¿Pesadez después de almorzar?

Tania Battistini
Muchas veces almorzamos o cenamos alimentos a los que no estamos acostumbrados o elegimos alimentos y preparaciones que caen pesados. ¿Sabías acompañar tus comidas con una infusión pueden evitarte los problemas digestivos? Existen muchas formas naturales de contrarrestar estos síntomas, aquí te dejo algunas recetas.
emprendimiento comida saludable
Fuente: TecHotel

Muchas veces almorzamos o cenamos alimentos a los que no estamos acostumbrados o elegimos alimentos y preparaciones que caen pesados. Sensación de indigestión, hinchazón, gases, pesadez, un poco de náuseas o acidez son síntomas bastante comunes, pero no por eso dejan de ser molestos. Existen muchas formas naturales de contrarrestar estos síntomas, aquí te dejo algunos consejos.

Pueden empezar evitando beber más de un vaso de agua durante el almuerzo y cena. Hidratarse es necesario e importante, pero sugiero beber agua siempre entre comidas, de lo contrario  ésta diluirá los jugos gástricos encargados de digerir los alimentos que consumes. Al diluirlos se dificulta la digestión.

Para mejores resultados te recomiendo sustituir ese vaso de agua por alguna infusión digestiva como por ejemplo de menta o anís. Después de comer existen distintas hierbas que puedes tomar en forma de infusiones. Ayudarán a digerir y a liberar más jugos gástricos, facilitarán la eliminación de gases y disminuirán las náuseas.

Las más populares son manzanilla y anís, pero además se pueden preparar infusiones de muña, orégano, kión, romero, menta y comino. Mis preferidas son la de muña y una de kión, limón y menta, te cuento cómo prepararlas.

 

Infusión de Muña

Preparar esta infusión es bastante sencillo y toma muy poco tiempo. Sólo necesitas una cucharadita de hojas secas de muña y agua hervida.

Esta planta peruana tiene propiedades digestivas, disminuye los gases del tubo digestivo y tiene un efecto antiespasmódico. Te recomiendo tomarla dos veces al día.

 

Kión, limón y menta

Para preparar la segunda infusión se necesita un poco más de tiempo pero vale la pena. Necesitas agua de kión, que se obtiene al hervir agua con 5 rodajas de kión; medio limón, dos o tres hojas de menta y agua hervida.

Esta preparación tiene múltiples propiedades: el kión es antiinflamatorio, ayuda a disminuir los gases, náuseas y mejora la digestión.

El limón estimula la producción de jugos gástricos y estimula la producción de bilis.

Por último la menta, también ayuda a evitar flatulencias, reduce el dolor de estómago y ayuda en la digestión de las grasas.

 

Importante:

Si los síntomas de pesadez persisten o se presentan varios días seguidos, te recomiendo consultar con un médico y nutricionista. Ellos podrán evaluar tu caso de manera personalizada.

> LEE:

¿Llegas cansado a casa? ¡Sigue esta receta rápida y fácil! http://goo.gl/FBrWLj

Posted by PQS on viernes, 6 de noviembre de 2015

Total
0
Shares
Post previo
Casas solares, crowdfunding, UNI, Solar Decathlon, Solar Decathlon Cali-2015

Proyecto de la UNI busca fondos para estar en competencia mundial de casas solares

Post siguiente
trabajo, empresas, consejos, recursos humanos, trabajadores

Cinco claves para triunfar en tus nuevas responsabilidades laborales

Related Posts
Total
0
Share