Efectos psicológicos de la cafeína

Lucia Carbone
El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo, el origen de su consumo se remonta a miles de años atrás aproximadamente. De hecho, hay evidencia de su uso con fines terapéuticos y energéticos desde el siglo XI en Etiopía.

En esta oportunidad, Diego Gonzales Iturriaga, especialista en psicología y gerente general de Mente&Cuerpo, nos comparte su artículo: “Efectos psicológicos de la cafeína”, en el que nos explica los beneficios y riesgos en la salud que produce el consumo de esa sustancia, así como sus efectos psicológicos.

El café, esta deliciosa y saludable bebida se obtiene al tostar los granos de la planta de café. Además de las estupendas propiedades antioxidantes, que demandaría un artículo completo para hablar de ellas a detalle, una de las principales razones por las cuales su consumo es altamente demandado en la mayoría de países, y transversalmente por culturas y estratos socioeconómicos, se debe a sus efectos estimulantes y vigorizantes debido a una sustancia psicoactiva llamada cafeína.

Como hemos mencionado, el café tiene innumerables efectos positivos en la salud; no obstante, en el presente artículo nos enfocaremos en describir sus beneficios psicológicos y cognitivos (mentales), así como también los efectos secundarios resultantes de: a) un consumo excesivo de cafeína o b) el efecto que una dosis normal podría tener en personas, que, por genética, son altamente sensibles a esta sustancia psicoactiva.

Está demostrado consistentemente en estudios científicos (Van Dam RM, Hu FB, Willett WC. Coffee, Caffeine, and Health. N Engl J Med 2020;383:369-378)  que el consumo de café está asociado con:

  • Disminución de la fatiga.
  • Incremento del estado de alerta.
  • Disminución del tiempo de reacción.
  • Incremento de la capacidad de concentración.

Café y dolor

En el conjunto de estudios antes mencionado (Meta-análisis), se encontró que el café también podía ser una sustancia que se puede consumir cuando sufrimos de dolor crónico o agudo. Esto se ratificó a través de los resultados de 19 estudios científicos, que concluyeron que la cafeína en dosis normales, es decir, de 80mg a 100mg por toma, con un límite de 400mg al día en adultos, podía potenciar el efecto de los medicamentos analgésicos. 

Café y ansiedad/insomnio

El mismo meta-análisis concluyó que cuando la ingesta de café diario supera los 400mg podía desencadenar un síndrome de ansiedad generalizada debido a la exacerbación de sus propiedades estimulantes del Sistema Nervioso Central. Los síntomas de un episodio de ansiedad por inducción de cafeína son los siguientes: nerviosismo, taquicardia y la posibilidad de que se desencadene un ataque de pánico.

Archivo

Por otro lado, en cuanto al sueño, debido a sus efectos estimulantes, no resulta aconsejable consumirlo cerca a la hora en la que nos acostamos debido a que eso sobre-estimularía nuestro sistema nervioso, produciendo un estado de sobre-alerta que nos dificultaría conciliar el sueño, así como también, la posibilidad de conducirnos a un sueño REM (Rapid Eye Movement por sus siglas en inglés), estadio de sueño en donde ocurre la regeneración total de nuestro cuerpo y el procesamiento de toda la información que incorporamos en vigilia.

No obstante, como lo mencionamos anteriormente, si bien se han establecido dosis estándar y por consiguiente límites de cafeína en el ser humano, esto dependerá de cada persona, puesto que la capacidad de metabolizar la cafeína está fundamentada por los genes”.

¡Así que a disfrutar con moderación!

Autor: Diego Alonso Gonzales Iturriaga

– Especialidad: Psicología
– Psicólogo clínico
– Coach laboral
– Consultor de Recursos Humanos

Conoce más sobre Mente&Cuerpo

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Lanzarán web con documentos históricos sobre la independencia del Perú

Post siguiente

Fondo Social de Puerto de Salaverry implementa Hospital de Campaña y de Oxígeno para pacientes covid

Related Posts
Total
0
Share