El 66 % de ejecutivos mayores de 50 años tienen o planean iniciar un emprendimiento

Con el fin de analizar la situación actual en el campo laboral, ISIL presentó el estudio “Futuro del trabajo en el Perú: tendencias y desafíos”, un análisis que tomó como referencia la situación de 809 ejecutivos de las principales empresas del Perú.

El 2020 será recordado como uno de los años más difíciles de la historia debido a la pandemia de Covid-19. Miles de familias peruanas se vieron afectadas laboralmente de distintas maneras, ya sea en la figura de la suspensión perfecta, la reducción de sueldos o despidos repentinos. Con el fin de analizar la situación actual en el campo laboral, ISIL presentó el estudio “Futuro del trabajo en el Perú: tendencias y desafíos”, un análisis profundo que tomó como referencia la situación de 809 ejecutivos de las principales empresas del Perú.

El estudio realizado por ISIL resaltó que actualmente el 80 % de los ejecutivos peruanos trabajan y el 20 % están desempleados. Los sectores más afectados son los de marketing y publicidad, educación y consultoría. De los ejecutivos que trabajan, el 30 % indicó que se le cambiaron las condiciones laborales y el 23 % indicó que se le bajó el sueldo. De los ejecutivos que trabajan, el 15 % indica que busca recolocarse como dependiente, el 25 % trabaja como freelancer o planea hacerlo y el 60 % inició o planea iniciar un emprendimiento.

Entre los resultados arrojados por rangos de edad: de 18 a 24 años, el 50 % busca encontrar empleo como dependiente, el 25 % trabaja o tiene planeado trabajar como freelancer y los otros 25 % ha iniciado o tiene planeado iniciar un emprendimiento; de 25 a 40 años, el 10 % quiere continuar como dependiente, el 28 % trabaja o tiene planeado trabajar como freelancer y el 62 % ha iniciado o tiene planeado iniciar un emprendimiento; de 41 a 55 años, el 20 % busca recolocarse como dependiente, otro 20 % trabaja o tiene planeado trabajar como freelancer y el 60 % restante ha iniciado o tiene planeado iniciar un emprendimiento; y el grupo final de más de 55 años de edad, sólo el 3 % de ejecutivos que trabajan con cambio en sus condiciones desea encontrar un nuevo trabajo como dependiente, el 31 % trabaja o busca trabajar como freelancer y el 66 % ha iniciado o tienen planeado iniciar un emprendimiento.

Del 20 % de ejecutivos que al momento de responder la encuesta indicaron que no trabajan, el 15 % no trabajaba antes de la pandemia y el 85 % sí trabajaba antes de la llegada de la pandemia al Perú. De este grupo de ejecutivos, el 67 % se mantiene económicamente con sus ahorros, el 38 % con sus retiros de la AFP, el 27 % con apoyo familiar, el 26 % con uno o más trabajos eventuales y el 4 % restante con su tarjeta de crédito.

Continuando con la línea de los ejecutivos que no se encuentran laborando, el 23 % realizan trabajos temporales o planean hacerlo, el 36 % busca recolocarse como dependiente y el 41 % ha iniciado o planea iniciar un emprendimiento. Esta última cifra es el reflejo de la necesidad inmediata de los peruanos por tener un ingreso seguro debido a la pérdida de su trabajo ya sea por la llegada de la pandemia o antes de ella.

“Es importante analizar cómo se encuentra el mercado laboral en el Perú. Estos resultados son una referencia que ayudarán a que muchas empresas y ciudadanos que se encuentran laborando o sin trabajo, puedan identificar la coyuntura. La situación laboral, para gran parte de los ciudadanos, es complicada, y eso ha impulsado a muchas personas a emprender o reevaluar su estado para reingresar al mercado laboral como dependiente o trabajar por proyectos como freelancer”, indica José Miguel Marchena, gerente de Innovación y Desarrollo de ISIL.

Dato adicional:

De los ejecutivos que no se encuentran trabajando y buscan recolocarse en el mundo laboral, el 72 % del total busca puestos de trabajo en LinkedIn; el 66 % del total busca a través de bolsas de trabajo; el 44 % del total a través del networking; el 21 % del total por medio de grupos profesionales de Facebook; el 14 % del total realiza su búsqueda a través de bolsas para egresados de institutos o universidades; y 7 % del total accediendo a programas de recolocación. 
 

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Era Digital Podcast: Empieza y crece un software (SaaS) de servicios para vender a empresas

Post siguiente

Diferencias entre factoring y descuento de facturas

Related Posts