Burnout: el síndrome que compromete severamente la salud y que pocos conocen 

Burnout: el síndrome que compromete severamente la salud y que pocos conocen 
Foto: Difusión

Reconocido como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud desde el 2019, el burnout tiene como principal detonante el entorno laboral y las condiciones de trabajo.

La sociedad moderna se distingue por un ritmo acelerado, con menos pausas, una tendencia excesiva a trabajar sin descanso en miras de alcanzar un determinado logro. En su mayoría, las personas no valoran el nivel de estrés crónico y sobrecarga al que se someten, llegándose a sentir orgullo de dedicar más horas y disponibilidad absoluta al trabajo.

El problema con este estilo de vida radica en que puede conllevar al burnout, un estado de agotamiento que afecta física, emocional y mentalmente, síndrome que cada vez se evidencia más en la actualidad, convirtiéndose en un inconveniente que compromete la salud mental para las empresas.

 ¿Qué es exactamente el burnout?

Denominado síndrome del quemado o síndrome de estar quemado en el trabajo, el burnout laboral aparece por tendencia en personas que escogen su oficio de forma vocacional, definiéndose como un estado de agotamiento físico, emocional y mental relacionado al entorno laboral.

De acuerdo a las estadísticas, los profesionales sanitarios, trabajadores sociales y profesores presentan especial vulnerabilidad a su aparición; sin embargo, el acelerado estilo de vida actual conduce a que cualquier persona sometida a elevados niveles de estrés por trabajo pueda desarrollarlo. 

Las graves consecuencias que acarrea obligan a buscar cómo evitar que el burnout afecte la productividad, entendiéndose que el síndrome no solo compromete la esfera física sino también la psicológica, convirtiéndose en causa de bajas laborales. 

Causas 

Reconocido como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud desde el 2019 –aunque su entrada en vigor dentro de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11), concuerda con el 1 de enero de 2022– el burnout tiene como principal detonante el entorno laboral y las condiciones de trabajo.

De esta forma, se consideran causas del síndrome los altos niveles de estrés, sobrecarga de trabajo, limitada autonomía, poca formación en el desempeño de las tareas y malas relaciones en el entorno laboral, ya que, en conjunto, estos aspectos provocan estrés crónico. 

Síntomas y diagnostico

La sensación de agotamiento, fracaso e impotencia, tienden a ser las principales manifestaciones del síndrome, misma que se acompaña de baja autoestima, estado permanente de nerviosismo y dificultad para concentrarse. 

La poca realización personal y bajo rendimiento se hacen constantes, así como comportamientos agresivos, impaciencia e irritabilidad. Respecto a las molestias físicas, son comunes los dolores de cabeza y taquicardia; la comunicación se vuelve cada vez más deficiente al igual que la facilidad para conciliar el sueño. 

En principio, las manifestaciones y malestar se evidencian en la vida laboral, alcanzando luego la totalidad de las situaciones, desde el entorno familiar hasta el social, mermando la capacidad de dar respuesta a los problemas y de reaccionar ante diferentes eventos. 

Una entrevista clínica con el empleado es el método a seguir para el diagnóstico del síndrome; los especialistas se avocan a evaluar los síntomas de la patología y cotejarlos con los del empleado a fin de comprobar la posibilidad de que padezca la enfermedad.

El desgaste profesional es detectado utilizando distintas escalas o sistemas de medida, siendo la escala de Maslach o Maslach Burnout Inventory (MBI), la de mayor uso; básicamente, se trata un test compuesto de 22 ítems que, bajo forma de afirmaciones, evalúa los sentimientos y actitudes del profesional.

Tratamientos 

El abordaje del síndrome demanda una actuación global en la que se incluyan no solo cambios a nivel organizativo, sino tratamiento psicológico. Desde el punto de vista individual, requiere de psicoeducación, autoconocimiento y aprender a afrontar el estrés ajustando las expectativas a la realidad. 

En este sentido, el mindfulness ayuda a tratar el síndrome de burnout, especialmente si esta filosofía de vida sustentada en la meditación budista es combinada con técnicas de relajación adicionales. El objetivo será alcanzar la concentración en el ahora, siendo conscientes del entorno sin incurrir en juicios de valor ni descuidar los pensamientos, sensaciones y emociones.

La aplicación del mindfulness en las empresas se traduce a diferentes beneficios para los trabajadores, empezando por mejoras en la capacidad de concentración y regulación de las emociones, entendiendo que la ansiedad o malestar no son causados por los eventos en sí, sino en la manera de reaccionar frente a ellos. 

Cualquier tratamiento contra el síndrome debe girar en torno a la disminución del estrés, al tiempo que se trabaja en el desarrollo de la inteligencia emocional, la comunicación interna y el clima laboral; evitando dejarse abrumar por las situaciones, se consigue una mejor adaptación ante las adversidades. 

Prevención

A diferencia de otras condiciones, la prevención del síndrome del trabajador quemado comienza en la empresa, haciendo que el primer paso sea analizar las situaciones que generan el estrés y ansiedad al trabajador, actuando en consecuencia, a fin de intentar disminuirlas. 

Las mejoras organizativas deben ir de la mano con el ofrecimiento de herramientas claves que permitan al trabajador el desempeño adecuado de las tareas sin caer en la sobrecarga laboral.  

Será igualmente necesaria una actitud asertiva por parte del trabajador, recomendándose la modificación de sus expectativas frente al trabajo, encontrando un balance en el que cada situación sea vista como oportunidad para aprender y crecer incluso en ámbitos distintos a los inicialmente propuestos.

Contenido patrocinado

Total
7
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

¿Piensas retirar tu fondo AFP? Estas son las opciones de inversión

Post siguiente
Día del Padre: peruanos gastarían hasta S/ 250 en promedio

Día del Padre: peruanos gastarían hasta S/ 250 en promedio

Related Posts