Cinco consejos para equilibrar tu vida personal y laboral

trabajo equilibrio
Foto: Gobierno del Perú

Trabajo. El no lograr la armonía entre la vida personal y laboral puede desencadenar estrés, agotamiento y otros factores que perjudican la salud mental.

Usualmente, las mujeres se ven presionadas por buscar el equilibrio perfecto entre las demandantes jornadas laborales, la vida familiar y doméstica, los estudios y otras actividades.

Lograr la armonía entre la vida personal y laboral consiste en priorizar de igual manera las exigencias del trabajo y las de la vida familiar y social, sin embargo, de no lograrse puede verse afectada la salud mental.

Para ayudarlas en este proceso es que a continuación brindamos cinco consejos para alcanzar el balance en la vida laboral y personal.

Lee también: La crianza de cerdos para trasplante de órganos, una nueva industria de negocios

1. Establecer límites

Para que tanto la vida personal y el trabajo se complementen es necesario establecer límites en el tiempo y espacio. Es decir, no distraerse con una cosa cuando se está en el tiempo y lugar de hacer otra.

Por ejemplo, si estás en una junta no debes prestarle atención a un mensaje poco importante del chat familiar y cuando estás en casa un fin de semana, no debes ocuparte de cuestiones del trabajo. Esto te ayudará a manejar tus responsabilidades con menos estrés y más satisfacción.

2. Dejar atrás el perfeccionismo

Es habitual que las mujeres sobresalientes desarrollen desde muy niñas tendencias perfeccionistas que las han ayudado a llegar al lugar en el que están ahora. Sin embargo, cuando las responsabilidades se vuelven más grandes, las expectativas también se vuelven inalcanzables.

La entrenadora ejecutiva Marilyn Puder-York, PhD, quien escribió The Office Survival Guide, asegura que “a medida que la vida se expande, es muy difícil, tanto neurológica como psicológicamente, mantener ese hábito de perfección”, por lo que, agrega, la opción más saludable es luchar no por la perfección, sino por la excelencia.

3. Empezar a priorizar

Aunque existen limitaciones de la cantidad de trabajo que se puede hacer en determinado tiempo, es necesario priorizar las tareas con el objetivo de permanecer fieles a quienes somos y no de lo que deberíamos de hacer.

Empieza por ordenar tus prioridades por urgencia es importante para saber qué es necesario hacer hoy y qué puede esperar mañana. Esto podría ayudarte a sentirte menos ocupada.

Lee también: Emprendedor: seis estrategias para que un negocio pueda innovar

4. Tomar pequeños descansos

Trabajar durante muchas horas seguidas no solo es desgastante, sino que también limita la productividad. Según el estudio “The Energy Project”, por cada 90 minutos de trabajo las personas pasan naturalmente de la concentración a la fatiga fisiológica.

Por ello, tomar microdescansos cada cierto tiempo puede ayudarte a mejorar tu concentración, reducir el estrés y disfrutar más tu trabajo. El profesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT) Robert Pozen recomienda tomar descansos de 15 minutos entre períodos de 75 a 90 minutos de trabajo.

5. Pedir ayuda cuando sea necesario

Es importante saber identificar hasta cuán abrumada puedes sentirte por las responsabilidades y cuándo ya no las puedes manejar. Si las ocupaciones del trabajo te generan tanto estrés que ya no puedes disfrutar de tu tiempo en familia, es una señal para acudir con un especialista.

Esta atención es tan importante como asistir al doctor cuando no se siente bien y es igual de necesaria para dar el 100% en el trabajo y en su familia. Algunas empresas ofrecen asistencia psicológica a sus empleados, otras cuentan con grupos de apoyo para compartir sus preocupaciones.

Total
0
Shares
Post previo
trasplante órganos idea negocio

La crianza de cerdos para trasplante de órganos, una nueva industria de negocios

Post siguiente
Número de fintech subiría a 200 en 2022 y un tercio serán extranjeras

Número de fintech subiría a 200 en 2022 y un tercio serán extranjeras

Related Posts