Nueve malos hábitos que te impiden ser productivo

Una de las cosas que más sabotean la productividad laboral, y el camino al éxito, son una serie de malos hábitos. Comienzan poco a poco y, antes que nos demos cuenta, causan un gran daño. Descubre cuáles son.
Productividad, malos hábitos, errores, consejos, trabajo

Una de las cosas que más sabotean la productividad laboral, y el camino al éxito, son una serie de malos hábitos. Comienzan poco a poco y, antes que nos demos cuenta, causan un gran daño. Descubre cuáles son.

Querido lector, aunque no lo creas una de las cosas que más sabotean la productividad laboral, y el camino al éxito, son una serie de malos hábitos. Comienzan poco a poco y, antes que nos demos cuenta, causan un gran daño. Descubre cuáles son y evítalos leyendo la siguiente nota. 

>LEE: Seis estrategias para mejorar la productividad

Lograr controlar sus malos hábitos es fundamental, y no solo por el bien de la productividad, escribe Travis Bradberry en su artículo publicado en LinkedIn. Toma nota de estas conductas negativas que podrían impedirte ser productivo:
 

1. Navegar por internet de forma impulsiva

El internet es una gran herramienta que nos acerca a nuevos conocimientos y al mundo. Pero al estar de página en página, descuidando varias veces el trabajo, pasarás un día entero sin explotar tu potencial al máximo.

 

2. Ser perfeccionista

Al establecer metas inalcanzables, el perfeccionista está interfiriendo en sus propias posibilidades de tener éxito. Además, el deseo de ser perfecto hace que una persona nunca se sienta satisfecha con sus logros, porque nunca le parecen suficientes. Evita eso, podrías colapsar.

 

3. Perder demasiado tiempo en reuniones

La gente productiva trata de que las reuniones sean las estrictamente necesarias. Ellos saben que una reunión se prolonga para siempre si la dejan, entonces cuando tienen que asistir a una reunión, informan a todos desde el inicio que se cumplirá con el calendario previsto.

 

4. Responder a correos electrónicos apenas llegan, sin priorizar

Las personas productivas no permiten que su correo electrónico sea una constante interrupción. Además de revisar su correo electrónico en un horario definido, ellas aprovechan las características que dan prioridad a los mensajes por remitente. Establecen alertas para sus proveedores más importantes y sus mejores clientes.
 

5. Apretar el botón de repetición de alarma

Cuando duermes, tu cerebro se mueve a través de una elaborada serie de ciclos, el último de los cuales te prepara para estar alerta a tu hora de despertar. Es por eso que a veces te despiertas justo antes de que alarma del reloj suene; tu cerebro sabe que es hora de despertar y está listo para hacerlo.

Cuando pulsas el botón de repetición de alarma y vuelves a dormir, pierdes este estado de alerta y despiertas más tarde, cansado y aturdido.

 

6. Realizar dos o más tareas a la vez

La multitarea es, en cierto modo,  “asesina” de la productividad. Las investigaciones realizadas en la Universidad de Stanford confirman que hacer dos o más tareas al mismo tiempo es menos productivo que hacer una sola cosa a la vez.

 

7. Postergar tareas difíciles

Tenemos una cantidad limitada de energía mental, y mientras agotamos esta energía, nuestra toma de decisiones y productividad disminuyen rápidamente. Esto se llama fatiga. Cuando postergas tareas difíciles para el final del día porque son intimidantes, las estás guardando para cuando estás en tu peor momento.


 

8. Usar el teléfono, tablet o laptop en la cama

Muchos no se dan cuenta que esto perjudica el sueño y productividad. La mayoría de nuestros dispositivos favoritos que usamos de noche, como computadoras portátiles, tablets, televisores y teléfonos móviles, emiten luz azul de onda corta, y en el caso de su laptol, tablet y teléfono, lo hacen de una forma brillante y justo en la cara.

Esta exposición afecta la producción de melatonina e interfiere con su capacidad para conciliar el sueño, así como con la calidad de su sueño una vez que logras quedarte dormido.

 

9. Comer demasiada azúcar

La glucosa funciona como el “acelerador” para la energía en el cerebro. No abuses y evita consumirla en grandes cantidades.

Vía: Gestión     Foto referencial: solucionesim.net

>LEE: La productividad en el desempeño de tu empresa 

¡Si te gustó la nota compártela!

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Post previo
campus virtual romero, módulos, inicio, MOOCs, mooc

Iniciaron las inscripciones para los módulos del Campus Virtual Romero

Post siguiente
gasolina, apps, Osinergmin

Apps que te permiten ahorrar en gasolina

Related Posts