Cadena de errores – Por Luis Fernando Nunes

Cadena de errores – Por Luis Fernando Nunes
Foto: Freepik.

“Entre todos estamos preparando el caldo de cultivo, para escenarios a mediano plazo aún peores y con anti liderazgos de alto calibre”, advierte el analista Luis Fernando Nunes.

“Cadena de favores” en español y con su título original en inglés “Pay It Forward”, fue una película estrenada en el año 2000, dirigida por Mimi Leder, hace casi 25 años.

La película cuenta la historia de un niño de 11 años llamado Trevor McKinney, quien vive con su madre soltera en Las Vegas. Trevor es inspirado por la idea de hacer el bien y cambiar el mundo, así que en su inocente mente, crea un plan llamado “Cadena de favores”, en el que cada persona debe hacer tres favores a alguien más, y en lugar de pagarle de vuelta, deben pagar haciendo favores a otras tres personas más y así se sigue en un círculo virtuoso, del cual ya hablaba Aristóteles en sus tiempos.

En las últimas dos semanas, nuestro Perú viene viviendo todo lo contrario: una cadena de errores, originados desde la Presidencia de la República, desde la falsa visión de que el poder lo permite todo, –un poder que se parece a una dimensión desconocida- y que no le debe explicaciones a nadie, o al menos no ahora, mientras se complican y enredan en narrativas poco creíbles. Y siempre la culpa es de la prensa o de alguien más.

Al tema de los relojes de gran marca, se le suman pulseras de oro y diamantes. ¿Qué dirán los apurimeños de estas frivolidades, en un departamento con muchos problemas de desnutrición, anemia, falta de medicinas en las postas médicas, colegios que aún no han podido empezar las clases, corrupción de autoridades, falta de trabajo e inseguridad ciudadana?

La primera empleada del país -lo es, porque le pagamos su sueldo con nuestros impuestos- parece no entender que está metida en una gran telaraña o que va rodando en una bola de nieve que se hace más grande cada día y cada hora.

No me gustó para nada una de sus pocas declaraciones: “mi hermano se reúne con quien se le pegue la gana”; que es como quien dice “y yo me compro lo que se me pegue la gana y no lo declaro y punto”. La semana pasada decíamos que las mentiras tienen las patas cortas; ahora ya son patas largas, la nariz de Pinocho se agranda y los allanamientos solo le han complicado aún más su vida. También dijimos que parece no contarse con los votos para vacarla ni empujarla a una renuncia, porque estamos frente a un Legislativo muy bien acomodado hasta el 2026 y ya pensando en ser senadores, con sus demás gollerías.

Entre todos –porque los electores y los partidos somos los primeros culpables- estamos preparando el caldo de cultivo, para escenarios a mediano plazo aún peores y con anti liderazgos de alto calibre

Se desperdician las oportunidades para colocar al frente de los destinos de nuestra Patria a mucho talento –que los tenemos en abundancia- pero que se espantan y prefieren cobijarse en lo privado o irse corriendo al exterior

Abrigamos aún la esperanza de que al igual que Trevor, un grupo de ciudadanos empecemos una gran cadena de valores democráticos que se lleve por delante esta cadena de errores que no deberían permitirse en un Perú de infinitas posibilidades.

Y que la verdad se imponga por encima de la cadena de mentiras, pésimo ejemplo para las futuras generaciones.

LEE: Dispararse a los pies – Por Luis Fernando Nunes

LEE: Las y los impresentables – Por Luis Fernando Nunes

Total
0
Shares
Post previo
Utilidades: cinco consejos para aprovechar al máximo este dinero extra

Utilidades: cinco consejos para aprovechar al máximo este dinero extra

Post siguiente
Resaltan que alianza entre SIMA Perú y Hyundai Heavy Industries fortalecerá la industria naval en el país

Resaltan que alianza entre SIMA Perú y Hyundai Heavy Industries fortalecerá la industria naval en el país

Related Posts