B89: “El emprendedor debe hacer de la regulación su aliada”

amparo nalvarte entrevista b89

En el 2020, Amparo Nalvarte decidió continuar en el mundo del emprendimiento e iniciar su segundo negocio. B89 busca convertirse en el nuevo banco de los latinoamericanos en el mundo, su objetivo es crear bienestar financiero sin fronteras.

En el 2013, Amparo Nalvarte y Nicolás Di Pace decidieron emprender y lanzaron Culqi, una startup que facilita el proceso de adquisición de Niubiz e Izipay, permitiendo que las pymes ahorren dinero y tiempo.

El emprendimiento nació luego de que notaran que si las pequeñas empresas querían implementar algún método de pago con tarjeta, requerían de una gran inversión para contactarse con los dos grandes jugadores del mercado y, muchas veces, esto escapaba de su presupuesto.

Siete años después decidieron vender la startup. Sin embargo, Amparo estaba decidida a continuar en el mundo del emprendimiento, por ello se reunió con nuevos socios fundadores para desarrollar B89, el neo banco de los latinoamericanos que tiene el propósito de crear bienestar financiero sin fronteras.

Para el especial “Fintech acelerando el Perú”, PQS conversó con Amparo Navarrete, Head Of Business development y cofundadora de B89.

Amparo, ¿qué te motivó a iniciar B89?

El problema que vivimos es que hay muy poco acceso al crédito. En mi caso, por ejemplo, tuve que pasearme dos años por los bancos para que me dieran mi primera tarjeta de crédito. Tenía ingresos, pero no tenía cómo sustentarlos porque era emprendedora, entonces fue muy complicado.

También identificamos que la banca tradicional es muy poco amigable con los migrantes. Entonces ahí encontramos una oportunidad de hacer un negocio global, donde somos ciudadanos del mundo como filosofía y luego tuvimos que pensar en cómo hacer para ayudar a eliminar esas barreras y mover dinero de un lado a otro.

¿Qué ha significado para ti emprender?

Para mí fue todo un aprendizaje. Lo que me gusta mucho del emprendimiento es que podemos trabajar con personas y generar valor, tenemos en nuestras manos la posibilidad de crear valor para las personas y cuando se da el Product Market Fit, cuando tú ves que la gente paga por eso, es un sentimiento muy bonito.

A mí también me gustan mucho los retos, entonces en el mundo del emprendimiento saber que todo lo que estamos creando depende de nosotros y del equipo es increíble.

¿Consideras que ha sido difícil iniciar una empresa tecnológica en el Perú?

Con Culqi nosotros contratamos personas de tecnología para que desarrollen la plataforma, tuvimos partners de la India para cubrir necesidades internas en temas de seguridad y de compliance, que era algo que nos pedían los clientes. Sin embargo, ahora con B89 el mercado ha evolucionado bastante, hay muy buenos desarrolladores peruanos, hay muy buen nivel de personas tecnológicas y es bacán porque podemos contratar muy buen talento.

Ahora la competencia está súper fuerte porque vienen empresas extranjeras con bolsillos más profundos buscando contratar a desarrolladores peruanos, por ello es un reto mantener al equipo consolidado, unido con el propósito.

¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado con B89?

Creo que el principal reto ha sido que las personas entiendan y sean tan ambiciosas como nosotros. Es decir, normalmente una startup empieza con cuatro o cinco personas y ya está, pero nosotros desde el primer día éramos un equipo de 10 personas y crecimos rápido, en un año pasamos a ser 80 personas.

Asimismo, estamos construyendo bastante software y creando una buena base sólida para un negocio transfronterizo. No todos entienden eso, no creían que íbamos a abrir en Estados Unidos, nos decían: ¿Por qué no crecen en México o se consolidan mejor en Perú antes de salir? Y no es algo que teníamos pensado porque nuestra visión es completamente distinta.

El pensamiento de Perú y Latinoamérica todavía es muy pequeño para lo que nosotros necesitamos en temas de financiamiento, tiene que crecer un poco más la caja de ceros de Latinoamérica en general. Por ejemplo, ahora estoy en el evento Money20/20, he estado todo el mes en Nueva York, San Francisco y ahora estoy en Las Vegas. Es una conferencia gigantesca, hablas de 10 millones de dólares para una ronda pequeña y es normal porque manejan esos tickets, y ya abriendo operaciones en Estados Unidos podemos acceder a este tipo de financiamiento.

¿Qué consideras que debería mejorarse en el ecosistema fintech peruano?

Creo que hacen falta fintech as a service. Hay empresas o startups que se dedican a darle servicios a las fintech, están muy relacionadas a temas de regulación. Por ejemplo, quien tiene una licencia, la comparte con las fintech, en esto se basa su modelo de negocio y casi no existe en el Perú.

Si queremos que existan más fintech generando valor, necesita haber detrás un sistema de fintech o proveedores que sean habilitadores. Los bancos son muy reacios a compartir su licencia, no están viendo esa línea de negocio todavía y creo que es una gran oportunidad.

Amparo, ¿la poca regulación en temas tecnológicos ha limitado el crecimiento de las fintech en el Perú?

No, la verdad no creo. Quizá ha dificultado un poco los vacíos legales en regulaciones para algunas verticales de las fintech, pero ahí donde está el vacío está la oportunidad, entonces depende de cómo lo veas. Si no está escrito, no existe. Depende de cómo el emprendedor le da la vuelta a las cosas para entender los espacios que existen dentro de la regulación, adaptarse.

¿Cuáles son los planes de crecimiento de B89?

Estamos buscando abrir en Miami porque es un ecosistema bastante amigable para todas las startups latinoamericanas de cualquier tipo, se ha creado un ecosistema bastante grande. Sin embargo, nuestro producto es digital, no necesitamos un lugar físico en específico porque el sistema de delivery de aquí es barato y eficiente, nuestras tarjetas pueden llegar a todos los estados.

En Perú, por ejemplo, ya tenemos avanzado el producto de crédito y Crea Crédito. En Estados Unidos vamos a entrar primero con cuentas de pagos y remesas.

Para terminar, ¿qué le aconsejarías a un emprendedor que busca abrir una fintech en el Perú?

Primero le diría que tiene que hacer a la regulación su aliada, es decir, entenderla, solo si la entienden va a poder trabajar con eso. Cuando entiendan realmente la regulación, van a poder identificar la oportunidad.

Hacer una fintech es un tema de confianza porque en muchos casos la gente está colocando su dinero, por eso es importante que identifiquen lo que están haciendo para trabajar en la confianza de los clientes, eso es vital.

Lo tercero que le diría es que no que adquiera a cualquier cliente, es necesario afinar el proceso onboarding porque tú no puedes dejar entrar a cualquiera a tu casa, hay que cuidar la reputación.

Total
1
Shares
Post previo
calor ferreyros pretamype

Prestamype: “La mejor forma de diferenciarse es encontrar un problema que nadie esté resolviendo”

Post siguiente
agros robinson lopez entrevista

Agros: “El sector desconectado de internet y de los bancos representa una oportunidad gigante para todas las fintech”

Related Posts