Las 7 formas de financiar tu emprendimiento

¿No sabes de dónde sacar el dinero inicial para tu negocio propio? Acá te dejamos diversas formas de hacerlo.
financiamiento para emprendedores

¿No sabes de dónde sacar el dinero inicial para tu negocio propio? Acá te dejamos diversas formas de hacerlo.

Todos, en algún momento de nuestras vidas, sentimos ese deseo de aventurarnos en el negocio propio y el empleo propio. Y sí, en un mundo cada vez más globalizado, donde la tecnología es un soporte para muchos sectores de trabajo, este sueño es cada vez más posible. Además de distintas iniciativas públicas y privadas que apoyan el emprendimiento juvenil y demás.

>LEE: [VIDEO] Mara Seminario anuncia convocatoria “Para Quitarse el Sombrero 2015”

Sin embargo, el tema monetario y de financiación puede llegar a ser un dolor de cabeza. Todos sabemos que es esencial contar con capital suficiente para poder sacar a flote el negocio y echarlo a andar. No obstante, nace la pregunta: ¿de dónde saco ese dinero?

¡No te preocupes! A continuación te mostramos las siete formas para financiar tu emprendimiento.

Financiación bancaria y créditos

La financiación tradicional bancaria es una de las puertas más complicadas de abrir para un emprendedor. Sólo lo lograrán proyectos muy solventes, trabajados y realistas, en los cuales se especifique con mucha precisión para qué se quiere el dinero. El banco pedirá muchos detales antes de aprobarte el crédito. Sin embargo, hoy en día hay muchos estilos de préstamos, quizás de montos más pequeños, pero que te ayudarán con ese punta pié inicial.

Subvención pública

Este tipo de financiamiento no es en realidad liquidez concreta. Trata más sobre las ventajas y beneficios que el Estado da para aquellos que se inician en un negocio propio. En la actualidad hay varios regímenes tributarios que apuntan a ello. En adición, se ha aprobado la reciente ley que favorece la investigación e innovación tecnológica.

Familiares y amigos

Quizás es la forma más clásica de apoyo financiero. Cuando recién empezamos es complicado convencer al mundo de que nuestro negocio o producto funcionará. No obstante, nuestro entorno más cercano es un buen medidor para nuestro proyecto y de ellos se puede conseguir el dinero inicial. Pedir un préstamo a tus familiares o amigos no es una mala opción, siempre y cuando haya expectativas de retorno.

Business angels

Son inversores privados que aportan su capital, su experiencia y contactos en el mercado. Aunque ponen dinero, su perfil es más de empresario y mentor que de inversor propiamente dicho.

Capital riesgo

Son entidades que tienen por objeto la toma de participaciones en el capital de empresas no cotizadas en el primer mercado de la Bolsa. Junto a los bancos, son la otra fuente de financiación “profesional”. Están reguladas legalmente y pueden adoptar dos tipos de personalidades jurídicas: sociedades de capital riesgo y fondos de capital riesgo.

Préstamo participativo

El prestamista realiza una apuesta por el proyecto y une su suerte a la del emprendedor. Se trata de un instrumento financiero caracterizado por la participación de la entidad financiera en los beneficios de la empresa financiada, además del cobro de un interés fijo. Es decir, si al emprendedor le va bien, el prestamista ganará más.

Crowdfunding

Se trata de una democratización de la financiación de proyectos empresariales El emprendedor solicita financiación a la colectividad, a todo aquel que pueda estar interesado en su proyecto, normalmente a través de internet.

>LEE:  Bussiness Angels: cómo encontrar a los genios

Fuente: Casacochecurro

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
diseño web, diseño

4 tendencias de diseño que verás este 2015

Post siguiente
emprendimiento, alimentacoón, estros, recursos humanos, nutrición, nutricionista

Menú de la felicidad: siete alimentos que mejorarán tu ánimo

Related Posts