Peruano emprendió en cuarentena y su crecimiento ha sido exponencial

Isela Barranzuela
emprendedor peruano
Fuente: Trome

Emprendedor. Don Ebert Tassara Montánchez asegura que su taller se ha convertido en refugio perfecto pues se entristece al escuchar a diario noticias sobre el coronavirus.

De acuerdo con un estudio de Datum, el 42% de los emprendimientos que existen actualmente iniciaron durante la pandemia de COVID-19. También señala que el 55% de peruanos tiene un emprendimiento como su única fuente de ingresos, mientras que un 8% inició un negocio, pero también tiene un empleo formal en una empresa.

Parte de estas estadísticas es el emprendedor Ebert Tassara Montánchez, quien estudió electricidad en la Marina de Guerra del Perú y por mucho tiempo trabajó de manera independiente reparando refrigeradoras, televisores, microondas, licuadoras, entre otros electrodomésticos.

Lee también: 5 emprendimientos creativos en el extranjero que te inspirarán

Durante la primera cuarentena (marzo del 2020), don Ebert notó que su esposa ‘Mina’ usaba mucho el celular y a veces lo colocaba sobre un servilletero para que no se caiga, por ello es que un día decidió elaborar un trípode especial para colocar este aparato y su amada pueda ver con tranquilidad sus videos.

“La idea le encantó a mi esposa que me felicitó, me abrazó y me dio un beso. Luego hice más porta celulares para mis hijos y mis nietos”, cuenta para Trome.

Lee también: Emprendimiento crea solución para pacientes con diabetes a partir de residuos agrícolas

Así es como nació el negocio “El taller de Ebert”. De boca en boca fue pasando la ingeniosa idea de este emprendedor, su éxito ha sido tal que actualmente se han vendido más de mil de estos productos. Su nieta Lucía es quien le creó los perfiles en redes sociales y atiende los mensajes, además de hacer los envíos.

“Es triste escuchar a diario las muertes de las personas a consecuencia de este virus, ya no quise escuchar más noticias porque eso me deprime y mi taller se ha convertido en el refugio perfecto para no pensar sobre esta enfermedad, aquí me distraigo mucho, paso tres horas en las mañanas y tres horas en la tarde elaborando mis trípodes”, detalla. 

Lee también: The Chocolate Brownie, el exitoso caso de un emprendimiento que inició con una receta familiar

Lee también: ¿Qué piensan tus clientes de tu emprendimiento? Descubre cómo saberlo aquí

Total
337
Shares
Post previo

Aumenta uso del comercio electrónico y del débito en América Latina y el Caribe

Post siguiente
bono personal salud

Aprueban bono de S/1 440 para personal de salud y administrativo

Related Posts
Total
337
Share