Bodegas: el 50% de sus ventas se ha reducido durante la cuarentena

Carlos Guzmán
ISM lanza campaña “Juntos Podemos, Juntos Saldremos”, en apoyo a las bodegas del Perú.

Las bodegas son establecimientos esenciales, sobre todo para la mayoría de provincias fuera de la capital. Estos negocios son los encargados de comercializar alimentos y productos de primera necesidad para millones de hogares. 

Las bodegas, como otros rubros económicos, también se han visto duramente afectadas a medida que se ha alargado la cuarentena. Sin embargo, se alistan para retomar sus actividades y tener la oportunidad de recuperarse y para ello van a tener que reinventarse.

En el Perú, la realidad que viven muchos bodegueros difiere mucho de lo que la mayoría puede imaginar pues, a la fecha, las ventas en estos negocios de barrio se han reducido en más del 50%, causando preocupación y zozobra entre los dueños de los mismos.

Esta realidad se debe a varios factores derivados de la pandemia del COVID-19, como son: 

  • Confinamiento extendido por casi 3 meses. Con la mayoría de la población acatando la cuarentena desde casa y el temor al contagio, las compras presenciales descendieron notablemente.
     
  • Horarios de atención restringidos. Como se recordará al inicio del estado de emergencia – marzo de este año- el horario permitido de atención fue de  07:00 a.m. a 02:00 p.m. Este horario, que finalmente se amplió en junio, afectó gravemente su rango de venta.
     
  • Falta de capacitación tecnológica. Gran parte de las bodegas que funcionaban de manera “tradicional”. No estaban capacitadas para atender con mayor eficacia a sus clientes durante esta emergencia sanitaria. Nos referimos al tema de pagos electrónicos, publicidad en redes, servicios de delivery, etcétera. 
     
  • Problemas de abastecimiento. Ante un público urgido por comprar productos de la canasta familiar básica, el abastecimiento de los bienes más demandados ha sido difícil. La falta de stock y dificultades de reabastecimiento incluso han llevado a muchos establecimientos a tener que cerrar. 

Es por ello que, desde hace 5 años, Industrias San Miguel (ISM) viene ofreciendo para todos los bodegueros el programa “Mejorando mi bodega”, en el cual se les capacita y ofrece herramientas para una mejor gestión de sus negocios. Dada la coyuntura por la que atravesamos, este año, “Mejorando mi bodega” ofrece todas sus charlas de manera virtual y de la mano con un gran aliado estratégico: Centrum PUCP. Así, reconocidos docentes de esta casa de estudios y directivos de ISM, se unen para ofrecer -en cada charla- diversas alternativas, herramientas y soluciones para que bodegueros y pequeños emprendedores puedan enfrentar esta crisis.   

Bajo esta misma línea de trabajo en pro del bodeguero y del pequeño emprendedor, ISM ha lanzado en redes la campaña: “Juntos Podemos, Juntos Saldremos”, cuyo objetivo es invitar a la población en general a abastecerse en las bodegas, así como a apoyarlas y brindarles su confianza para su pronta recuperación. 

“Si bien las bodegas siguen siendo uno de los canales más importantes para el abastecimiento, debido al Estado de Emergencia hemos observado una fuerte contracción en ventas frente a otros canales. Por eso, ahora que estamos próximos al levantamiento de la cuarentena, hemos lanzado esta campaña para recordarle al “casero” lo mucho que estos emprendedores han aguardado y se han preparado para poder brindarles nuevamente el mejor servicio″, comentó Juan Carlos Pastor, gerente comercial de ISM Perú – Chile.

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Mibanco y Emprende UP lanzan concurso de innovación abierta de soluciones financieras digitales

Post siguiente

SUNAT agiliza importación de donaciones durante cuarentena

Related Posts
Total
0
Share