Una fiera transmutación

Willy Wong
En esta oportunidad, Willy Wong, estratega, mentor y escritor, nos comparte su artículo: “Una fiera transmutación”, en el cual el especialista nos cuenta cómo se ha desarrollado el comprador pre pandemia y cómo es su comportamiento actualmente. ¡Entérate más en la nota!

Han pasado ya varios meses desde la aparición del siniestro Covid-19, y aunque todavía no lo vencemos por completo, atrás van quedando sus peores impactos. Tan atrás como la personalidad de nuestra cartera de clientes.

La pandemia ha generado cambios dramáticos en la sociedad. Los seres humanos han modificado, forzosamente, sus deseos y preferencias para poder sobrevivir. En tanto, partiendo del natural anhelo de supervivencia, las empresas deben también emprender acciones para no perder a sus usuarios. El comprador pre pandemia es totalmente diferente al de hoy. He aquí algunas recomendaciones para preservar a nuestros clientes:  

  1. Reformulación del buyer persona Aquel arquetipo de hombre o mujer que nos compraba hasta inicios de marzo 2020, es, hoy, prácticamente obsoleto. La crisis económica derivada de la sanitaria los ha transformado. Es necesario volver a detallar las características del cliente ideal para el 2021. Preguntémonos: ¿cuánto es su nuevo ingreso?, ¿con quiénes vive ahora?, ¿qué lo motiva en esta nueva normalidad?, etcétera.
     
  2. Experiencia ubicada Antes del virus nuestros usuarios se alegraban al regalarles un mouse pad o un lapicero puntero. A la fecha, un frasco de gel anti bacterial podría ser la alegría alternativa. Alineados con la reformulación del buyer persona, debemos ubicarnos en el contexto y reconstruir cada uno de los componentes del UX. The user experience que antes fascinaba, probablemente ya no sirva. 
     

  3. Achica precio Con bolsillos ajustados que priorizan el gasto en salud y la canasta básica, los otros bienes y servicios corren el riesgo de alejarse de la mente del consumidor. No obstante, un buen precio puede revertir el no consumo. Para ello, es primordial trabajar nuevas presentaciones de los productos, con el objetivo de conseguir precios más bajos y sin sacrificar calidad. Quizás no se pueda pagar por un kilo de detergente, pero sí por 150 gramos.

Es innegable que las conductas de los segmentos cambian todo el tiempo, sin embargo, muy pocas veces hemos presenciado un nivel de aceleración tan radical. Subámonos a la ola y compatibilicemos con esta fiera transmutación para evitar naufragios en este prometedor 2021.

Autor: Willy Wong, estratega, mentor y escritor

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Ejecutivo evalúa medidas adicionales para enfrentar Covid-19

Post siguiente

Servicio delivery: Número de trabajadores en Lima se duplicó durante pandemia

Related Posts
Total
0
Share