Métodos para no perder la calma en el trabajo

Carlos Guzmán
Hay situaciones en donde se vuelve difícil no perder el control y aún más, actuar de manera asertiva y diplomática. Toma nota de los siguientes consejos para que puedas controlar los momentos de mucho estrés.
Métodos para no perder la calma en el trabajo

Hay situaciones en donde se vuelve difícil no perder el control y aún más, actuar de manera asertiva y diplomática. Toma nota de los siguientes consejos para que puedas controlar los momentos de mucho estrés.

Lector, tal  vez en algún momento has sentido enojo, frustración, miedo, decepción o angustia en el trabajo. ¿Cuál fue tu reacción? ¿Afectó negativamente tus labores? ¿Reaccionarías igual si vivieras nuevamente tal episodio?

>LEE: Ocho emociones negativas que debes evitar para tener éxito 

Lo más probable es que pienses que no tuviste una buena reacción y actuarías distinto si volvieras a experimentar una situación similar. Muchas veces nos toma por sorpresa alguna noticia y reaccionamos sin pensar.

La forma en que reaccionamos frente a momentos de crisis, especialmente en la cultura laboral, es muy importante, no solo porque afecta a nuestra imagen, sino porque muchas veces una mala reacción puede repercutir negativamente en nuestro entorno y en nuestras responsabilidades. Por eso se le da énfasis a la forma de reaccionar en nuestro trabajo, en cómo gestionamos nuestras emociones.

Hay situaciones en donde se vuelve difícil no perder el control y aún más, actuar de manera asertiva y diplomática. Toma nota de los siguientes consejos de Trabajando.com para que puedas controlar los momentos de mucho estrés:

1. Reconoce la emoción

No ignores lo que te está haciendo sentir frustrado, enojado o triste. Reconoce lo que estás sintiendo. No actúes por impulso, tómate un tiempo para analizar qué provoca esa emoción.

2. Medita en cómo abordarás esa emoción

Ahora que ya identificaste qué provoca una emoción negativa, qué te hace sentir furioso, reflexiona cuál es la mejor forma de abordar el problema.

3. Ahora, exprésate

En este punto, es muy importante que apliques la asertividad y la exteriorización. Expresa lo que sientes, pero siempre con respeto, sin llegar a la agresividad. Si la emoción no involucra a otra persona, como por ejemplo, estás decepcionado porque no te llamaron de un trabajo que anhelabas, analiza qué fue lo que pasó y qué harás de diferente para la próxima entrevista.

Años atrás, se creía que para alcanzar al éxito profesional, solamente era necesario terminar una carrera profesional o técnica. Sin embargo, el mundo laboral cambió y, actualmente, el mercado está demandando una nueva categoría de competencias y recursos que raramente se imparten en la educación formal. Se trata de las habilidades blandas y la inteligencia emocional. Ambas muy vinculadas con la capacidad para relacionarse con otros y el autocontrol.

>LEE: Seis tips para enfriar una negociación acalorada

Foto referencial: fratela.com

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
foto: shutterstock

Día de la Madre: cinco productos que puedes comprar durante los Cyber Days

Post siguiente
foto: shutterstock

Conoce los diez mandamientos de todo buen líder emprendedor

Related Posts
Total
0
Share