isabel II era demasiado de clase alta y británica. El texto causó revuelo y fue atacado por la mayor parte de la prensa. Sin embargo, varias de las reformas recomendadas por Grigg para hacer la monarquía más relevante fueron aceptadas por la reina.

6.      Nunca dejar de aprender

La soberbia es uno de los peores defectos de un líder, pues los inclina a pensar que saben todo y que les es imposible adquirir conocimiento novedoso, mucho menos de personas inferiores en la jerarquía organizacional o social. La reina da un gran ejemplo cuando reconoce sus propias carencias académicas y contrata a un profesor para comenzar a instruirse desde cero.

7.      Tener buena comunicación y no ocultar información

En una empresa, ya sea pequeña o grande, es importante mantener una comunicación fluida y verdadera con los colaboradores, socios y demás involucrados porque mentir es una característica que opaca a un líder. En la segunda temporada de The Crown se descubre un secreto sobre el duque de Windsor que afecta su imagen y sus posibilidades de redención.

Es importante cuidar las palabras y la manera en la que te expresas con los clientes y colaboradores, porque de tu relación con ellos depende el éxito de tu emprendimiento.

8.      Evaluar la balanza entre el trabajo y la vida personal

En ocasiones se tendrá que sobreponer el trabajo a la vida personal, pero esto no puede convertirse en una decisión habitual porque el soporte emocional que brinda la familia y los amigos es incomparable al éxito que se pueda alcanzar en una empresa. En la primera temporada de la serie de Netflix, la monarca debe defraudar a su hermana Margarita porque debe cumplirse un protocolo.

9.      No dejarse nublar por las rivalidades

Las rivalidades pueden sacar lo peor de nosotros mismos, logrando que las acciones estén determinadas por un afán de venganza o con el objetivo de demostrarle a alguien más nuestras capacidades. En The Crown, el conflicto por el canal de Suez se convierte en una disputa personal entre el Primer Ministro Eden y el gobernante egipcio Abdel Nasser.

10.   Observar el panorama completo antes de reasignar a alguien

Un buen líder debe ser una buena persona y estar dispuesto a perdonar a otros por algunos impases o malentendidos del pasado, incluso invitarlo a formar parte del proyecto. Sin embargo, hay que cuidar que las medidas que se tomen no afecten a la compañía ni a la gente que se tiene a cargo. La reina Isabel II, pensaba perdonar a su tío Eduardo, duque de Windsor, tras su abdicación y permitirle regresar a la vida política, pero tras descubrir información delicada, reconoce que sería dañino para el país.


NEW DEAL
Total
4
Shares
Post previo
El 12 de abril será día no laborable para los miembros de mesa

El 12 de abril será día no laborable para los miembros de mesa

Post siguiente
Elecciones 2021: en qué casos se puede solicitar dispensa por no ir a votar

Elecciones 2021: en qué casos se puede solicitar dispensa por no ir a votar

Related Posts
Total
4
Share