Medidores de cloro creados por peruanos serán utilizados en zonas rurales

medidores de cloro
Foto: Andina

Lo que usualmente se hacía era realizar las mediciones del cloro en estas zonas una vez al año, y durante la pandemia fue casi imposible realizar las visitas.

Tras varios meses de investigación y desarrollo, un equipo de ingenieros peruanos terminó el prototipo de un sistema que permitirá medir la concentración de cloro residual en reservorios de agua potable, principalmente de las zonas rurales y comunidades pequeñas del país.

Se realizaron con éxito las primeras validaciones y el siguiente paso es la masificación de este equipo.

“El proyecto piloto es fabricar los primeros diez medidores de cloro residual, en alianza con la empresa nacional, para que sea utilizado en las zonas rurales y comunidades pequeñas de Lima, Cusco y Cajamarca donde el monitoreo no es permanente,” señaló Luis Acosta, Director de Ámbito de la Prestación de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), para Andina.

Lo que usualmente se realiza –indicó- es hacer las mediciones del cloro en estas zonas una vez al año, y durante la pandemia fue casi imposible realizar las visitas.

Lee también: Lanzan campaña de beneficios tributarios para empresas innovadoras del Bicentenario

Con el objetivo de encontrar una solución para este problema es que surgió este proyecto que se encuentra liderado por Lynn Marín, coordinadora del equipo tecnológico del Centro de Investigación y Tecnología del Agua (CITA) de UTEC.

La investigadora mencionó que en el mercado sí se encuentran sensores de monitoreo de cloro pero son costosos y que difícilmente podrían utilizarse en las zonas alejadas del país.

“Actualmente, las pequeñas prestadoras en zonas rurales no realizan el monitoreo continuamente y utilizan las cintas reactivas pero no te dan una precisión digital, simplemente sumergen la tira que tiene un químico y se compara,” explicó Marín.

 ¿Cómo funciona el medidor?

El sistema está compuesto por dos partes. La parte mecatrónica mide la concentración de cloro residual en el rango de 0 a 20 mg/L. En caso el resultado se salga de los límites admisibles, se activa una alarma sonora-visual y se transmite la información a una base de datos en tiempo real.

La otra parte del sistema consiste en el aplicativo web que recopila y procesa los datos obtenidos para visualizar los valores en tiempo real y poder generar reportes.

Lee también: Tres retos que enfrentan las organizaciones al iniciar su transformación digital

Marín señaló que el sistema está desarrollado con un sensor de bajo costo, la calibración no es constante y el costo del reemplazo es menor.

En las comunidades pequeñas o zonas rurales, explica Acosta, el 81% tiene su sistema de cloración. De ese porcentaje solo el 50% cumple con los niveles de cloro de acuerdo a la norma y el 30% no cumple con una cloración adecuada.

De acuerdo con la normativa técnica está permitido 0.5 miligramos de cloro por litro en un 90% de las muestras, eso es el promedio permitido. El 10% restante debe estar en 0.3 miligramos por litro.

“Ese es un gran problema. Si el agua no está clorada debidamente va a generar enfermedades a la población. Por otro lado, el exceso de cloro puede generar intoxicaciones,” comentó el representante de Sunass.

Para este año está previsto la producción de 10 equipos y el desarrollo de un modelo de gestión para que luego se masifique a otras zonas del país.

Lee también: ¿Cuál sería el impacto de la creación de un Ministerio de Ciencia en la transformación digital?

Lee también: Trabajo remoto: tres estrategias para evitar ciberataques


NEW DEAL FORMULARIO
Total
10
Shares
Post previo
teletrabajo pospandemia

¿Cómo se está realizando el retorno a los espacios de trabajo?

Post siguiente
Concurso premiará a los mejores electricistas del Perú y la región

Concurso premiará a los mejores electricistas del Perú y la región

Related Posts