Amenazas contra la seguridad alimentaria en el Perú – Por: José León Rivera

Amenazas contra la seguridad alimentaria en el Perú – Por: José León Rivera
Foto referencial: Andina

“Tenemos que alertar que estamos en un grave riesgo de tener una crisis por falta de producción suficiente de alimentos”, afirma José León Rivera, ingeniero agrónomo y exministro de Agricultura en este artículo de opinión. ¿Qué podemos hacer?

A pesar de tener en el Perú privilegiadas condiciones naturales: ser megadiverso de climas y microclimas, agua suficiente y suelos de especial textura para agricultura, así como haber logrado cierto nivel de soberanía alimentaria en algunos productos básicos como arroz, azúcar y otros en camino, tenemos que alertar que estamos en un grave riesgo de tener una crisis por falta de producción suficiente de alimentos.

Es cierto que factores de fuerza mayor como inestabilidad política de cinco gobiernos en un quinquenio, pandemia, año electoral e improvisación en los equipos de gobierno, entre otros, han afectado  también al Perú,  pero no se justifica que poco o casi nada han hecho los últimos gobiernos que les tocó dar respuestas a estos riesgos, sobre todo en los sectores productivos de agricultura, pesca y otros, donde claramente la improvisación y desidia es manifiesta.

Lo cierto es que los logros relativos en el campo es un esfuerzo tremendo de los propios productores,  abandonados por los breves presidentes de los últimos 6 años, sin políticas sostenidas y técnicas para el agro de cara a la seguridad alimentaria; a esto se suma que los principales alimentos de las mesas peruanas: arroz, maíz amarillo, papa, caña de azúcar y otros tienen una fuerte dependencia de fertilizantes químicos nitrogenados, urea agrícola que importamos principalmente de Rusia, país en guerra. Estos fertilizantes son indispensables y no se pueden reemplazar por abonos orgánicos o guano que por error anunció de regalo el gobierno, no tener urea en cantidad y oportunidad suficiente producirá un caos nacional con la alimentación y la economía, sobre todo afectara a los más necesitados. Advierto que en la segunda campaña agrícola 21-22 se perdió de sembrar áreas de arroz, por eso es muy urgente que acciones del gobierno se orienten a cubrir un déficit de urea superior a 180 mil TM, no hacerlo es una seria amenaza a la campaña 22-23 que se inicia en agosto, así también una amenaza a la seguridad alimentaria.

Frente a esto corresponde sugerir acciones, primero descartar militantes partidarios y escoger técnicos para dirigir el sector del agro, con capacidades y experiencia que no ha se tenido en este gobierno, luego implementar políticas de estado realizables y sostenibles sin populismo. Para este objetivo se necesita el compromiso también del campo, que tiene organizaciones para articular  con el gobierno, estas son las juntas de usuarios de riego que conviven con sus asociados.

Es importante conocer también que existen beneficios para la importación de urea y otros fertilizantes químicos, mientras el Estado alista nuestra propia producción, existen normas que facilitan su ingreso exonerado al Perú, pero no se han aprovechado en beneficio de los productores agrarios. Actualmente hay 110 insumos del agro que desde hace 20 años están liberados de todo impuesto de importación para beneficio del campo, el MINAGRI tiene que buscar articular entre gobierno y organizaciones agrarias para activarlas y se conviertan en la principal logística que, con financiamiento especifico del gobierno,  importen fertilizantes, semillas de calidad, vientres de ganadería, hasta equipos y maquinaria para recapitalizar el campo.

Hoy urge corregir este efímero e insuficiente regalo de urea anunciado por el gobierno; nunca será una solución sostenible, por el contrario, es discutible y podría generar más conflictos en la distribución y otros como ya sucedió con las licitaciones onerosas y acusadas de corrupción. Es hora de activar las juntas de usuarios de riego con personería jurídica suficientes para encargarse de la importación y distribución de fertilizantes, obviamente con apoyo financiero de Agrobanco, estas organizaciones hoy gestionan el uso del agua de riego.

A esta tarea y tratándose de revertir la escasez de fertilizantes tiene que sumarse el gobierno con sus instituciones dentro y fuera del país, así las embajadas y sus departamentos comerciales pueden jugar un papel importante en identificar y asegurar la suficiente oferta que reemplace las importaciones rusas cortando la dependencia.

Respecto a la forma de compensar los altos costos de los fertilizantes y fletes en los países de origen justifica evaluar un subsidio temporal de gobierno, solo para las organizaciones agrarias

Lima, julio 2022

Autor: José León Rivera
Ingeniero Agrónomo
Exministro de Agricultura
Expresidente de Comisión Agraria del Congreso
Exconsejero presidencial

Total
1
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo
Ocupación hotelera caerá de 45% a 35% tras pedido de EE.UU de no viajar al Perú

Ocupación hotelera caerá de 45% a 35% tras pedido de EE.UU de no viajar al Perú

Post siguiente
Sunat lanza Emprender Exportando, iniciativa para promover y facilitar exportaciones de las mypes

Sunat lanza Emprender Exportando, iniciativa para promover y facilitar exportaciones de las mypes

Related Posts