Culqi: “En una startup equivocarte genera valor”

#EmprendedoresdelBicentenario: En el 2003, Amparo Nalvarte y Nicolás Di Pace decidieron crear una solución para agilizar el proceso de pagos en pequeños negocios. Ahora que se han consolidado en el mercado buscan brindarles a sus clientes otras funcionalidades útiles para sus empresas.  

En el 2003, Amparo Nalvarte y Nicolás Di Pace notaron que si las pequeñas empresas querían implementar algún método de pago con tarjeta, requerían de una gran inversión para contactarse con los dos grandes jugadores del mercado, y muchas veces esto escapaba de su presupuesto. En este contexto es que decidieron crear Culqi, una startup que facilita el proceso de adquisición de Niubiz e Izipay, permitiendo que las pymes ahorren dinero y tiempo.

En el 2005 entraron en el negocio online y cuatro años después ingresaron al negocio físico con los POS.

En el 2018, Culqi ganó el concurso ‘Visa’s Everywhere Initiative’, un programa global de engagement para startups que busca conectar con emprendimientos tecnológicos que impulsen nuevos modelos de negocio y aceleren la colaboración entre los actores del ecosistema global de pagos.

Tras su importante crecimiento en pandemia, la startup peruana está buscando incrementar su propuesta de valor para convertirse en un espacio en el que los clientes puedan cubrir sus necesidades de aceptación de pagos y al mismo tiempo tener herramientas que permitan hacer inventarios, manejar ventas, CRM, entre otros servicios.

Por el Bicentenario del Perú, PQS conversó con Malena Funegra, CEO de Culqi, sobre los retos de trabajar en una startup y el desarrollo del ecosistema tecnológico en el país.

¿Cuál es el principal reto de trabajar en una startup?

Yo vengo del mundo corporativo y allí estaba acostumbrada a procesos que ya estaban hechos, hay una persona encargada para cada función y sabes cómo se realiza una actividad, eso no existe en una startup. En una empresa digital tú vas guiando sobre la marcha

El gran reto es que, si tienes una gran ambición debes ser muy rápido, no solo compites con las empresas existentes, sino con aquellos otros posibles participantes del mercado que hoy ya nos están mirando. Mientras estás construyendo el motor también tienes que ir ajustando las piezas, esto pone presión sobre tus operaciones, la forma en la que atiendes a los clientes y en diferentes frentes a lo largo de la organización, el reto es cómo encuentras el balance entre el crecimiento y la consolidación. ¿Cuál es la receta secreta? No existe, va a depender de cómo van apareciendo las necesidades.

El mundo de las empresas tecnológicas está liderado por los hombres, se estima que solo el 17% de las startups son fundadas por mujeres, ¿cómo has ido manejándote en un sector que empieza a abrirle paso a este género?

Esa es una muy buena pregunta. Yo vengo del mundo financiero en banca de inversión, he trabajado en Nueva York y Londres. Yo me acuerdo que cuando estaba muy joven iba a reuniones de directores en donde había altos ejecutivos que tenían que tomar importantes decisiones, en muchas ocasiones yo era la única mujer, incluso en el mercado anglosajón. Esto cambió en los últimos cinco años.

Ahora esto es lo que me ha estado pasando en el mundo de la tecnología, sí me doy cuenta que no hay tantas mujeres.

Lo que es bien raro es que hay muchos emprendimientos iniciados por mujeres, pero cuando ves cargos grandes como gerentes de data y tecnología, hay pocas. Tú comienzas la carrera y vas a encontrar un número equilibrado, pero en los altos directivos no hay muchas mujeres, pero esto es un tema de tiempo.

¿Cómo crees que se irá desarrollando el ecosistema de las fintech en el Perú?

Lo que nos ha pasado con la pandemia ha cambiado mucho nuestros hábitos de consumo. La generación que hoy ya está un poco más grande son nativos digitales, entonces los cambios van a ser muy rápidos.

