Métodos que ayudan a generar ideas innovadoras

Métodos que ayudan a generar ideas innovadoras
Imagen: Pixabay

Desarrollar ideas novedosas no es algo que surja de manera espontánea. Existen ciertos pasos que sirven para generarlas y te los presentamos a continuación.

Ser innovador no solo es generar nuevos productos, procesos o servicios con la intención que sean útiles para otros; también tiene que ver con la introducción de mejoras efectivas a algo ya existente.

Desarrollar ideas novedosas no es algo que surja de manera espontánea, existen ciertos pasos que ayudan a generarlas y te los presentamos a continuación:

1. Identifica el problema u oportunidad

Debes identificar las áreas en las que existen oportunidades para la mejora o en las que puedan surgir problemas en el futuro. Es importante que tengas claro el objetivo de la innovación, es decir, saber lo que se quiere lograr con esta iniciativa: ¿se quiere evitar un problema posterior?, ¿se quiere ahorrar costos?, ¿se quiere probar algo nuevo?

2. Haz una lluvia de ideas

Luego de haber identificado el área donde innovarás, realiza una lluvia de ideas; así podrás recabar muchas opiniones para evaluar posibles soluciones. Necesitas la opinión de varias personas, ya que muchas veces la idea de uno puede complementar la idea de otro.

El único objetivo en esta etapa es utilizar toda la creatividad posible. No es necesario que tu idea no esté completamente fundamentada (todavía).

3. Realiza un análisis

Una vez que reúnas todas las ideas sugeridas analiza si son razonables y pertinentes. Para esto es importante tener claros los objetivos de la empresa, ya que según ello también se rechazará o aceptará alguna propuesta. Este análisis no debe incluir solo los beneficios de la posible innovación, sino también las desventajas o consecuencias negativas de su posible implementación.

4. Implementa tu idea

A la hora de implementar la idea se debe partir de la planificación para luego poder llevar a cabo la innovación. La implementación es poner en práctica y hacer realidad la idea innovadora.

5. Evalúa qué tan efectiva es la idea

Una vez que se ha implementado la idea se debe evaluar qué tan efectiva es, si su rendimiento es el adecuado y qué tanto la aceptan los consumidores. Básicamente se busca saber si se logró lo que se esperaba y cómo funciona.

6. Fomenta la retroalimentación

Bueno, en esta etapa se puede hacer las modificaciones necesarias para que el producto, proceso o servicio sea realmente innovador y que los consumidores se sientan satisfechos.

¿Y si la idea no funciona?

No hay que ponerse triste o sentirse derrotado. Cuando una idea no funciona, no quiere decir que esta sea mala, ya que esta puede estar siendo implementada de manera equivocada. Lo que debes tener es una reacción rápida y no dejar que un pequeño problema se convierta en uno mayor.

Aprende más

Te contamos que el Campus Romero, iniciativa desarrollada por la Fundación Romero, te ofrece varios cursos online de calidad, muchos de ellos gratuitos, que te ayudarán en tus esfuerzos por alcanzar el éxito.

LEE: Vuelta a clases: cinco ideas para fidelizar clientes con la digitalización

LEE: Emprendimiento: cinco ideas de negocio para aprovechar el verano

Total
0
Shares
Post previo
Evita estos errores en tu plan de negocios

Emprendedor: evita estos errores en tu plan de negocios

Post siguiente
Mypes: Desde el Congreso proponen crear el programa Reactiva Mype

Mypes: Desde el Congreso proponen crear el programa Reactiva Mype

Related Posts