Entrevista de trabajo: cómo hablar sobre tus debilidades

La mejor respuesta cuanto te pregunten cuál es tu principal debilidad  es ser sincero.¡Mira más consejos a continuación!
Entrevista de trabajo: cómo hablar sobre tus debilidades

La mejor respuesta cuanto te pregunten cuál es tu principal debilidad  es ser sincero.¡Mira más consejos a continuación!

Es normal que durante una entrevista de trabajo el reclutador te consulte acerca de tus habilidades y fortalezas, pero ¿qué hacer si te pregunta cuál es tu mayor debilidad? ¿Basta con decir que somos muy perfeccionistas?

>LEE: Habilidades de los profesionales del deporte que puedes usar en el mundo laboral

Las entrevistas de trabajo sirven para encontrar al postulante ideal. En ese sentido, las preguntas complicadas o comprometedoras son decisivas. Descubre cómo hablar de tus debilidades con estos consejos de Forbes:

1. Conoce tus debilidades

Para conversar sobre tus debilidades en una entrevista de trabajo debes saber cuáles son. Si no estás seguro sobre cuál es tu mayor debilidad, es probable que no tengas en claro cuáles son tus puntos fuertes. Por eso, una autoevaluación puede ayudarte a identificar tus debilidades.

2. Sé honesto, pero no menciones las debilidades esenciales

Si te preguntan cuál es tu principal debilidad lo mejor es que seas sincero al responder. Es poco probable que seas contratado por aquello que no sabes hacer.

Procura ser honesto al mencionar tus debilidades pero no hables sobre aquellas que puedan arruinar tus posibilidades de conseguir un puesto de trabajo. Por esta razón, investiga qué perfil se está buscando e intenta encajar en él.

3. Habla acerca de cómo has encarado esa debilidad

Comparte un ejemplo respecto a un fracaso anterior, o para hablar sobre una debilidad que se ha convertido en una fortaleza.

Por ejemplo, si anteriormente una de tus debilidades estaba relacionada con la impuntualidad, puedes comentar cómo cambio esa actitud a raíz de una conversación que sostuviste con tu anterior jefe, quien te hizo comprender cómo afecta la puntualidad a tu marca personal. No hables sobre debilidades que todavía estás tratando de mejorar.

4. No prepares una respuesta exacta

Antes de asistir a una entrevista piensa en tus puntos débiles, pero no ensayes una respuesta, caso contrario, serás visto como alguien poco auténtico.

5. Solo discute debilidades relacionadas con el trabajo

El reclutador espera que el entrevistado hable sobre sus debilidades en el lugar de trabajo y cómo las ha superado. Por esta razón, no cuentes cuáles son tus debilidades personales; se considera inadecuado trasladar los problemas personales al mundo de los negocios.

>LEE:Tips para un buen trabajo en equipo

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Renta Joven: Familias que alquilen viviendas hasta por S/1,558 al mes tendrán bono

Post siguiente

Mypes venden US$ 8.5 millones en feria mexicana de confecciones

Related Posts