El maravilloso vestidito negro o little black dress

Redacción PQS
El vestidito negro o little black dress (LBD)  es una prenda que simplemente no puede faltar en el closet de una mujer. ¿Por qué? Porque es un clásico, una pieza elegante y versátil, que podemos usar en cualquier ocasión y con la que siempre se nos verá bien.

El vestidito negro o little black dress (LBD)  es una prenda que simplemente no puede faltar en el closet de una mujer. ¿Por qué? Porque es un clásico, una pieza elegante y versátil, que podemos usar en cualquier ocasión y con la que siempre se nos verá bien.

“One is never overdressed or underdressed with a little black dress”  – Karl Lagerfeld.

(“Uno nunca está demasiado elegante ni demasiado informal con un pequeño vestido negro”).

Esta maravilla de prenda se la debemos a la diseñadora Coco Chanel quien, a mediados de los años 20, cuando el color negro era utilizado en la ropa únicamente en época de luto, decidió romper con lo establecido para su época e introdujo en su colección el primer vestidito negro. Este, inmediatamente, fue acogido con agradecimiento por  las mujeres al tratarse de una prenda versátil, simple y, al mismo tiempo, elegante.

Causó tal furor el LBD que en la edición de 1927 de la revista Vogue fue nombrado como el “Chanel´s Ford”, haciendo referencia al automóvil modelo T  lanzado por la marca Ford, al ser simple y accesible para las mujeres de todas las clases sociales.

En la década de los 60 la actriz Audrey Hepburn utilizó, en la película “Desayuno con diamantes” (Breakfast at Tiffany’s, estrenada en 1961), el que probablemente ha sido el más famoso little black dress de todos los tiempos. La prenda fue diseñada por Givenchy, logrando  que se expandiera aún más la fiebre de su uso.

Es así como el LBD de Chanel se convirtió en un símbolo de elegancia y sofisticación con sencillez, que perdura hasta nuestros días.

Ante la pregunta “¡¿Qué me pongo?!” que en alguna o varias ocasiones todas nos hacemos, el LBD siempre será una respuesta acertada.

Sea cual sea el evento que tengamos, la hora del día en que este sea y la estación del año en la que nos encontremos, el vestidito negro será siempre una buena elección. Lo único que tendremos que pensar es con qué accesorios lo combinamos, y la buena noticia es que el color negro es perfecto para combinar cualquier tono de zapato, cartera, pañuelo, collar y demás.

Podemos usarlo en cualquier ocasión, solo depende de los accesorios con que complementemos nuestro look.  Por ejemplo, para el día lo podemos combinar con unos tacos bajos o unas balerinas, un collar sencillo o quizá un pañuelo con una cartera grande y estaremos listas para ir muy bien puestas a trabajar, a una invitación a almorzar o a una reunión con amigas. Y si en la noche tenemos un evento más formal, basta que nos pongamos un par de tacos, cambiemos el pañuelo por un collar más elegante o unos aretes bonitos y estaremos regias y elegantísimas.  

El LBD es tan versátil y tan fácil de transformar que, si consigues el ideal para ti, te olvidarás de ir a comprar vestidos nuevos en mucho tiempo.

Queda bien en cualquier tipo de piel y los hay en todos los tamaños y formas, así que no será difícil encontrar el vestido negro perfecto para nuestro tipo de cuerpo.

La regla básica para elegirlo es que mientras más sencillo y clásico mejor, pues será más fácil combinarlo con cualquier tipo de accesorios y lo mejor es que, si lo cuidamos, lo podremos usar durante muchos años ya que nunca pasará de moda y siempre será chic.

Así que si todavía no tienes uno, ya sabes qué es lo primero que debes  buscar la próxima vez que salgas de compras.  ¡Espero tus comentarios!

Total
0
Shares
Post previo
Consejos, empresas, accidentes laborales, prevencion, trabajadores, trabajo

Cinco tips para prevenir accidentes en el trabajo

Post siguiente

¿Cómo agregar estampados a tu armario?

Related Posts
Total
0
Share