¿Qué invito de tomar?

Tania Battistini
Muchos ya hemos optado por eliminar las gaseosas de nuestra vida diaria por el simple hecho de que nos queremos, cuidamos nuestra salud y merecemos lo mejor. Pero nuestros amigos, familiares o invitados, no merecen también lo mejor? Aquí te dejo algunas opciones refrescantes, que aportan beneficios a tu salud y a las que siempre podrás agregarles más hielo y stevia, un endulzante natural.

En mi casa normalmente no hay gaseosas. Mi mamá, con mucha razón, dice que no son nutritivas, hacen daño y que si me acerco a la refrigeradora encontraré mejores opciones. Eso también es cierto, ahí siempre hay agua y jugos naturales.

> LEE: Nutrición: tus propósitos para este año

Pero, cada vez que hay una reunión, cumpleaños o alguna razón para que lleguen familia y amigos a la casa, aparecen por lo menos dos botellas grandes de gaseosas. Hace poco le pregunté a mi mamá por qué si, como ella dice, hacen daño, se las daba a los invitados. Me respondió algo que es cierto: “¿y qué más puedo invitar si a todos les gustan las gaseosas?”.

Las gaseosas son malas para nuestra salud, no sólo no quitan la sed, sino que contienen una alta cantidad de azúcar, colorantes, conservantes, saborizantes, cafeína, sodio y componentes que deterioran la salud de los huesos.

Su versión diet contiene los mismos ingredientes que la original pero reemplaza el azúcar por edulcorantes artificiales. Estos compuestos son potencialmente cancerígenos, aumentan el apetito y algunos elevan la producción de insulina, provocando un mayor almacenamiento de grasa y alterando el sistema endocrino.

Muchos ya hemos optado por eliminar estas bebidas de nuestra vida diaria por el simple hecho de que nos queremos, cuidamos nuestra salud y merecemos lo mejor. Pero nuestros amigos, familiares o invitados, no merecen también lo mejor?

Aquí te dejo algunas opciones refrescantes, que aportan beneficios a tu salud y a las que siempre podrás agregarles más hielo y stevia, un endulzante natural.

 

Agua de frutas.

Son muy fáciles de preparar, muy refrescantes, quitan la sed, aportan vitaminas, minerales y antioxidantes. Hidratan de manera natural el cuerpo y son ligeramente dulces. Mis favoritas son el agua de piña, agua de manzana y de camu – camu.

Mientras sean de frutas, el dulzor lo dará un tipo de carbohidrato que no es perjudicial para la salud como lo es el azúcar refinada o sacarosa. Recomiendo probar una limonada que se obtiene a licuar por unos segundos limones cortados y pelados con hojas de menta y gotas de stevia, colar y servir con hielo. Se puede acompañar con unas tres hojas más de menta.

 

Infusiones.

Las infusiones no son sólo para el invierno, se puede preparar té helado o limonada con hierba luisa, les encantará a tus invitados y se pueden licuar con hielo y tener  una infusión estilo frozen. Además, existen unas jarras infusoras donde se colocan frutas en un tubo interior y se obtiene agua con sabor a las frutas que escogiste.

Son muy refrescantes y da la opción de cambiar de sabor cada vez que se usa.

 

Jugos de frutas y verduras.

Los jugos de frutas aportan fibra, energía, vitaminas y minerales y son deliciosos, a los niños les encanta. Pero también se pueden agregar verduras, las que les darán un sabor menos dulce y aportarán aún más beneficios.

Mi jugo favorito contiene una manzana verde pelada, unos 5cm de pepino sin cáscara ni pepas y cinco hojas de espinaca baby. Licua todo, agrega hielo y exprime medio limón.

 

Extractos.

Los extractos son bebidas obtenidas a partir de frutas y verduras, a las que se les ha quitado la fibra insoluble, volviéndolos más fáciles de digerir. Están prensados en frío, son muy refrescantes, aportan múltiples beneficios a la salud y cada vez son más fáciles de conseguir y preparar.

Son muy nutritivos, ricos, están llenos de vitaminas y antioxidantes y se pueden hacer diferentes combinaciones cada día. Si aún no los pruebas te invito a hacerlo, los disfrutarás y tu cuerpo lo agradecerá.

 

Por último, pero más importante, el agua.

El agua, además de ser la bebida más refrescante tiene muchos beneficios. Regula la temperatura del cuerpo, hidrata, no contiene calorías, ayuda a la eliminación de toxinas, permite la absorción de algunos nutrientes, puede disminuir dolores de cabeza, ayuda a la digestión, permite que el sistema inmune funcione correctamente, mejora la salud de la piel, regula el apetito, mejora la salud de distintos órganos, etc.  

 

Estas son algunas opciones, existen muchas más y muy nutritivas. Hay que pensar en nuestra salud, pero también en la de las personas que queremos.

> LEE: ¿Pesadez después de almorzar?

> LEE:

 

¡Una receta para variar la tradición del lunes de lentejas! http://goo.gl/OopOZP #Nutrición y #salud en nuestros #blogs 😀

Posted by PQS on sábado, 21 de noviembre de 2015

Total
0
Shares
Post previo
colaboradores, negocio, atención al cliente

Consultorio Comercial: tus colaboradores

Post siguiente
playa, estacionamiento, municipios

Estos 11 municipios pueden cobrar por estacionamiento en sus playas

Related Posts
Total
0
Share