Chile ¿Despertó? – Por: Luis Estrada

Carlos Guzmán
La tan cuestionada Constitución “neoliberal”, de la que la nuestra es solo un pálido reflejo, sentó las bases para que, ­imperando la ley y el orden social, se propicie y fomente una economía de libre mercado liderada explícitamente por la iniciativa privada”, afirmó Luis Estrada, en una columna de opinión publicada en el diario Perú 21.

Revisando la evolución de la sociedad chilena los últimos 40 años, se puede afirmar enfáticamente que Chile despertó, varias décadas atrás.

La tan cuestionada Constitución “neoliberal”, de la que la nuestra es solo un pálido reflejo, sentó las bases para que, ­imperando la ley y el orden social, se propicie y fomente una economía de libre mercado liderada explícitamente por la iniciativa privada.

La Carta Magna ­reservó al Estado las funciones básicas de protección al individuo. Libertad, ­ dignidad, seguridad y derechos particulares serían el ­motor y motivo de un Estado subordinado al ciudadano y no al revés.

Dicha Constitución declara enfáticamente la igualdad de todos los ­chilenos ante la ley y garantiza la educación primaria y media de manera gratuita, así como el acceso a los ­ servicios generales de salud.

La sociedad, así ­organizada, dejaría a la iniciativa privada, personas, ­empresas e instituciones, la ­tutela económica, es decir, la generación de riqueza.

Como resultado, refiere Alex Kaiser, analista chileno, “desde principios de la década de 1980 hasta 2014, la pobreza se redujo del 45 % al 8 % y la extrema al 2.5 %, el ingreso per cápita se cuadruplicó hasta ­ alcanzar los 23,000 dólares, el más alto de Latam, y la esperanza de vida ­ aumentó de 69 a 79 años. El acceso a la educación superior se multiplicó por cinco en el período. Si bien entre 1990 y 2015 los ingresos del 10 % más rico crecieron un 30 %, los ingresos del 10 % más pobre aumentaron en 145 %…”.

Mientras tanto, los seguidores del modelo ­alternativo, “el igualitario”, aquel de Venezuela y Cuba, tienen al 90 % de la ­población sumida en la miseria y lindando con la ­ esclavitud. ¿Habrá marcha atrás? Veremos. 

 

Por: Luis Estrada, economista , MBA, empresario

Columna de opinión publicada originalmente en la edición impresa del diario Perú 21, del 1 de noviembre de 2020

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Post previo

Estrategias para lograr un ahorro constante

Post siguiente

Amplían plazo para entrega de créditos de ‘Reactiva Perú’

Related Posts

El espolón

"Nunca se ha visto tanta falta de vergüenza para favorecer el futuro político propio a costa del futuro del país”, afirma el periodista y antropólogo Jaime de Althaus, en un artículo de opinión publicado originalmente en la edición impresa del diario El Comercio del 28 de agosto de 2020.
Carlos Guzmán
Leer más
Total
0
Share