Evaluación del impacto y desempeño de emprendimientos sociales en Perú es insuficiente

Redacción PQS
Diana Castañeda, gerente general de Kunan, brindó algunos alcances sobre el panorama del emprendimiento social en el Perú. ¿Cuáles son los desafíos? Entérate en la siguiente nota.
Diana Castañeda, gerente general de Kunan.

Diana Castañeda, gerente general de Kunan, brindó algunos alcances sobre el panorama del emprendimiento social en el Perú. ¿Cuáles son los desafíos? Entérate en la siguiente nota.

Kunan es una comunidad que busca impulsar, integrar e inspirar a los jóvenes innovadores que apuestan por emprendimientos sociales con un impacto positivo en la sociedad. A la fecha son más de 70 proyectos liderados por emprendedores que ya impactan en las 24 regiones del Perú.

>LEE: Google destina $750,000 dólares a startup peruana Laboratoria

Pero, ¿qué hace que un emprendimiento sea algo social? Existe un consenso en que la principal motivación de un emprendedor social no es el lucro, sino el impacto que su iniciativa tendrá sobre los agentes involucrados con ella.

“Las personas que se descubren como emprendedores sociales suelen tener fuertes convicciones éticas, morales, y sobre todo llevan la solidaridad a flor de piel”.

Diana Castañeda, gerente general de Kunan, brindó algunos alcances sobre el panorama del emprendimiento social en nuestro país y compartió con PQS los principales resultados de la encuesta que el programa IncuBA realizó en Lima, Arequipa y Trujillo en el 2016.

Es importante conocer que en este tipo de emprendimientos, se distinguen dos actores: los del primer piso, que son los involucrados directamente con el beneficiario; y los del segundo piso, es decir, las organizaciones y asociaciones que apoyan y potencian a estos emprendimientos a través de diferentes actividades y servicios.  

La encuesta que abarcó actores del primer y segundo grupo, mostró que los problemas más abordados en emprendimiento social están en los sectores Educación y Desarrollo, con iniciativas como Yaqua, X-runner, Cáritas, EnseñaPerú y Laboratoria.

Otro aspecto que resalta y que se debe tomar en cuenta para el desarrollo del sector es que las acciones de los actores de segundo piso son insuficientes para funcionar de manera eficaz. “Ninguno evalúa el impacto sobre los programas, iniciativas y organizaciones sociales”, refiere Castañeda.

Entre los principales desafíos que se perciben como resultado del estudio están la escalabilidad o replica de las iniciativas y el desarrollo de un modelo de sostenibilidad para la organización. Y es que del total del ecosistema de emprendimientos sociales existentes, solo el 29% está en etapa de madurez y el 51% se encuentra entre organización emergente y mediana.

Cada una de las botellas de Yaqua le brinda ocho días de agua potable a una persona en condiciones de pobreza extrema.

Muchos suelen confundir al emprendimiento social con el voluntariado; sin embargo, la especialista aclara que ambos conceptos son diferentes. Emprendimiento social es una organización cuya razón de ser es cumplir un objetivo social, utilizando mecanismos de mercado para su sostenibilidad. Por otro lado, el voluntariado es la acción libre de trabajar sin remuneración por alguna causa.

Además, existen jóvenes en nuestro país que empiezan con muy buenas iniciativas sociales, pero que al final terminan abandonando el proyecto al no percibir ingresos. Según la especialista, esto ocurre por dos factores: no hay perseverancia y no se han enfocado los recursos hacia un solo objetivo. “El mecanismo de generación de dinero tiene que estar relacionado al mecanismo de solución del problema, de modo que al trabajar en uno, trabajas simultáneamente en el otro”, explica.

El factor innovación en los emprendimientos sociales

En Kunan, la innovación cumple un rol fundamental en el desarrollo de emprendimientos sociales. Por ello, la organización trabaja bajo la definición del Centro de Innovación Social de la Universidad de Stanford: La solución propuesta para el problema identificado deber ser más efectiva, más eficiente, más sostenible o más justa que las soluciones existentes actualmente.

En esa lógica, si un emprendimiento social está enfocado en solucionar problemas de poblaciones vulnerables social o económicamente, es más efectivo, eficiente, sostenible o más barato, ya representa una mejora en la calidad de vida de las personas.

¿Cuál es la receta para que una iniciativa de este tipo funcione? Para Castañeda, un emprendimiento social debe englobar siempre cuatro claves: impacto, innovación, sostenibilidad y ética.

Desafío Kunan

Kunan impulsa y celebra el emprendimiento social de jóvenes peruanos a través del Desafío Kunan 2017. Aquí los emprendedores tienen la oportunidad de consolidar su modelo y conquistar su potencial. Conoce los detalles en el siguiente enlace

>LEE: Estudiante del Campus Virtual Romero logra certificarse en todos los cursos con éxito

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
Apps para que manejes bien tus finanzas personales

Apps para que manejes bien tus finanzas personales

Post siguiente
Charles Chaplin

Charles Chaplin: el poema sobre inteligencia emocional que no puedes dejar de leer

Related Posts
Total
0
Share