Tres tips para vestirte más rápido en las mañanas

Redacción PQS
Si eres de las/los que sufren todas las mañana pensando “y ahora.. ¡¿que me pongo?!” te dejo tres consejos que, si pones en práctica, acabarán con la primera causa de estrés de tu día.

Si eres de las/los que sufren todas las mañana pensando “y ahora.. ¡¿que me pongo?!” te dejo tres consejos que, si pones en práctica, acabarán con la primera causa de estrés de tu día.

> LEE: Las estrellas para este verano

 

1. Limpia y ordena tu closet:

Menos es más. Parece increíble, pero mientras menos cosas tenemos en el closet es mucho más fácil y rápido vestirnos.

Saca la ropa que ya no usas. Es muy probable que si no te has puesto algo en todo un año no lo vayas a usar nunca. 

Si tienes ropa en buen estado pero que no te pones porque sientes que no te queda bien, porque no encuentras la ocasión perfecta para usarla, o porque estas esperando bajar algún día esos kilitos de más para que te quede, regálala!

Seguro que a alguien sí le va a ser muy útil y estará muy feliz de recibirla.

La ropa que ya no te pones porque está viejita puedes donarla o intentar reciclarla, de repente agregándole o quitándole algunos detalles como mangas, accesorios, etc. puedes lograr conseguir una prenda distinta y que parezca nueva, haz la prueba!

Pero ojo, si está tan desgastada que ya no se puede usar quizá sea mejor botarla.

Saca de tu closet las prendas que no te pones porque necesitan arreglos. Cose el botón que se le salió a esa blusa, hazle la basta a ese pantalón, o llévala al sastre para que haga los arreglos que no puedes hacer tú. Pero no la guardes nuevamente hasta que lo hayas hecho.

Es invertir un poquito de tiempo, pero vas a ver que va a valer 100% la pena porque a la larga el tiempo que te vas a ahorrar va a ser muchísimo más, todas las mañanas.

 

2. Cuida tus cosas

Nunca guardes en tu closet prendas sucias o arrugadas, asegúrate de que estén en perfectas condiciones antes de hacerlo.

Cuida también de qué manera las guardas para que no acaben destruidas, aplastadas o deformes. Cuelga la ropa en ganchos adecuados, dobla las piezas finas o tejidas, limpia y ventila los zapatos antes de guardarlos, etc.

 

3. Anda a lo seguro

Si es que estás muy apurada no te pongas muy creativa con los estampados y combinaciones, y no intentes estrenar esa prenda súper fashion que te acabas de comprar y que todavía no tienes idea de con qué ponértela.

En esos casos es mejor optar por prendas clásicas que no tienen pierde, como una blusa blanca que te quede bien, con un jean o un pantalón de color entero, un vestidito negro, etc.

Estas prendas son una maravilla, te simplifican la vida porque combinan con  todo y siempre se ven bien. Lo único que tendrás que hacer será complementar tu look con accesorios para hacerlo más divertido y darle tu toque personal.

Además, te recomiendo que si puedes dejes tu ropa lista desde la noche anterior, o que vayas pensando qué es lo que te pondrás. También usar organizadores de cartera o estuches es una buena idea ya que hará que sea más fácil pasar tus cosas de una cartera a otra y no olvidarte de nada.

¡Espero que este post te sea útil!

> LEE: Damas de rojo

> LEE:

Total
0
Shares
Post previo
grati, gratificación, dinero, rentabilizar

Cuatro alternativas para rentabilizar tu grati

Post siguiente
paneles publicitarios, publicidad, empresas, consumidores, lego

Paneles impactantes que dieron la vuelta al mundo

Related Posts
Total
0
Share