Claves para en enfrentar y mitigar el riesgo financiero en tu negocio

Claves para en enfrentar y mitigar el riesgo financiero en tu negocio
Foto: Pexels

Mantener bajo control el riesgo financiero de un negocio puede lograrse ejecutando un plan específico que reduzca las amenazas o las elimine.

Se entiende por riesgo financiero a la probabilidad de tener un resultado negativo e inesperado en el negocio, debido a los movimientos del mercado o a la toma de decisiones erradas. Esto se genera cuando hay de por medio una mala administración de los flujos de caja o los ingresos están por debajo de lo esperado.

Existen diferentes causas que generan un riesgo financiero entre las que se incluye: una administración inadecuada, endeudamiento elevado, variaciones de cambio o en las tasas de interés, operaciones de mercado, inversiones con alto grado de inseguridad y falta de información para tomar decisiones adecuadas.

Tipos de riesgos financieros

Hay cuatro tipos de riesgos financieros. Así, el riesgo de mercado es el más importante porque tiene un alcance amplio. Su aparición es producto de la dinámica de la oferta y la demanda.

“El riesgo de mercado se origina en gran parte por la incertidumbre económica, lo cual puede impactar en el rendimiento de todas las empresas en general. La variación en los precios de los activos, de los pasivos y de los derivados forma parte de esas fuentes de riesgo”, se precisa en un artículo publicado por el portal colombiano Pirani.

El segundo tipo de riesgo es el crediticio. Está vinculado a la posibilidad que un negocio incumpla con el pago de un determinado préstamo adquirido con una entidad financiera o con los acreedores.

Este se divide en dos clases: el minorista que se produce al financiar personas y pequeñas empresas; y el mayorista que resulta de las propias inversiones que hace la organización, ya sean ventas de activos financieros, fusión o adquisición de empresas.

El tercer tipo es el riesgo de liquidez que se origina cuando una empresa no cumple con sus compromisos, ello ocurre básicamente por la mala gestión del flujo de caja. Y, por último, está el riesgo operacional, que sucede por la falta de controles internos dentro de la empresa, fallas tecnológicas, mala administración, errores humanos o falta de capacitación para los empleados.

“El riesgo operacional es uno de los más difíciles de medir objetivamente. Para poder calcularlo de manera precisa, la empresa deberá crear un archivo histórico con los fallos de esta clase y reconocer la posible conexión entre ellos”, explican los coach de negocios.

Los pasos

Mantener bajo control el riesgo financiero de las empresas consiste en ejecutar un plan específico que reduzca las amenazas o las elimine.

Pero, de acuerdo con los especialistas, no se trata solo de actuar solo como bomberos en momentos en que la crisis ya se ha generado, sino de adoptar medidas que permitan prevenir tales amenazas.

¿Cómo reducir los riesgos financieros?

Existen algunos pasos específicos que les permiten a las empresas reducir los riesgos financieros. A continuación se los damos a conocer:

  • Verifique constantemente la eficiencia de todas las operaciones de la empresa. Al respecto, los expertos recomiendan la necesidad de identificar los puntos fuertes y débiles de la organización. “Es importante analizar hasta el más pequeño detalle, para detectar fugas de dinero o un aumento considerable en los gastos hormiga”, advierten los especialistas.
  • Tome decisiones basadas en indicadores reales. Tenga en cuenta que las métricas permiten medir no solo el desempeño y la rentabilidad del negocio, sino además, facilita la toma de decisiones inteligentes.
  • Proteja a sus mejores talentos. En un artículo publicado por el portal mexicano “Mi propio jefe”, se advierte en que en muchos casos el mayor riesgo financiero de una empresa se centra en la pérdida de sus mejores talentos.

    Esto tiene un impacto mayor en empresas de servicios. Aquí, los puestos críticos son aquellos en los que hay un contacto directo con el cliente, y en los que el empleado tiene que mantener y asegurar su confianza y lealtad.
  • Prepárese para los imprevistos. A fin de mitigar los efectos de las crisis, lo recomendable es tanto usted como su personal estén preparados para anticiparse a los problemas. Ello es posible mediante el desarrollo de una estrategia integral que incluya las medidas que se deberán tomar en caso de sucesos inesperados.
  • Diversifique sus fuentes de ingresos. Esto implica estar atento a los cambios y tendencias del mercado. “Con ello podremos detectar a tiempo- por ejemplo- si un producto o servicio está perdiendo relevancia, o si la aparición de una nueva tecnología podría poner en peligro su rol como proveedor”.

LEE: Negocios: tres estrategias para impulsar el crecimiento de un ecommerce 

LEE: Siete lecciones que debes tener en cuenta al momento de emprender

Total
0
Shares
Post previo
Seguridad y salud en el trabajo: principales causas de los accidentes en centros laborales

Seguridad y salud en el trabajo: principales causas de los accidentes en centros laborales

Post siguiente
MEF proyecta que este año se generarán más de 500,000 puestos de trabajo

MEF proyecta que este año se generarán más de 500,000 puestos de trabajo

Related Posts