¿La Empresa o el Estado?

Redacción PQS
El tema medioambiental está de moda, desde los años 70 esta corriente ha ido tomando mayor fuerza y notoriedad. Ya es momento que el Gobierno deje trabajar a las empresas para que se llegue al tan deseado desarrollo sostenible. 

El tema medioambiental está de moda. Desde los años 70 esta corriente ha ido tomando mayor fuerza y notoriedad. Desde grandes accidentes medioambientales como el Exxon Valdez hasta grandes protestas contra la contaminación como las 400 mil personas que tomaron las calles de Nueva York el año pasado.

Ante esta realidad, la pregunta que nos hacemos es ¿quién debe liderar la lucha por el medioambiente? ¿El Estado o la Empresa? Más aún ahora que esta por celebrarse la COP 21 en París y ante el anuncio del Presidente Obama la semana pasada.

Desde el management siempre han existido dos posturas teóricas al momento de definir la estrategia empresarial. Una postura es la que explica que la diferencia entre las rentabilidades de las empresas está explicada por factores externos y otra que explica que dicha diferencia se da por los recursos y capacidades de la empresas.

En esta misma línea podemos  indicar que se dan estos dos tipos de posturas en la interacción de la empresa con el medioambiente. La Teoría Institucional indica que la empresa obtiene una ventaja competitiva producto de factores externos a la empresa, entre ellas lo que determina el Gobierno (Porter y van der Linde, 1995Hoffman 1999) y la Visión Natural de Recursos y Capacidades (NRBV), que indica que la ventaja competitiva de la empresa se da producto de los Recursos y Capacidades que ésta obtiene al considerar su entorno natural en donde opera (Hart, 1995Shrivistava, 1995Aragón – Correa 1998).

La Teoría Institucional considera al Gobierno como uno de los encargados de llevar el cambio de las practicas medioambientales de las empresas. Es decir, las políticas que plantearán en la COP 21 y lo planteado por el presidente Obama. El NRBV plantea que son las empresas las encargadas de llevar adelante los cambios en relación a mejoras en su interacción con el medio ambiente, principalmente por su capacidad y fuente de innovación (Schmidheiny 1993). Como ejemplo, les pongo a continuación el caso de una empresa que esta innovando y mejorando a la vez su resultado medioambiental: 

 

En este sentido creo que los Gobiernos deben dejar que las empresas lleven adelante los cambios y mejoras medioambientales en relación a sus actividades económicas, dada la gran capacidad de innovación que éstas poseen.

El Gobierno no debe liderar estos cambios ya que no poseen la capacidad de conocimiento sobre el “core” tecnológico de las empresas. Por ejemplo en el caso anterior, uno puede ver como la empresa ha innovado, adelantándose a las leyes que el Gobierno puede dar.

Además el Gobierno no ha sido capaz de llevar a cabo desarrollo económico, social y medioambiental, son las empresas las que lo han podido lograr. Así que no nos dejemos engañar, ya es momento que el Gobierno deje trabajar a las empresas para que se llegue al tan deseado desarrollo sostenible. 

Me gustaría terminar este artículo citando una frase de Schmidheiny (1993) que mencioné en una conferencia la semana pasada en la Universidad de Piura, antes de retornar a Madrid para continuar con mis estudios de PHD: “la gran capacidad tecnológica y de innovación que poseen las empresas va ha permitir que éstas lideren el camino hacia el desarrollo sostenible, especialmente en el Perú, cuya mayor riqueza son los recursos naturales que deben ser explotados de manera sostenible, logrando beneficios económicos, sociales y medioambientales”.

Espero comparten esta misma idea!

Total
0
Shares
Post previo
Consejos solicitación beca

Consejos si vas a solicitar una beca

Post siguiente
turismo Perú

Ingreso de turistas crece en el Perú

Related Posts
Total
0
Share