Cómo emprender con éxito tras dejar tu trabajo

Carlos Guzmán
Aceptar el cambio es el primer paso antes de iniciar cualquier empresa. ¡Te mostramos cómo lograrlo!
Foto referencial: Shutterstock

Aceptar el cambio es el primer paso antes de iniciar cualquier empresa. ¡Te mostramos cómo lograrlo!

Lector, iniciar un negocio propio es un gran reto, especialmente si ocurre en un contexto de cambio como dejar de lado un trabajo, renunciando así a la seguridad de un ingreso fijo.

>LEE: Cinco consejos para emprender sin renunciar a tu puesto de trabajo

En ese sentido, la consultora Aprenda dio a conocer siete consejos para pasar con éxito del mundo del empleo al reto de la empresa propia.

1. Mira la adversidad como oportunidad

Lo que pasó, pasó (en este caso tu antiguo trabajo). Enfócate en el futuro y no pierdas tiempo pensando en lo que pudo haber pasado. Aceptar el cambio es el primer paso antes de iniciar cualquier empresa.

2. Decídete y empieza ya

De seguro estás acostumbrado a un horario, jefe y método de trabajo. Sin embargo, ahora eres tu propio jefe y debes entender que ya nadie te dirá qué hacer. Si ya decidiste emprender, sé proactivo y comienza a planificar tu negocio de inmediato. No te duermas.

3. Mira el mercado

Emprender no siempre es volver a ‘descubrir la pólvora’. En la falta de innovación de otros negocios y en la insatisfacción de los clientes, por ejemplo, hay dos oportunidades para iniciar un negocio. La clave está en ver el mercado con ‘ojos de turista’ y nunca olvidar que “los negocios están en las calles”.

4. Pregúntale al cliente

Si tienes dudas respecto a la ubicación de un local, horario de atención, tipo de servicios que ofrecerás, entre otros, la respuesta la hallarás preguntándoles a tus potenciales clientes. Ellos serán tus mejores asesores en esta primera etapa de creación de la empresa. Recuerda que más que un producto o servicio, los clientes siempre compran una solución.

5. Cuida los costos fijos

Sea cual sea el negocio que quieras iniciar, procura no saturarlo de costos fijos (alquiler de local, gastos de personal, servicio de teléfono, etcétera) al inicio. Antes de realizar grandes inversiones, lo mejor es comenzar ‘donde estás y cómo estás’ e ir probando cómo te va para, si es necesario, hacer cambios rápido.

6. Escoge bien con quién haces negocios

Buscar personas adecuadas que aporten positivamente a tu nuevo negocio te ayudará a que el proceso de emprendimiento sea más fácil y llevadero. Trabaja con buenos proveedores, contrata a colaboradores que traten tu negocio como si fuese el suyo y, si es el caso, evalúa bien a tus posibles socios.

7. Utiliza las fortalezas que obtuviste en tu trabajo

Muchas veces pasamos por alto todo lo que hemos ganado, aparte de nuestro sueldo, siendo empleados. Además de la experiencia adquirida, hemos construido una red de contactos con personas y empresas que -en  esta nueva etapa de nuestras vidas- pueden ser nuestros proveedores, socios y primeros clientes.

>LEE: Ideas de negocio que puedes iniciar solo con una computadora

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
Foto referencial: Andina

Idea de negocio: venta de desayunos económicos

Post siguiente
Foto referencial

Latinoamérica: un 47% de importadores busca nuevos proveedores

Related Posts
Total
0
Share