Reactivación: consejos para potenciar y reincorporar tu empresa al mercado

Carlos Guzmán
Consejos que te permitirán cuidar y administrar correctamente tus activos, sacándoles el máximo provecho durante estos difíciles momentos.

El COVID-19 ha traído nuevos y mayores desafíos, transformando rápidamente la manera en que vivimos e interactuamos. Como consecuencia de ello, y debido al estado de emergencia decretado por el Estado, miles de negocios suspendieron temporalmente sus labores.

Hace poco  el gobierno dictaminó la reactivación paulatina de ciertas actividades, considerando los sectores de pesca, minería y construcción como los primeros en empezar a operar. Asimismo, según informó la titular del Ministerio de la Producción (Produce), Rocío Barrios, con el inicio de la fase 2, a partir del 25 de mayo casi el 70% de la economía puede estar en condiciones de reiniciar sus actividades.

Por ello, es necesario tener presente que este restablecimiento de actividades debe realizarse bajo una estrategia bien orientada, en la que se hayan identificado y minimizado todos los puntos de riesgo. 

Sobre este punto, Nilton Loarte, ingeniero de riesgos de Chubb Seguros Perú (compañía de seguros de propiedad y responsabilidad civil), comparte consejos que te permitirán cuidar y administrar correctamente tus activos durante estos difíciles momentos:

  1. Establecimiento de áreas operativas. Define claramente las áreas que iniciarán acciones. Es probable que tome algunos días verificar el número de empleados y maquinarias que se encuentren disponibles para operar al 100% o aquellos que todavía no están habilitados. Es recomendable tener una lista de áreas y tareas críticas y obligatorias.
     
  2. Definir los servicios necesarios y aquellos de los que se puede prescindir. Debido a la crisis económica, muchas empresas tienen que prescindir de determinados servicios, ya sea por representar un riesgo especial o porque no es totalmente necesario, lo cual representaría un punto de ahorro para la organización. Por ejemplo, si hablamos de un restaurante se puede mantener suspendido el servicio de gas ya que la cocina no estará operativa; o suspender el servicio de energía en las áreas donde se determinó que no habrá aún actividad.
     
  3. Asegurar el funcionamiento de los sistemas de seguridad y protección. Revisa y asegúrate que todos los sistemas de protección contra incendios (bombas, válvulas, extintores) y contra intrusión (cámaras de seguridad, sistemas de detección de movimiento, etcétera) sigan funcionando adecuadamente. En este punto, es importante coordinar con tu proveedor una inspección y de ser necesario, brindarle el mantenimiento correspondiente a estos equipos, ya que no solo protegerás las instalaciones, sino también a tu personal.
     
  4. Establecer un esquema de vigilancia de áreas (operativas e inoperativas). Revisa los contenidos y condiciones de ambas. Aunque un área no se encuentre operando, si no se tienen los controles necesarios, puede representar un riesgo.
     
  5. Mantenimiento general a las instalaciones. Establece rutinas de limpieza y desinfección, mantenimiento de los sistemas eléctricos y de refrigeración, equipos de producción por daños propios del no uso, entre otros.
     
  6. Establece un protocolo de comunicación. Aquí es importante que contenga al menos dos canales disponibles. Estos pueden ser vía telefónica o email, etcétera. Además, es importante verificar continuamente que estos funcionen adecuadamente. Las comunicaciones deben ser claras e inclusivas, en especial en estos momentos de crisis, donde cada trabajador debe conocer cómo será el desempeño de sus funciones o con quién acudir en caso necesite ayuda.
     
  7. Instrucción de los trabajadores y los protocolos. Instruye a tus colaboradores para que sepan cómo identificar los riesgos. Bríndales capacitación en procedimientos de seguridad y emergencia.

“Una deficiente ejecución del plan puede traer consecuencias perjudiciales, no solo personales sino también materiales; hecho que incluso puede generar la interrupción de las operaciones de una compañía por un tiempo aún más prolongado del que se esperaba.”, señaló el especialista.

El retorno a las operaciones y desarrollo de protocolos pueden ser tareas tediosas, pero ten presente que, si no se realiza un apropiado plan o una correcta ejecución del mismo, los daños y pérdidas pueden ser aún mayores a todo el tiempo que estuvo sin operar. Y recuerda que una comunicación efectiva es clave en circunstancias críticas como ésta, asegúrate de brindar una apropiada capacitación a tus colaboradores manteniendo la seguridad de todos como su principal objetivo.

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Cómo ayudar a los niños a organizarse y evitar el estrés en cuarentena

Post siguiente

EDUCAMP 2020: evento capacitará gratuitamente a docentes en métodos de enseñanza digital

Related Posts
Total
0
Share