Yo veo un crecimiento importante del emprendimiento, la nueva generación está muy preocupada por consumir de una manera diferente y responsable, esto está dando la oportunidad de crear negocios que apuestan por la sostenibilidad, responsabilidad en la forma que gestar un negocio.

En cuanto a la creación de emprendimientos pequeños, hay muchas oportunidades, y siendo conscientes de las oportunidades que existen en este mercado, vamos a ver muchas más fintech tratando de brindar servicios de pago, valor añadido. El mundo que gira alrededor de las pymes va a crecer de manera muy importante. Culqi es un ejemplo de esto, nuestro objetivo es atender a estas empresas que empiezan a nacer.

Como la CEO de Culqi, ¿qué esperas para el Bicentenario?

Para nosotros los primeros meses de este año fueron de consolidación, a partir del segundo trimestre -y seguimos en ese proceso- nos hemos planteado una ambición mucho mayor de la que teníamos el año pasado, esto requiere la construcción de muchas capacidades.

Ha coincidido con el Bicentenario, pero para nosotros el 2021 probablemente va a marcar el nacimiento de una nueva forma de hacer las cosas en Culqi.

Cuéntame un poco más sobre estos planes

Vamos a ampliar de manera muy importante nuestra oferta de dispositivos, vamos a salir con dispositivos más baratos y otros que ya juntan funcionalidades del mundo de pagos con productos de valor agregado como manejo de inventarios.

Además, vamos a dirigir nuestros esfuerzos hacia el desarrollo de aplicaciones. El mundo físico la tecnología permite que el teléfono funcione como un POS, ese es otro de nuestros planes importantes. Desarrollar esto requiere que nosotros participemos muy activamente de la educación de nuestros potenciales clientes.

Asimismo, un tema que es muy doloroso para nuestros clientes es el de fraude, buena parte de nuestras iniciativas están en solucionar esto, tenemos que hacer que la industria en general ya no se vea afectada por el fraude. Mucho de nuestro esfuerzo va a estar puesto en esto, en disminuir los niveles de fraude y ayudar a nuestros clientes a detectarlo a tiempo.

Aunque tú no eres la fundadora de Culqi, compartes la experiencia del emprendimiento. ¿Qué consejo les darías a las personas que están pensando en empezar un negocio?

Hay un tema muy importante y es capacitarse. Yo decía “creo que todavía no estamos haciendo suficiente esfuerzo para que estemos mejor formados en temas tecnológicos, que hayan más carreras tecnológicas en las universidades, impulsemos a que nuestros jóvenes estudien carreras tecnológicas”, pero no creo que este sea un esfuerzo solo del sector público y privado, uno mismo puede aprender, hoy en día hay muchos cursos en internet, esto ya no es una barrera.

También hay que buscar personas que ya han pasado por lo mismo, mentores. Ya hay otras personas que lo han intentado, se han caído, han tenido que retroceder, cambiar sus planes, recoger toda esta experiencia es fundamental. A mí me ha pasado que estoy dudando de algunas cosas y que eso alguien más ya lo hizo, entonces estoy recorriendo un camino que ya lo pasó otro, me hubiera podido ahorrar el sufrimiento si recojo la experiencia previa.

Lo tercero es no tener miedo a fallar. Yo me di cuenta que estaba lista para dirigir esta empresa cuando le perdí miedo a equivocarme, porque viniendo del mundo corporativo donde todo estaba mejor controlado, a uno le da miedo equivocarse. En una startup, equivocarse genera valor porque de esa experiencia vas a recoger un montón de información para lo siguiente que vas a hacer.


Total
0
Shares
Post previo
Préstamos hipotecarios crecieron 7.5% en junio de este año

Préstamos hipotecarios crecieron 7.5% en junio de este año

Post siguiente
¿Vas a viajar? verifica la cobertura móvil del destino con Señal OSIPTEL

¿Saldrás de viaje? verifica la cobertura móvil del destino con Señal OSIPTEL

Related Posts