Mistura 2016: el sabor solidario de los productos D’Laly

Junín. Empresa social de néctar de aguaymanto otorga raciones gratuitas de alimentos a niños de bajos recursos económicos dentro de su comunidad.
D'Laly, pertenece a la red de empresas solidarias promovidas por PAN-SOY.

Junín. Empresa social de néctar de aguaymanto otorga raciones gratuitas de alimentos a niños de bajos recursos económicos dentro de su comunidad.

La producción al interior de nuestro país empieza a dar sus primeros pasos a la industrialización. Hoy, muchos productores comercializan los derivados envasados de productos como el aguaymanto.

>LEE: Mistura 2016: productores cambian cultivos de coca por cacao y café sostenible

Evi Ñaupari Suarez, es una emprendedora de la provincia de Jauja en el departamento de Junín que ha llegado a Mistura 2016 con dos de sus productos estrella: el néctar de aguaymanto y la chicha de jora.

“Estar en Mistura es emocionante porque podemos mostrar la producción de nuestra comunidad”, nos cuenta la emprendedora.

Al frente de la marca D’Laly, doña Evi nos cuenta que el desarrollo de su negocio va de la mano con el de sus pobladores. Bajo el lema “prueba el sabor de la solidaridad” la empresa social crece gracias al soporte del Programa de Apoyo Nutricional basado en Soya, Pan-Soy.

Pan-Soy pone a disposición de los emprendedores los recursos necesarios para que puedan tener éxito en la implementación del negocio propio y lo compartan con sus comunidades.

A cambio, las empresas otorgan 100 raciones gratuitas diarias a niños de bajos recursos económicos dentro de su localidad.

Son más de 130 las microempresas gastronómicas que forman parte del programa nacional a lo largo de las provincias de Ayacucho, Loreto, Cusco, San Martín, Junín, Piura, Ica y Lima.

Estas mypes comparten sus utilidades para combatir la malnutrición entregando más de 11,000 raciones de aporte nutricional cada día.

“Queremos crecer como empresa y seguir compartiendo con las personas que más necesitan”.

Para Doña Evi lo más difícil del camino ha sido formalizarse, pero gracias al apoyo de Pan-Soy su empresa ha podido superar todos los retos y seguir aportando al desarrollo de su localidad. ”Ahora somos formales y tenemos inscritas nuestras todas nuestras marcas en Indecopi”.

“Las dificultades te enseñan a salir adelante. Yo siempre digo que lo mejor es trabajar bajo las reglas porque eso te permite salir a otros mercados mejor preparado”, finaliza.

>LEE: Productos Sobraya: piscos y vinos de Tacna para el mundo

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
La CADE por la Educación recomienda la “Eduexperimentación”

CADE por la Educación: La actitud del docente influye en las emociones y motivación de los estudiantes

Post siguiente

Para los vendedores, ¿qué fue primero?

Related Posts