Red de contactos: Cómo construirla y mantenerla

Lucia Carbone
En el siguiente artículo, Joaquín Lira, líder de proyectos en Baika, nos cuenta sobre los aspectos que debemos tener en cuenta para construir una red de contactos y cómo lograr que se mantenga, sin perder las conexiones que hemos conseguido.

Existe una teoría conocida como los “6 grados de separación”, según la cual todas las personas en el mundo estamos a no más de 5 intermediarios de cualquier otro individuo. Es decir, si quisiéramos contactar a Elon Musk podríamos lograrlo a través de un máximo de 5 intermediarios (entiéndase intermediarios por personas).

¿Cómo es esto posible? Pues cada persona, sumando a sus amigos, conocidos, compañeros de clase, familiares y colegas de trabajo, puede conocer al menos unas 100 personas (sean solo conocidos o cercanos), considerando que ellos también se relacionan con otras 100 más, el alcance aumenta. Si seguimos con este proceso, al llegar a los 5 intermediarios ya tenemos un alcance potencial mayor que la población mundial, por lo que, conceptualmente, podríamos contactar a quien quisiéramos. Esta teoría es sumamente interesante, aunque suena un poco utópica o idealista. Si aterrizamos esto al día a día y lo llevamos a un campo más práctico, estamos hablando de una red de contactos.

Red de contactos

Primero, demos una definición general sobre lo que es una red de contactos. Una red de contactos es, en esencia, la cantidad de personas que vamos conociendo a través del tiempo y que podemos contactar para diferentes fines. Dentro de esta red podemos tener contactos de diferentes tipos como profesionales, amigos o familiares a los cuales podemos recurrir para diferentes situaciones.

Ahora que ya sabemos qué es una red de contactos podemos discutir su importancia. Todas las personas nos enfrentamos a los diferentes retos de la vida aprovechando nuestras fortalezas y tratando de cubrir nuestras debilidades. Es muy complicado ser un experto en todo, pero lo que sí se puede es tener una persona experta para cada situación. ¿Cómo se puede lograr esto? Creo que la respuesta ya la saben: ¡Red de contactos!

Una buena red te permite acceder a capacidades o experiencias que uno no posee en el momento”.

Dentro de tu día a día te puede servir para conseguir referencias sobre algún producto o servicio o quizás para conseguir un favor dentro de algún área de conocimiento que no posees. Dentro de un ámbito laboral, la red te puede ayudar a conseguir propuestas laborales, a conseguir referencias sobre terceros o inclusive para cumplir con proyectos de forma más eficaz y eficiente. Entonces, ya sabemos que la red de contactos es una pieza clave para cada persona, ahora veamos el caso concreto de Baika.

archivo

Caso Baika

Baika es un emprendimiento social que busca contribuir a la educación en la sierra del Perú mediante la entrega de bicicletas. A diferencia de una empresa tradicional, en Baika no se generan ingresos por ventas. Esto quiere decir que el presupuesto que se maneja para realizar proyectos es menor, por lo que se tiene que buscar generar el mayor impacto con la menor cantidad de recursos posibles. Aquí es donde entra la red de contactos. La gran mayoría de los proyectos en Baika (por no decir todos) nacen de 2 maneras.

  1. Un miembro de Baika tiene una idea interesante para implementar y consigue algún amigo, familiar o conocido con los recursos y conocimientos para implementarla.
     
  2. Una persona externa tiene una idea y contacta a alguno de los miembros de Baika para poder implementarla.

En ambos casos tenemos la red de contactos como herramienta para llevar a cabo los proyectos y generar la mayor cantidad de impacto posible. Sin los contactos, Baika no habría podido llegar a tener el impacto que ha tenido. Las alianzas con empresas e instituciones que se han podido generar no existirían si no fuera por los contactos de los miembros dentro de Baika, por lo que podemos decir que una red de contactos sólida puede comportarse como un catalizador para lograr muchos objetivos.

Cómo construir y mantener tu red de contactos

Les hemos comentado de la importancia, los beneficios y cómo se aplica en la realidad una buena red de contactos. Ahora es necesario definir pautas para construir y mantener tu propia red. Las redes de contactos pueden ser vistas como acuerdos bilaterales informales de ganancia mutua. Esto “en cristiano” significa que, para incrementar la cantidad de personas dentro de tu red, ambas partes deben sentir que el otro añade valor. Entonces, es de suma importancia saber qué transmitir hacia los demás para que te vean como una persona que añade valor. ¿Cómo logramos esto? Iniciamos definiendo cuales son tus puntos fuertes o tus habilidades más valiosas. Luego vemos si realmente estamos transmitiendo esto al resto de personas o no. 

Aquí puedes preguntar a tus amigos o conocidos cuál fue la primera impresión que tuvieron de ti y cuál es la impresión que tienen ahora. Si hay una concordancia entre lo que tú buscas transmitir y lo que efectivamente estás logrando transmitir, entonces vamos por buen camino. Ahora tenemos que ver cómo hacer que más personas puedan saber de ti y conectar contigo. Las podemos dividir en dos:

  1. De forma presencial: Puedes asistir a diferentes eventos ya sean reuniones sociales o familiares, eventos deportivos o eventos profesionales de distintos sectores. Suma bastante incorporarte a equipos deportivos (no tiene que ser a nivel competitivo), voluntariados u organizaciones.
     
  2. De forma virtual: Las redes sociales son herramientas muy poderosas y deben ser usadas con mucha responsabilidad. Aquí se mantiene la misma lógica descrita previamente. Tus redes sociales deben transmitir lo que efectivamente tú estás buscando transmitir y estar en concordancia unas con otras.  

Ahora que ya tienes las pautas para construir tu red veamos cómo mantenerla activa. Para este punto es bueno apalancarse de las redes sociales, porque con ellas puedes llegar a muchas personas sin invertir tantos recursos. Aquí es ideal generar contenido, este contenido puede ser tan sencillo como opiniones sobre temas dentro de tu área de conocimiento. Las redes como Twitter o LinkedIn son buenas en este ámbito. En estas redes también se puede compartir artículos o contenido de otras personas que te parezca relevante o interesante para comentarlo con tu red de contactos. A nivel presencial también es necesario seguir asistiendo a eventos, como se mencionó previamente, para mantenerte en contacto con los miembros de tu red.

Entonces, ahora que saben cómo construir y mantener su red es momento de que pongan lo aprendido en acción, sin importar que en estos momentos pareciera que no necesitan algún contacto especifico.

Como dijo Dave Delaney (especialista en Networking): “Todos deberían construir su red antes de necesitarla”.

Autor: Joaquín Lira, líder de proyectos en Baika

Conoce más sobre BAIKA

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

¿Cómo tener un buen día? Por Rafael Zavala

Post siguiente

Presidente Vizcarra pide unir esfuerzos para impulsar programa Arranca Perú, reactivación y empleo

Related Posts
Total
0
Share