Emprendedor: seis conductas negativas a las que les debes decir “nunca”

Emprendedor: seis conductas negativas a las que les debes decir "nunca"
Foto referencial: Pexels

Emprendedor, nunca aceptes una culpa que no sea tuya, pero tampoco rechaces tu responsabilidad cuando cometas un error. Descubre qué otras actitudes negativas debes desterrar de tu vida.

Emprendedor, el camino al éxito depende de ti y de la perspectiva que tengas para verle el lado bueno a las cosas. Pero cuidado, algunas acciones pueden desviarte de tu meta inicial y hacerte andar en círculos.

PQS te muestras seis conductas negativas a las que les debes decir nunca, si quieres ser un emprendedor exitoso:

1. Nunca te rindas

Es lo primero y más importante. Ojo, “no rendirse” no quiere decir continuar tercamente con un proyecto que no funciona. Se refiere a que como emprendedor, no definas tu valor en base al resultado de un solo proyecto. Persevera y si tienes un fracaso, intenta algo más.

2. Nunca culpes a alguien más de tus errores

Nunca aceptes una culpa que no sea tuya, pero tampoco rechaces una responsabilidad propia. Si cometiste un error, reconoce que lo hiciste. Corrígelo, aprende de él. Crece. Los errores son los escalones al éxito.

3. Nunca vivas en el pasado

No te sumerjas en las glorias pasadas. El pasado es el pasado. Claro, puedes obtener muchas cosas buenas de ello, como experiencia o fortaleza, pero no pienses ni por un instante que lo mejor que pudiste haber hecho ya lo hiciste. Siempre habrá algo más, siempre podrás mejorar, siempre podrás tener otro éxito para colocar en tu historial.

4. Nunca trates de hacerlo todo

Recuerda que nunca has sido ni serás Superman. No puedes ser bueno en todo. No puedes hacer cada actividad de una empresa, de forma simultánea y eficiente. Incluso puede ser que lo hagas espectacularmente bien, pero eventualmente requerirás de alguien más para realizar labores para las cuales simplemente no tienes la habilidad necesaria.

5. Nunca inicies un negocio para ser “rico y famoso”

Si tu negocio tiene éxito, tendrás mucho dinero. Incluso es probable que te vuelvas famoso entre ciertos círculos, pero es algo secundario. El objetivo principal de tener un negocio no puede ser simplemente volverse rico. Ese tipo de negocios están siempre condenado al fracaso. ¿Sabes cuál es el objetivo de todo negocio? Es simple: satisfacer una necesidad del cliente.

6. Nunca pienses a corto plazo

Estratégicamente hablando, debes considerar tus objetivos a corto, mediano y largo plazo, pero en términos estrictamente personales, pensar a corto plazo es una tragedia. Entiende algo: todo es temporal. El fracaso es temporal, el éxito también es temporal. Cada cosa buena o mala que consigas tiene fecha de caducidad. Recuerda, emprendedor, tu empresa es un ente que no se detiene en una adversidad ni termina en los buenos tiempos.

Vía: libdera.com

LEE: Emprendedor: diez consejos de redacción para los negocios

LEE: Emprendedor: aprende a desarrollar autodisciplina con estos pasos

Total
0
Shares
Post previo
Acuerdan declarar de interés nacional creación de la “Marca Puno”: ¿Qué busca la medida aprobada por el Congreso?

Acuerdan declarar de interés nacional creación de la “Marca Puno”: ¿Qué busca la medida aprobada por el Congreso?

Post siguiente
Recursos humanos: seis puntos clave para el cálculo correcto del pago de vacaciones

Recursos humanos: seis puntos clave para el cálculo correcto del pago de vacaciones

Related Posts