Wempo Academy: “Lo único lo que nos permitió avanzar fue el estar convencidos de nuestro propósito”

Tras la pandemia, Carla Muñiz tuvo que darle una vuelta a su negocio, así fue como nació Wempo Academy, una plataforma educativa que a través de cursos, actividades, eventos y programas educativos de alto impacto busca crear una educación moderna donde el docente no es la autoridad, sino que se aprenda en un aula invertida en la cual los alumnos son las estrellas.

Carla Muñiz trabajó durante más de siete años en Junior Achievement Perú, una ONG que enseña a los jóvenes a iniciar negocios. Aunque se encontraba muy a gusto en esta organización, debía mudarse a Estados Unidos con su hijo y esposo. En medio de la búsqueda de una forma de seguir impactando positivamente en el Perú, pero en un punto geográfico distinto, es que en febrero del 2020 decidió iniciar Wempo, una consultora educativa con un propósito social.

Un mes después llegó la pandemia y tuvieron que virtualizar todo el modelo de negocios, así fue como se acercaron más a un actor educativo: el docente, quien estaba completamente desamparado ante esta nueva forma de enseñanza. Empezaron a realizar conferencias virtuales que luego se convirtieron en cursos cortos.

La demanda fue tanta que meses después se vieron obligados a iniciar Wempo Academy, una plataforma educativa disruptiva centrada en el docente. A través de cursos, actividades, eventos y programas educativos de alto impacto busca crear una educación moderna donde el docente no es la autoridad, sino que se aprende en un aula invertida en la que los alumnos son las estrellas.

Este giro en el negocio les permitió crecer en 300% y participar en Startup Chile. Ahora la edtech busca levantar su primera serie de financiamiento para impulsar su presencia en los países de habla hispana.

Para “Edtech: Democratizando la educación en Perú”, conversamos con Carla Muñiz, cofundadora y CEO de Wempo Academy.

¿Qué ha significado para ti iniciar una edtech?

Yo soy economista y administradora de profesión, pero en los últimos 10 años he estado trabajando en educación así que me apasiona el tema. Nunca pensé que iba a terminar siendo fundadora de una edtech, yo empecé haciendo una consultora.

Cuando tuvimos que cambiar a un modelo educativo tecnológico no era mi zona de experiencia, entonces tuve que buscar ayuda de ingenieros de inteligencia artificial, especialistas en UX, llamé también a mis cofundadores Yesika Hernandez y Jonathan Swift.

Para mí significó vencer mis miedos y animarme a empezar algo desde cero. Busqué mucha ayuda y siempre creí en mi propósito.

Carla, ¿en qué etapa del proceso de crecimiento de Wempo Academy consideras que se presentan mayores dificultades y cuáles son?

Creo que al inicio había muchísima incertidumbre respecto a dónde nos llevarían los nuevos proyectos que estamos haciendo. Fuimos uno de los primeros en empezar a lanzar estos webinars y herramientas digitales, nunca se había hecho capacitaciones virtuales en el Perú. Había mucha información teórica, pero que para nuestro país, que es tan diverso, no se adecuaba, entonces teníamos que hacer contenido muy distinto porque nuestros profesores estaban enseñando por teléfono, mensajes de texto o a través de Whatsapp en el mejor de los casos. Debíamos hacer contenido que nunca se había hecho en zonas rurales, esto fue un gran reto, pero buscamos especialistas y de la mano de las UGEL creamos este programa desde cero.

Una vez que ya lo teníamos listo, el segundo desafío fue la resistencia al cambio de los docentes. Nosotros contamos con una metodología de vanguardia que implica gamificación, aprendizaje basado en proyectos, clases invertidas y colaborativas, etcétera, todo lo que nosotros hacemos tiene que tener esos pilares y al hacer esto virtualmente teníamos que ingeniárnosla junto a pedagogos y psicólogos para brindar lo mejor.

Todas las clases empezaban con risas y con juegos y muchos docentes no estaban acostumbrados pese a que eran de zonas rurales donde la cultura es muy alegre, pero en la clase ellos se transforman en una persona seria y aburrida y eso no tiene sentido.

