Willy Wonka: tres lecciones para emprendedores

Si eres emprendedor o estás a punto de iniciar un negocio, recuerda siempre estas lecciones de la mágica película “Willy Wonka y la fábrica de chocolates”.
¿Qué lección de negocios puedes aprender de una película para niños?

Si eres emprendedor o estás a punto de iniciar un negocio, recuerda siempre estas lecciones de la mágica película “Willy Wonka y la fábrica de chocolates”.

Tal vez el nombre Gene Wilder no te suene conocido, pero si mencionamos una de las películas más memorables de este actor, seguro lindos recuerdos llegaran a tu memoria: Willy Wonka y la fábrica de chocolates (1971).

>LEE: Suicide Squad: cinco lecciones para emprendedores

¿Qué lección de negocios puedes aprender de una película para niños? El actor estadounidense falleció el lunes 29 de agosto a los 83 años y queremos compartir algunas valiosas lecciones que quedarán para el recuerdo:

1. Marketing  

“Encuentra 1 de los 5 boletos de oro en un producto de Willy Wonka y sé uno de los afortunados que visitárá la fábrica mágica de chocolate”. 

Esta promoción es excelente. Crea interés en los productos de Willy Wonka, promueve la imagen de marca de la fábrica y, por ende, aumenta perceptiblemente las ventas.

Una buena campaña puede generarte ventas que no alcanzarías en un solo año. ¡Pon a prueba tu creatividad y crea una promoción tan grande como la de Wonka!

2. Pensamiento positivo

Muchas personas desalentaron a Charlie de conseguir uno de los boletos de oro afortunados. Sin embargo, él guarda una perspectiva positiva y pone todas sus esperanzas para encontrar uno de los cupones.

El emprendimiento es un camino de altibajos, pero depende de ti mantenerte positivo y luchar hasta el final por tu meta.

3. Tu familia es tu soporte

Charlie tiene una red excelente de ayuda. Aunque es muy pobre en términos financieros, el niño tiene una familia muy rica.

Él vive en un ambiente cariñoso y aprecia a cada miembro de su casa, en especial a sus cuatro abuelitos. Incluso ofrece vender su boleto ganador para que su familia obtenga algo de dinero, en vez de tomar el viaje especial de la fábrica de chocolate.

Charlie demuestra que por encima de todo está su familia. Cuando al final del recorrido, se convierte en el ganador de la herencia de Willy Wonka, el pequeño Charlie renuncia a ella y decide quedarse con su familia, así no tenga un solo centavo.

Como emprendedor, la relación con tu familia será clave para el éxito. Ningún mentor será capaz de brindarte el soporte emocional que necesitas para el mundo de los negocios. 

Mira el trailer de la película  Willy Wonka y la fábrica de chocolates (1971):

>LEE: Twitter: seis lecciones de marketing de Katy Perry

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
Foto: Shutterstock

Startup de servicios para odontólogos llega al Perú

Post siguiente
baby boomers, millennials, generación X, similitudes, trabajo

Cinco consejos para trabajar con millennials

Related Posts