Walt Disney: método creativo para generar ideas de negocio

Redacción PQS
Conoce el modelo creativo de Walt Disney y pon a volar tu imaginación para crear nuevas ideas de negocio.
Inspírate con el modelo creativo de Walt Disney.

Conoce el modelo creativo de Walt Disney y pon a volar tu imaginación para crear nuevas ideas de negocio.

“Si se puede soñar se puede lograr”, es una de las frases célebres del dibujante más famoso de todos los tiempos: Walt Disney.

>LEE: Las 7 claves del éxito de Disney

El creador del imperio mágico revolucionó el mundo y forma parte de la infancia de muchas generaciones. Pero si piensas que solo nos referimos al mundo infantil, estás equivocado.

El experto en creatividad Robert Dilts estudió el modelo de trabajo de Walt Disney. Este va más allá de la magia que rodea sus películas y puede ser una fuente de inspiración a la hora de idear algo nuevo.

Tras estudiar y analizar la gran empresa, el especialista plantea que Disney dividió el proceso creativo en tres etapas que pueden ser también la clave de tu éxito:

1. Etapa de los sueños

Esta fase se refiere al pensamiento soñador. Ese momento en el que dejas volar tu imaginación y te planteas ideas sin límites y objetivos positivos.

Para Luki Huber y Gerrit Jan Veldman, autores del libro ‘Manual Thinking’, en este punto un soñador debe preguntarse:

Un soñador debe preguntarse:

  • ¿Qué quiero?
  • ¿Qué solución se me ocurre para conseguir lo que quiero?
  • ¿Cómo me imagino que es esa solución?
  • ¿Cuáles son los beneficios de aplicar esa solución?

2.  Etapa realista

Después de soñar, llega el punto en el que debes analizar la viabilidad de tu proyecto. Dejaste de ser un soñador para pasar a ser un soñador realista que debe preguntarse:

  • ¿Cómo puedo aplicar estas ideas en el mundo real?
  • ¿Qué plan de acción debo seguir para aplicar esta idea?
  • ¿Qué tiempos me tengo que marcar: cuánto tiempo me va a llevar?
  • ¿Cómo debo evaluar el éxito o fracaso de estas ideas?

3. Etapa crítica

Ahora es tiempo de evaluar el plan y ver los posibles problemas. Ser crítico no es algo fácil, recuerda que debes encontrar un equilibrio entre lo positivo y lo negativo.

En esta tercera fase se trata de revisar “cuáles son los puntos débiles de todas las ideas anteriores”, explican los autores. Para ello hay que preguntarse:

  • ¿Qué fallos pueden tener las ideas que se me han ocurrido?
  • ¿Por qué no las puedo aplicar? ¿qué me frena?
  • ¿Qué debilidades tiene mi plan?

 

>LEE: Los primeros trabajos de los 8 hombres más exitosos

Vía: emprendedores.es

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
Sunat: cinco requisitos para fraccionar tu deuda

Sunat: cinco requisitos para fraccionar tu deuda

Post siguiente
Foto: AP

Facebook at work: competencia de LinkedIn llega en octubre

Related Posts
Total
0
Share