¿Qué es el análisis financiero de una empresa y cómo se lleva a cabo?

analisis financiero empresa como se hace
Foto: Negocios

Aunque existen diversos mecanismos para realizar un adecuado análisis financiero, el más acertado es el análisis de ratios.

El análisis de los estados financieros es un proceso necesario y vital en la vida de las empresas que permite diagnosticar la situación económica y financiera de las mismas, brindando información de utilidad para la toma de decisiones.

El uso del análisis financiero dependerá de la posición o perspectiva en la que se encuentre el agente económico en cuestión. Por ejemplo, si su ubicación es interna, se empleará para mejorar la gestión de la empresa, corregir desequilibrios, prevenir riesgos entre otras. Mientras que si es externa, se utilizará para evaluar la tendencia futura de la compañía.

Lee también: Planning estratégico: Cómo optimizar la comunicación digital en tiempos de incertidumbre

Tipos de análisis financieros

Aunque existen diversos mecanismos para realizar un adecuado análisis financiero, el más acertado es el análisis de ratios.

Los ratios son sencillas fórmulas que sirven para comparar los resultados de la empresa con distintas partidas del balance o de la cuenta de pérdidas y ganancias y miden el nivel de eficiencia en la utilización de los activos de la empresa en relación a la gestión de sus operaciones.

Es importante tener en cuenta que el valor óptimo de los ratios no es absoluto, pudiendo variar según sector de actividad, tecnología de producción, mercado, y más.

Ahora que ya sabemos para qué sirven los ratios, ¿cómo se aplican?

La rentabilidad es la relación entre algún concepto de inversión y el retorno o ingreso generado por ese concepto de inversión. La conexión se expresa en forma de cociente o división entre el retorno y la inversión. Esta fórmula, ratio o expresión puede aplicarse en cualquier tipo de inversión.

Pongamos un ejemplo. Alejandra compró un estacionamiento para alquilarlo a las personas. La inversión por la compra del garaje fue de 50 mil soles, el alquiler que recibe es de 5000 soles al año. En este caso, la rentabilidad anual que obtiene Alejandra es del 10% como consecuencia de dividir su retorno de 5000 soles entre su inversión de 50000 soles.

Rentabilidad de las operaciones

Como la rentabilidad de las operaciones se entiende la rentabilidad que generan las ventas de la empresa. Estos indicadores de rentabilidad nos dan una idea de lo eficiente que es una empresa en la gestión de sus costos de las operaciones.

En este caso se relacionan los diferentes indicadores del beneficio de estado de resultados con las ventas de la empresa. Los diferentes márgenes o niveles de beneficio son margen bruto y resultado neto de explotación. El primero da una referencia de la eficiencia de la empresa en la producción y venta de sus productos y servicios. La rentabilidad neta de explotación, por su parte, brinda una referencia de la eficiencia operativa de la empresa.

Cuanto mayor sea en los ratios de rentabilidad operativa, mayor será el nivel de eficiencia en relación a las ventas de la empresa.

Por ejemplo, la empresa de Carlos tiene ingresos 300000 soles y su margen bruto es de 150 mil soles. Para calcular la rentabilidad de su margen bruto dividirá este entre sus ingresos. Así da como resultado un 50 por ciento de rentabilidad y según estos números, el coste de venta ha consumido el 50% de los ingresos. Del mismo modo, Carlos ha podido calcular que su rentabilidad neta de explotación ha sido del 24 por ciento, como resultado de dividir el resultado neto de explotación de 75000 soles entre los ingresos de 300000 soles.

Este análisis le permite a Carlos comparar cómo ha evolucionado sus indicadores de rentabilidad operacional con respecto a años anteriores. Igualmente, le permite cotejar sus indicadores de rentabilidad operacional con sus competidores.

Lee también: ¿Cómo negociar asertivamente con los clientes?

Rentabilidad de las inversiones

Esta es la rentabilidad que generan las inversiones llevadas a cabo por la empresa. Recordemos que una empresa realiza tipos de inversiones: en activos fijos o a largo plazo y en capital de trabajo o capital a corto plazo.

Para conocer esta rentabilidad se lleva a cabo la siguiente operación: ratio activo no corriente dividido entre el resultado neto de explotación. Indica la rentabilidad que generan para la empresa sus inversiones a largo plazo.

Rentabilidad financieros

En el caso de la rentabilidad financiera se refleja la rentabilidad que la empresa genera para sus accionistas o propietarios, conforme a las inversiones realizadas por estos últimos. De esta manera, el ratio deberá reflejar la relación entre la inversión de los accionistas y el retorno ingreso que reciben como resultado neto dividido patrimonio neto.

Volviendo al caso de Carlos. Por un lado, el resultado neto del año había sido de 50000 soles, mientras que el patrimonio neto del balance se situaba en 350000 soles. La rentabilidad financiera para Carlos es, por tanto, del 14% anual, como consecuencia de dividir 50 000 soles de resultado neto entre 350000 soles de patrimonio neto.

Para que pueda generarse rentabilidad positiva financiera es necesario que previamente se genere rentabilidad positiva de las inversiones. Del mismo modo, para que pueda generarse rentabilidad positiva de las inversiones es necesario que antes se genere rentabilidad operativa positiva.

Lee también: Design Thinking: Las 5 etapas para emplear esta metodología de forma eficiente

Lee también: Storytelling: ¿Cómo despertar el interés de tu audiencia?


Total
4
Shares
Post previo
Fundamentos de marketing para el éxito de emprendedores y empresas

Fundamentos de marketing para el éxito de emprendedores y empresas

Post siguiente
FitnessLife: “Queremos lograr la internacionalización y que vean al Perú como país con contenido de valor”

FitnessLife: “Queremos lograr la internacionalización y que vean al Perú como país con contenido de valor”

Related Posts