Diez cosas que jamás debes mirar durante un discurso

Emprendedor, durante una exposición evita poner los ojos en los siguientes lugares si no quieres provocar una mala reacción en tu público.
Hay que ser conscientes de que no somos los únicos en el mercado y la competencia es fuerte. (Foto: Fundación Romero)

Emprendedor, durante una exposición evita poner los ojos en los siguientes lugares si no quieres provocar una mala reacción en tu público.

Amigo emprendedor, al igual que la conducta de nuestras palabras, voz y cuerpo, los ojos siguen patrones predecibles. Por ello, a la hora de hablar en público, es mejor evitar mirar los siguientes puntos. ¡Lee la siguiente nota!

>LEE: Cinco tips para vencer el miedo y la inseguridad

Los ojos tienen la costumbre de posicionarse de acuerdo a la actividad de nuestro cerebro, por lo que cuando hablamos y manipulamos pensamientos, nuestros ojos colaboran con nuestro cerebro para recordar palabras, armar el discurso y enfatizar la idea. Durante un discurso, el lenguaje corporal juega un papel importante y si pones la vista en un lugar que no deberías, tu presentación podría verse afectada.


 

Para que esto no te pase, te presentamos 10 puntos que debes evitar a la hora de hablar en público y las reacciones que provocarías si las haces:     
                          

1. Elevar los ojos al cielo como diciendo “estoy fastidiado”

Subir los ojos hacia arriba es un gesto que, a menudo, indica desprecio, sarcasmo, aburrimiento o molestia. Además, en la mayoría de casos se trata de ser condescendiente sin mucho interés por el discurso.

Provocas en el público→ molestia.

 

2. Mirar al techo para tal vez “identificar alguna mancha”

Lejos de ayudarte, esto solo hará notar tu falta de preparación y nerviosismo.

Provocas en el público ausencia.
 

3. Verte las uñas

Este gesto indica un gran estado de aburrimiento.

Provocas en el público impaciencia.
 

4. Buscar por encima de las cabezas de otros

Hacer esto no permitirá que hagas contacto visual con el público y por lo tanto, este te ignorará.

Provocas en el público indiferencia.
 

5. Voltear y voltear hacia un determinado lugar

En leguaje corporal, esto es como si tal vez alguien estuviera por aparecer.

Provocas en el público expectación.
 

6. Mirar a una persona excluyendo a los otros

Si haces esto darás a entender que aquella persona es la única capaz de entenderte.

Provocas en el público rechazo.
 

7. Fijar la mirada en otra mirada por más de medio minuto

Si bien el contacto visual es importante, el prolongado ejercicio de este puede significar que la persona está tratando de intimidar y/o que no confía en sus palabras.

Provocas en el público curiosidad.
 

8. Leer un texto como si se tratara de un jeroglífico

Recuerda que las diapositivas son solo material de soporte, no un libreto del que no puedas despegar los ojos.

Provocas en el público desesperación.
 

9. Parpadear muchas veces

La frecuencia base de parpadeo es de 17 parpadeos por minuto. Cualquier aumento de más de 30 por minuto es señal de ansiedad.

Provocas en el público desconfianza.
 

10. Estar atento a la pantalla como si estuvieras impresionado con tu presentación

Hacer esto solo provocará que el público piense que solo te preocupa terminar y lo tomarán como una falta de respeto

Provocas en el público sensación de impotencia.

 

Ahora que ya sabes qué no hacer, ¡prepara tu discurso y haz que también te escuchen con la mirada!

 

Vía: entrepreneur.com

>LEE: ¿Cómo ser buen padre y buen emprendedor?

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
AFP, fondos de afp, ley AFP, gobierno, jubilación, Fondo de pensiones, Congreso

AFP: Comisión de Economía insiste en proyecto para comprar viviendas

Post siguiente
Cinco consejos antes de vender por Internet

Cinco consejos antes de vender por Internet

Related Posts