Las cuatro mejores inversiones de un emprendedor

No todas las inversiones se traducen a gastos. Las mejores pueden estar a tu alcance y aún no te has dado cuenta.
Foto: Shutterstock

No todas las inversiones se traducen a gastos. Las mejores pueden estar a tu alcance y aún no te has dado cuenta.

Cuando se habla de inversión, muchos emprendedores piensan automáticamente en gastar dinero. Y es que invertir y gastar son palabras que se suelen relacionar, incluso para algunos podrían entenderse como sinónimos. Sin embargo, es importante reconocer la diferencia.

>LEE: Cómo trabajar en lo que te gusta y hacerlo bien

Gastar puede entenderse simplemente como comprar algo que generalmente responde a una necesidad o a la satisfacción de un deseo. Por otro lado, invertir supone la compra o el pago de algo con la intención de que nos proporcione algún beneficio en el futuro. Esto último es a lo que debe apuntar todo emprendedor.

A continuación te decimos qué inversiones son las que mayores beneficios traerán a tu negocio:

1. Registrar tu marca o patente

Debes aprender a cuidar tus buenas ideas y creaciones. El Indecopi ofrece servicios gratuitos de asesoría sobre el registro de marcas y patentes. ¿Viste la película Joy? Qué no te pase lo que a la protagonista.

Registrar tus innovaciones es algo que no debes posponer, será sin duda, una de esas inversiones de las que nunca te arrepentirás.

2.  Invertir tiempo de calidad con tu familia

Las inversiones no siempre se traducen a números, también a tiempo. Todo emprendedor debe manejar un plan estratégico que le permita encontrar el equilibrio entre sus tareas y el tiempo que pasa con su familia y seres queridos.

Las personas que te quieren y aprecian, serán tu mejor cable a tierra ante cualquier dificultad. ¡No los descuides!

3. Inscribirte a un curso

Un emprendedor nunca debe cerrarle la puerta al nuevo aprendizaje. El peor error que puedes cometer es pensar que estando al frente de un proyecto, ya no necesitas nutrir tu mente con conocimientos frescos.

Deja las excusas para los perdedores. Hoy, la educación se adapta a tu presupuesto, a tu tiempo y hasta a tu espacio. El Campus Virtual Romero te ofrece una serie de cursos que puedes estudiar desde la comodidad de tu móvil, en el lugar que prefieras.  

4. Formalizar tu negocio

Algunos emprendedores deciden iniciar su negocio de manera improvisada y sin formalizarlo, gracias al falso mito del ahorro. Nada más alejado de la realidad, los gastos de no tener protección ni apoyo del Estado pueden salir muy caro.

La formalización es la mejor inversión que puedes hacer. Una empresa que es formal tiene muchos beneficios y menos costos a largo plazo.

Además, recuerda que esta no solo es una inversión para tu propio bienestar, la formalización va más allá, es una manera de sumar esfuerzos y contribuir a que el país sea una sociedad más justa, ordenada y con las mismas reglas del juego para todos.

El curso Formalizando mi Emprendimiento del Campus Virtual Romero, será tu mejor guía para que empieces a dar los primeros pasos. 

>LEE: Importancia de la salud en los negocios

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Post previo
Exportación de aguaymanto crece 81.5% hasta setiembre

Exportación de aguaymanto crece 81.5% hasta setiembre

Post siguiente
Lucho Quequezana, el emprendedor que innova la música peruana.

Lucho Quequezana: “La clave está en la energía del equipo”

Related Posts
wikipedia, emprendimiento, social

Wikipedia: el emprendimiento social

Amigo lector, ¿sabes qué es el emprendimiento social? Este término se refiere a un tipo de empresa en la que su razón social es, en primer lugar, satisfacer necesidades de la sociedad en la que se desenvuelve. Los emprendimientos sociales son organizaciones que aplican estrategias de mercado para alcanzar un objetivo social.

Leer más