Las “4 p” del marketing: ¿Qué son y cómo benefician a un negocio?

Las “4 p" del marketing: ¿Qué son y cómo benefician a un negocio?
Imagen: Pixabay

Los componentes principales en las estrategias de marketing son 4 (de ahí lo de las “4 p”). ¡Descubre cuáles son y aprende su importancia!

Una persona emprendedora debe tener presente que el marketing es un aspecto clave para poner en marcha un negocio. Para que un producto o servicio llegue al mercado y sea conocido, es esencial conocer al menos lo básico de esta área. 

LEE: ¿Por qué la gestión de la calidad es fundamental para una empresa?

El marketing tiene que ver con un conjunto de técnicas que tienen como fin mejorar la comercialización de un producto o servicio. Dicho concepto trae consigo la técnica de las “4 p”.

Las “4 p”, ¿Qué es eso? 

Los componentes principales en las estrategias de marketing son 4 (de ahí lo de las “4 p”). Estos son los siguientes:

  1. Producto
  2. Plaza
  3. Precio
  4. Promoción 

Veamos en qué consisten estos 4 componentes:

1. PRODUCTO (¿Qué vendo?) 

Los consumidores tienden a ver a los productos como un conjunto de beneficios que satisfacen sus necesidades, y ni solo como objetos físicos que tienen un precio.

Para que un producto logre satisfacer las necesidades de los consumidores de manera óptima, debe considerar tres niveles:

  • Primer nivel. Producto básico. Tiene que ver con una necesidad específica que satisface el producto.

    Ejemplo: Una gaseosa sería un producto que satisface la necesidad de calmar la sed y refrescar.
     

  • Segundo nivel. Producto real. Representa todos los atributos que el producto satisface mejor que la competencia y las características que lo distinguen.

    Ejemplo: Siguiendo el caso de la gaseosa, las características que la distinguen serían su envase, el color de la gaseosa, el olor, el tamaño de la botella, la calidad y el nombre.En el caso de la gaseosa, el producto real estaría representado por su sabor.
     

  • Tercer nivel. Producto aumentado. Se refiere a los beneficios adicionales que el consumidor obtiene al comprar el producto. Por ejemplo: el buen trato que los clientes obtienen, las garantías, créditos, entre otros.

LEE: Día de la Mujer Emprendedora: tres historias de éxito de negocios a la vanguardia

2. PLAZA (¿Cómo hago llegar mi producto al público?) 

La plaza, también conocida como distribución, es la forma o canales mediante los cuales los productos llegan del productor al consumidor final. Existen distintos tipos de distribución de los productos:

  • Distribución directa. Es cuando se atiende directamente al consumidor. Esto se da cuando no hay intermediarios entre el consumidor y el productor. Por ejemplo, las personas que venden desayunos en sus kioskos o carritos, usan únicamente estos canales para ofrecer sus bebidas.     
     
  • Distribución indirecta. Se da cuando existen intermediarios en la cadena de distribución. La cantidad de intermediarios puede variar, y entre más larga sea la cadena de distribución más variará el precio del fabricante al precio que paga el consumidor. Por ejemplo, cuando vas a una tienda a comprar helados o chifles, estos productos deben hacer sido distribuidos de la fábrica a la bodega. 

3. PRECIO (¿Cuánto pagarán por mi producto?)

El precio es el valor (en términos de dinero) del producto que ofreces. Para establecer el precio, las empresas deben considerar el segmento (grupo de consumidores a los que va dirigido el producto); otros factores importantes a tener en cuenta son los objetivos de la empresa en relación al tiempo en que espera recuperar su inversión y empezar a obtener ganancias.

Cabe indicar que muchas veces el factor precio es el que posiciona al producto. Debido al mercado competitivo, el precio de venta se convierte en la diferenciación. Por esto es fundamental definir bien si tu producto será económico o exclusivo. La fijación del precio no es solo la formula costos y ganancia esperada, sino es el resultado de un proceso que impacta en el público.

4. PROMOCIÓN (¿Cómo conocerán mi producto o cómo lo comprarán?)

La promoción sirve para comunicar a los consumidores acerca de la existencia de tu producto, sus bondades, beneficios, ventajas e innovaciones.

Para lograr que el público conozca un producto existen una serie de herramientas: publicidad, promoción de ventas, ventas personales y relaciones públicas.  

LEE: Emprendimiento: ¿Qué es formalización y qué beneficios trae?

LEE: Emprendedor: Cuatro claves para que tu negocio termine bien el año

Total
1
Shares
Post previo
Facturación electrónica: cómo usarla para conocer mejor a tu cliente

Facturación electrónica: cómo usarla para conocer mejor a tu cliente

Post siguiente
Emprendedoras: ¿Cuáles son sus principales retos y cómo pueden superarlos?

Emprendedoras: ¿Cuáles son sus principales retos y cómo pueden superarlos?

Related Posts