Diez cosas que un jefe no debe decir cuando despide a alguien

despido

Ser despedido es una experiencia horrible, que puede afectar la confianza y el optimismo de la persona,  pero ser destituido por alguien con falta de tacto podría llegar a ser insultante. Por eso, ante una situación tan difícil, un jefe siempre debe evitar estas frases:

1. “Esto es difícil para mí también”
¿A quién le importa si es difícil para ti? Al trabajador que está a punto de ser despedido seguro no le interesa. Es injusto esperar que tu colaborador sienta empatía por ti en ese momento tan duro.

2. “Decidimos hacer un cambio”
No eres un  director técnico despidiendo a un jugador y no estás en una conferencia de prensa, así que evita las trivialidades. Si has hecho bien tu trabajo, tu empleado ya sabe por qué lo estás despidiendo, así que exprésate de la forma más clara y concisa posible.

3. “Aclararemos los detalles después”
Para tu colaborador, el despido es un final pero también el inicio de otro proceso: recoger sus pertenencias, devolver lo que le pertenezca a la empresa, conocer el status de sus prestaciones, etc. Tu trabajo es saber todo eso desde antes.

4. “No estás a la altura de tu compañero”
Nunca justifiques un despido comparando a una persona con otra. Además, las comparaciones hacen que lo que debería ser una decisión objetiva se convierta en un tema de personalidad.

5. “OK, hablemos de por qué…”
La mayoría de los empleados aceptan en silencio el despido, pero algunos querrán discutir. No te dejes arrastrar a una discusión. Di algo como “podemos hablar de esto tanto tiempo como quieras, pero debes entender que nada de lo que hablemos cambiará la decisión.” Suena demasiado fuerte, pero no lo es. Además, discutir solo hará que el colaborador se sienta peor.

6. “Eres bueno pero estamos recortando personal”
Si es verdad que estás recortando personal, deja fuera el desempeño y concéntrate en eso. Pero si es solo una excusa para hacer más fácil la conversación, no estás ayudando a la persona, y dejas vulnerable a tu empresa en el caso de que contrates a alguien más para ese puesto.

7. “Sabemos que no te gusta estar aquí, así que serás más feliz”
No te corresponde juzgar quién es feliz o no. No es tu papel decir que tu empleado algún día estará agradecido de que lo despediste. No esperes que “le encuentre el lado bueno” a su situación, al menos no al principio. Deja que ellos solos hagan el proceso.

8. “Nosotros hemos decidido dejarte ir”
La palabra “nosotros” es apropiada en muchos momentos en la vida empresarial, pero no en este. En la situación de un despido, tú representas a la compañía, toma esa responsabilidad.

9. “Necesito acompañarte a la puerta”
Ser despedido no convierte al empleado en un criminal, así que no lo dejes irse avergonzado.

10. “Avísame si hay algo que pueda hacer por ti”
¿Qué podrías hacer?, ¿escribir una carta de recomendación?, ¿llamar a tus contactos para hablar bien de tu ex empleado? Si se trata de que te viste forzado a despedir a un buen elemento, sí trata de ayudarlo, pero la mayoría de las veces este no es el caso.

¿Sabías que?

  • Todos los expertos recomiendan que antes de comenzar el plan de despidos, los empleados conozcan la situación de la compañía. El empresario tiene que hacer una buena comunicación interna.
     
  • Es importante que el trabajador entienda las razones y que no se genere un ambiente enrarecido en la compañía. El respeto es muy importante. También puedes ver un vídeo que Semana Económica preparó sobre el tema:

Vía: Entrepeneur.

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
peru_final_four_sub20_2

Perú campeón del Final Four sub 20

Post siguiente
2222

La guerra de los precios: ¿Aún no sabes qué operador te conviene?

Related Posts