A través de cursos, actividades, eventos y programas educativos de alto impacto, Wempo Academy busca crear una educación moderna donde el docente no es la autoridad, sino que se aprende en un aula invertida en la que los alumnos son las estrellas.

¿Cuál ha sido el impacto de la pandemia en Wempo?

Increíblemente, la pandemia nos disparó porque estábamos en un modelo que no era tan escalable y por la necesidad de impactar en los docentes pudimos crecer alrededor de 300%. Por esta data es que Startup Chile nos invitó a participar en el programa.

Por otro lado, ganamos el programa de la generación 2021, nos dieron un subsidio y ahora estamos expandiendo Wempo por toda Latinoamérica. Además a partir de medio año vamos a entrar a Estados Unidos.

El mercado de la edtech está en un momento de auge exponencial, nunca se habían dado rondas de inversionistas tan fuertes. Creo que más de un billón de dólares se ha repartido a edtech en esta época de pandemia. Nosotros todavía no estamos en la fase de buscar inversionistas, pero muy pronto vamos a empezar nuestro escalamiento.

Carla, ¿qué aspectos se deberían mejorar en el ecosistema edtech peruano?

Si bien tenemos un ecosistema emprendedor, creo que faltan más iniciativas que nos permitan conocernos más, que nos permita unirnos más, apalancarnos más en nuestras iniciativas, en nuestros errores. Somos pocas edtech en el Perú, pero no se fomentan espacios suficientes para que todos nos podamos conocer.

Aunque hay eventos, estos están más centrados en los docentes. Nosotros nos apoyamos en la Asociación de Emprendedores Digitales, ellos han hecho algunos eventos de startups educativas, pero falta más, falta un gremio de edtech.

¿Qué le hace falta tanto al Estado como a la empresa privada para tener un rol activo e impulsar la formación y el crecimiento de startups educativas?

Yo creo que el gobierno podría ser justamente un gran agente que impulse este ecosistema de las edtech. Yo sé que en Perú Emprende hicieron una rama donde todas las startups se juntaban, y eso lo teníamos en la presencialidad, pero sería muy bueno que ellos fueran los que fomenten esos espacios virtuales y que, además, nos conecten con empresas grandes.

Yo sé que se están haciendo esfuerzos y que hay prioridades por el COVID, pero es necesario promover el Corporate Venturing.

Carla, ¿cuáles son los planes de Wempo para el futuro?

En estos dos años nuestros ingresos han crecido en más de 300% y la idea es empezar ya a levantar nuestra primera serie de inversionista.

En países de habla hispana tenemos 7 millones de docentes que podrían usar nuestra plataforma, pero nuestro sueño es llegar a los 85 millones de profesores que existen en el mundo. En Perú buscamos alcanzar a un millón, actualmente hemos llegado a 100 mil profesores.

Para finalizar, ¿qué consejos le darías a un emprendedor que quiere iniciar una edtech en Perú?

Primero, que se enfoque en un usuario que realmente le apasione y al cual le quiere resolver un problema, que no piense mucho en cuánto va a ganar o si el negocio es rentable, si no que se enamore de un problema latente y que se necesite resolver en el Perú.

El segundo paso es empatizar mucho con este usuario, conocerlo bien hará que tengan mil ideas nuevas.

Lo otro es la resiliencia. Nosotros como emprendedores hemos tenido muchos desafíos, al inicio no teníamos cómo pagar sueldos, así que trabajábamos con un modelo de voluntariado. Luego, cuando iban llegando las consultorías, empezamos a invertir en personal sumamente calificado.

Lo tercero es asegurarse de que lo que están haciendo es su propósito de vida. Cuando en Wempo solo teníamos voluntarios lo único que nos permitió llegar a hacer las cosas que queríamos era que cada miembro del equipo estaba convencido de su pasión al margen del sueldo, su propósito personal estaba alineado al propósito de la empresa.

Total
1
Shares
Post previo

Musa: “El Estado debe generar pequeños laboratorios que impulsen la tecnología de los emprendimiento a un precio accesible”

Post siguiente

Ipluton: “En una edtech los resultados tardan en llegar, y si no es lo que quieres hacer, te puedes desanimar muy rápido”

Related Posts