Aún se puede salir de esta crisis – por José Ignacio Beteta

Aún se puede salir de esta crisis – por José Ignacio Beteta
Foto: Andina

“El pueblo necesita salir a trabajar, el turismo necesita reactivarse, los emprendedores formales o informales deben comer, llevar un pan a su casa”, sostiene Jose Ignacio Beteta, presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú, en esta columna de opinión.

Entre el 23 de diciembre y el 5 de enero pasaron 13 días. En esos 13 días los líderes radicales de las protestas, aun estando bien organizados, teniendo dinero, apoyo internacional y una agenda muy clara de demandas, decidieron darle al pueblo una “tregua” por las fiestas de fin de año.

Lo hicieron, a mi parecer, por dos razones: primero, sabían que estaban perdiendo la “batalla” y debían reorganizarse; segundo, la misma población empezó a salir a las calles a enfrentarlos.

En esas dos semanas, es evidente que varios de estos líderes, infiltrados bolivianos y subversivos peruanos, aprovecharon el tiempo para reagruparse, convocar a más grupos, conseguir dinero, adquirir armas, planear su estrategia y esperar que empiece el mes de enero. Su tregua fue una muy bien utilizada.

Mientras tanto, entre el 23 y el 5 de enero el gobierno de Dina Boluarte no actúo a la altura de las circunstancias. Realizó diversos cambios intempestivos en la Dirección de Inteligencia, no realizó ningún viaje al interior del país para buscar diálogo y apoyo en las regiones, sabiendo que el ambiente era mucho más estable, y cometió el peor error que pudo cometer: dejó que estos líderes y cabecillas se reorganizaran sin ningún obstáculo.

Este error fue imperdonable: si el Sistema de Inteligencia, la Policía y la Fiscalía hubieran recibido las indicaciones correctas de parte de la presidenta y los ministros competentes, en esas dos semanas, habríamos visto en las noticias detenciones, incautaciones, allanamientos, todos los días, sin parar. Esos eran los días perfectos para desbaratar todo lo que ahora simplemente le funciona a la perfección a esos líderes radicales. Hubiéramos evitado muertes y lo habríamos hecho utilizando las herramientas que la ley nos daba de forma incuestionable.

Aun así, y con este duro diagnóstico de por medio, no todo está perdido. Aún se pueden ejecutar las tres estrategias que no se implementaron en fiestas y así salvar vidas y restaurar el orden:

  1. Inteligencia, Policía Nacional y Fiscalía deben ir a la caza de operadores infiltrados, subversivos, cabecillas y cualquier otro líder que esté detrás de tanta violencia. Esto debe empezar ya mismo. Las cabezas de estas marchas totalmente ilegales y delictivas deben caer.
  2. Dina Boluarte y sus ministros DEBEN salir fuera de Lima a buscar el diálogo con líderes y autoridades legítimas. No hoy quizás, el ambiente es peligroso, pero apenas se recupere un mínimo de orden. Las regiones deben ser escuchadas, el pueblo necesita la presencia del Estado.
  3. Debe fortalecer a las fuerzas del orden con más presupuesto, tecnología y logística para que pueda responder de forma preventiva a bloqueos, manifestaciones o marchas. Es tiempo de activar un presupuesto de emergencia para ayudar a nuestra Policía Nacional, hoy totalmente abandonada y mal juzgada.

Esto es lo que la presidenta debería hacer ya mismo. Aquí hay 3 salidas a esta crisis. El pueblo necesita salir a trabajar, el turismo necesita reactivarse, los emprendedores formales o informales deben comer, llevar un pan a su casa. Presidente, no se olvide de que usted gobierna para los peruanos en paz, no para los violentos. Esperamos su mayor compromiso. Aún se puede salir de esta crisis.

Artículo de opinión por Jose Ignacio Beteta, presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú

Total
58
Shares
Post previo
El 26% de mypes en Perú apuestan por un servicio integral para agilizar su flujo de efectivo

El 26% de mypes en Perú apuestan por un servicio integral para agilizar su flujo de efectivo

Post siguiente
A más delincuencia, más aprobación – Por Fernando Cillóniz

A más delincuencia, más aprobación – Por Fernando Cillóniz

Related Posts

Chile ¿Despertó? – Por: Luis Estrada

La tan cuestionada Constitución “neoliberal", de la que la nuestra es solo un pálido reflejo, sentó las bases para que, ­imperando la ley y el orden social, se propicie y fomente una economía de libre mercado liderada explícitamente por la iniciativa privada", afirmó Luis Estrada, en una columna de opinión publicada en el diario Perú 21.
Leer más