Emprendedor: todo lo que debes saber sobre el cierre contable de una empresa

Emprendedor: todo lo que debes saber sobre el cierre contable de una empresa
Foto: Internet

Realizar el cierre contable representa una serie de beneficios para las empresas, porque permite medir los resultados obtenidos en el curso del año que se va.

En diciembre las empresas (sin importar cuál sea su tamaño) se aprestan a realizar el cierre contable del año. Esta es una de las tareas más importantes para cualquier negocio, porque es el proceso por el cual una organización puede conocer si ha obtenido ganancias o pérdidas, mediante la exhaustiva revisión de todas sus cuentas.

LEE: Negocios: estrategias para revertir la pérdida de clientes

Importancia

El cierre del ejercicio contable es el cierre de las cuentas de la empresa y el análisis de las mismas. Esto es fundamental para conocer el estado en el que se encuentra la firma y para trasladar información clave a la administración.

Para el efecto, se tiene en cuenta que los periodos contables coinciden con los años naturales y, por ello, el cierre contable se efectúa en el último mes del año y específicamente el 31 de diciembre. Ahora bien, para realizar dicho cierre se requiere tener a la mano toda la información contable de la empresa.

Ello en la medida que dicho proceso implica comparar los datos de la empresa con los libros contables. Así, de llegarse a encontrar algún error que haga imposible tal comparación, se deberán efectuar los ajustes necesarios o será imposible efectuar el cierre contable.

Beneficios

Si bien el cierre contable es un procedimiento obligatorio, realizarlo representa una serie de beneficios para las empresas, básicamente porque permite medir los resultados obtenidos por la empresa en el curso del año que se va.

Otro de sus beneficios reside en que permite que los líderes de las empresas cuenten con información cualitativa sobre las áreas más importantes de las mismas. Además brinda información relevante sobre la eventual pérdida valor de los activos de la organización.

También permite que se conozca cuál es el patrimonio neto de una empresa, siendo ésta una información fundamental para la toma de decisiones respecto a la economía de la firma. Por otro lado, facilita que los líderes puedan conocer en detalle cuáles son los costos operativos del negocio.

LEE: Emprendedor: ¿Cómo sobrevivir si tu socio deja el negocio?

Información importante

Lo más importante es que los cierres contables nos permiten ordenar toda aquella información que, algunos meses después, deberemos presentar ante la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) para el correspondiente pago de los impuestos.

Por todo ello, los especialistas en contabilidad advierten que: “es importante llevar al día la gestión de la empresa para que, en el momento de realizar el cierre contable, al final de año, este proceso no se convierta en un lío”.

Esto nos obliga a mantener la información ordenada y centralizada en un mismo espacio, a fin que el cierre contable y el cierre fiscal del final de año sean más llevaderos.

Las claves

¿Cómo podemos llevar un adecuado cierre contable de nuestra empresa? Aquí algunas claves:

PASO 1. Debemos asegurarnos que los datos contables de nuestra empresa cuadren con los consignados en los libros de la misma.

PASO 2. Balance de comprobación de sumas y saldos. Esto implica realizar las comprobaciones necesarias para asegurarnos que no hay errores en los libros de la empresa.

PASO 3. Revisión del cuadro de cuentas del Plan General Contable. Es un listado en el que se incluyen todos los elementos que se consideran en la contabilidad de la empresa.

PASO 4. Verificar que no haya ningún error en ninguna de las siguientes cuentas o grupos:

-Financiación básica.

– Activos no corrientes.

-Existencias.

-Acreedores y deudores por operaciones comerciales.

-Cuentas financieras.

-Compras y gastos.

-Ventas e ingresos.

-Gastos imputados al patrimonio neto.

-Ingresos imputados al patrimonio neto.

-Recuento de existencias.

Debe recordarse que “para poder cerrar el ejercicio contable, debemos considerar todas aquellas existencias no consumidas. De este modo, tenemos que restar las existencias no consumidas de las compras realizadas durante el año, cifra que debería cuadrar con el número de existencias que tenemos en la actualidad. Se trata de una forma para comprobar que no hay ningún error”, indican los expertos en contabilidad.

PASO 5. Reclasificación de Deudas y Créditos. Para el efecto, es necesario tomar en cuenta todas las deudas del año contable que están pendientes y también los créditos que aún están por cobrar y, por consiguiente, pasan para el siguiente ejercicio contable. En suma, se trata del primer ajuste que se deberá hacer antes de proceder al cierre contable.

Debe tenerse en cuenta que “todos aquellos gastos que se deban anticipar para beneficio del próximo año como, por ejemplo, el alquiler del local en el que desarrollará la actividad durante enero, no se deben incluir en el ejercicio contable del mismo año, sino que se tendrá en cuenta en el siguiente año, que es cuando sucede”, advierten los expertos.

PASO 6. Regularización de ingresos y gastos de una empresa .Que es un ejercicio de pérdidas y ganancias. En otras palabras, es la diferencia entre ingresos y gastos.

PASO 7. Amortizaciones y material inmovilizado de la empresa. Para hacer el cierre contable de la empresadeberemos considerar el valor de todas aquellas amortizaciones, así como del material inmovilizado.

PASO 8. Cierre de los libros contables. Cuando ya se hayan realizado los pasos anteriores, deberemos cerrar los libros contables de la empresa que incluye los inventarios y las cuentas anuales.

PASO 9. Asiento de regularización. Es un procedimiento que se realiza al final del cierre contable. Implica calcular la diferencia entre ingresos y gastos de la empresa. La cifra que se obtenga nos permitirá saber si nuestra empresa ha tenido un año de pérdidas o de ganancias.

Aprende más
  • El asiento de cierre. Se define como el momento en el que se cierra la contabilidad del ejercicio. Es decir, el momento en que se deja de registrar (momentáneamente) las operaciones. Supone el final de un ejercicio contable y el inicio de otro.
  • El Asiento de apertura en contabilidad. Es indispensable para que queden registradas las cuentas del año anterior.
  • El cierre Fiscal. Todas las empresas, al terminar el cierre contable, deben realizar el cierre fiscal. Se trata de las acciones que se realizan para dejar el año fiscal y que se refieren a los tipos impositivos.

LEE: Emprendedor: cuatro tips para que dialogues con un nuevo socio

LEE: Emprendedor: ¿Cómo sobrevivir si tu socio deja el negocio?

Total
1
Shares
Post previo
Perú: afirman que inversiones hoteleras suman US$ 111 millones por recuperación anticipada del IGV

Perú: afirman que inversiones hoteleras suman US$ 111 millones por recuperación anticipada del IGV

Post siguiente
Congreso aprueba Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2023

Congreso aprueba Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2023

Related Posts