Tips para trabajar bajo presión

Trabajar bajo presión es la habilidad de laborar bajo condiciones adversas, manteniendo la eficiencia. En la siguiente nota encontrarás útiles consejos para que puedas lograrlo.  
Trabajo, presión, consejos, empleo, estrés

Trabajar bajo presión es la habilidad de laborar bajo condiciones adversas, manteniendo la eficiencia. En la siguiente nota encontrarás útiles consejos para que puedas lograrlo.

 

Lector, seguro que en alguna oferta laboral has leído que dentro de los requisitos se encuentra el trabajo bajo presión como una competencia. En la práctica, podemos entenderlo como la habilidad de trabajar bajo condiciones adversas, manteniendo la eficiencia. En la siguiente nota encontrarás útiles consejos para que puedas trabajar bajo presión.

>LEE: Seis tips para mantener la calma bajo presión

Trabajar bajo presión es un requisito cada vez más exigido. Los niveles de presión son superiores a lo que eran hace unos años atrás. En un mercado tan competitivo, el nivel de exigencia de las empresas es cada vez mayor, y esto significa recargar a los trabajadores con más trabajo y que lo cumplan en menor tiempo. Pero esto también ha generado aumento de estándares de calidad, lo que obliga a utilizar procedimientos y controles que anteriormente no existían.

Además, la polifuncionalidad también es una de las razones por las que el trabajo bajo presión sea una competencia tan requerida. Las empresas tratan de ahorrar en personal, entregándole a una persona, responsabilidades de dos o más.
 

Consecuencias negativas del trabajo bajo presión

¿Pero qué tan sano es trabajar bajo presión? Si no estás acostumbrado a trabajar bajo altas exigencias, lo más probable es que termines en un desequilibrio físico y emocional, conocido como estrés laboral.

En este sentido, los expertos opinan que inicialmente el estrés puede optimizar la actividad del individuo y por ende aumentar su productividad. Sin embargo, si la persona no sabe manejar estas situaciones, finalmente aumentará el cansancio y disminuirá el rendimiento.

Si las condiciones laborales adversas te están afectando, te sientes nervioso o preocupado, quizás no te has planificado lo suficientemente bien. Existen muchos distractores y obstaculizadores del tiempo que nos atrasan y no nos permiten lograr lo planeado de manera eficaz y eficiente.

Revisa los siguientes puntos y responde si has cometido alguno de estos errores:

  1. No planificar
  2. No organizar
  3. No priorizar
  4. Desviarte de los asuntos importantes, dándole tiempo a ladrones de tiempo como el teléfono
  5. No delegar
  6. No saber decir que NO
  7. Conversaciones inútiles
  8. Falta de precisión en las tareas

¿Cómo trabajar bien bajo presión?

Por otra parte manejar efectivamente la presión en el trabajo tiene que ver con otras condiciones individuales que nos ayudan a lidiar con el estrés. Ten en cuenta los siguientes puntos:

  1. La salud es primordial
  2. Sé puntual y planifícate desde que te levantas
  3. Dormir por lo menos 7 horas diarias
  4. Realizar deporte
  5. Tomar vacaciones
  6. Desconéctate de la oficina

“Quienes trabajar mejor bajo presión son aquellas personas que tienen presentes estas condiciones individuales y saben cuidar su salud. Finalmente, todos los puntos señalados anteriormente apuntan hacia lo mismo, cuidar la vida personal y disfrutar del tiempo de descanso”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

Vía: Trabajando.com

>LEE: Ocho tips para combatir el estrés en el trabajo

¡Si te gustó la nota compártela!

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
Deudas: cinco estrategias para librarte de ellas

Deudas: cinco estrategias para librarte de ellas

Post siguiente
LAB4, ASEC, Juan Roldan, emprendimiento

ASEC: Iniciativa colombiana para el emprendimiento

Related Posts